Archivos para el tag ‘Hung’

Glee

Hyde | 26 de noviembre de 2009 a las 10:44

De todas las series nuevas de este año, la comedia musical ‘Glee’ se lleva la palma. El ‘remake’ de ‘V’ va camino de estrellarse -la semana que viene revisaremos los primeros cuatro episodios, aunque ya les aviso de que los tres iniciales son decepcionantes-, la tramposa ‘Flashforward’ se deja ver, pero no emociona, y ‘Los diarios del vampiro’ es una copia sosa de ‘Crepúsculo’, si es que eso es posible. En cuanto a la HBO, no soporto el humor absurdo que lleva años de moda en EEUU, y uno de sus referentes es Jason Schwartzman, protagonista de ‘Bored to death’, serie que, efectivamente, aburre hasta la muerte. Y de ‘Hung’, el profesor chapero de grandes atributos, esperábamos mucho, pero se quedó en gatillazo. Sólo la sitcom ‘Modern family’, muy original pese a lo agotado del formato, ha aportado frescura a la parrilla, con el siempre genial Ed O’Neill, el padre de ‘Casado con hijos’, como abuelo de esta familia actual, homosexuales adoptantes incluidos. Pero ninguno de estos productos llega a la altura de ‘Glee’. Al principio puede parecer la típica serie de instituto, una especie de ‘High School Musical’ adaptado a la pequeña pantalla. Pero hay que darle crédito cuando descubrimos a su creador, Ryan Murphy, padre de ‘Nip&Tuck’, los ligones cirujanos plásticos. Capítulo a capítulo, esta comedia sobre el un coro de inadaptados de instituto, con una banda sonora muy pegadiza -Madonna acaba de darles permiso sobre su repertorio-, nos va resultando cada vez más diferente y adictiva. Imaginen una sátira colegial de ‘Operación Triunfo’, ‘Se llama copla’, ‘Factor X, Fama’ o ‘Adivina quién baila esta noche’ aderezada con el innegable talento yanqui para el espectáculo. ‘Glee’ engancha entre otras cosas porque te pilla desprevenido, porque simpatizas con los miembros del coro, desde el joven profesor frustrado hasta la engreída e impopular cantante que desde que nació quiere ser una estrella. Desde el tímido gay que sale del armario al guaperas inseguro. Tras el empacho de Bisbales, Chenoas y Rosas de España, juraste que nunca vibrarías con ningún jovenzuelo cantando y bailando. Pero lo has hecho.

Por fin llegó septiembre!!!

Hyde | 4 de septiembre de 2009 a las 12:30

Sí, han leído bien. Hay motivos para alegrarse de que llegue septiembre. Especialmente éste en el que las cadenas de televisión (las americanas, claro está) han sacado toda su artillería en la cruenta guerra por el trono que sigue ostentando, aunque cada vez con menos autoridad, la HBO. La cadena de nuestros amores mantiene en el aire ‘Entourage’, cada vez más divertida y adictiva -en el último episodio sale Aaron Sorkin-, y el próximo domingo emite el último capítulo de la segunda temporada de ‘True Blood’, por lo que pierde precisamente en el fulgor de la batalla su producto con más audiencia. Alan Ball ha conseguido sorprendernos cada fin de semana con una serie que tiene muchos altibajos, pero de la que es imposible desengancharse. ‘Hung’ no acaba de arrancar, por mucho que prometiera, y ya veremos si dura otra temporada. El 20 de septiembre se estrena ‘Bored to death’, que se vende como comedia neurótica-negra, del estilo absurdo que tanto gusta últimamente al público del cine estadounidense, pero que a mí particularmente me parece sencillamente estúpido y presuntuoso. La protagonizan Jason Schwartzman y Ted Danson, quien se ganó nuestro respeto en ‘Damages’. Es su única arma ante lo que se avecina.

Porque la gran rival de HBO, Showtime, desembarca el día 27 con la cuarta temporada de ‘Dexter’, convertido en padre. Hasta ahora nuestro asesino en serie no nos ha fallado, y su paternidad promete un giro de tuerca aún más divertido. Personalmente, lo encuentro fascinante. El mismo día también vuelve ‘Californication’. Como decíamos en un post anterior, la segunda temporada nos quitó el mal sabor de boca del narcisismo de Duchovny y nos encantó. Habrá que verla, por supuesto.

Pero la guerra de septiembre empieza antes. El día 9, FOX estrena ‘Glee’, su apuesta fuerte esta temporada de otoño, junto con la segunda temporada de ‘Fringe’, programada el 17 de septiembre y, claro está, la sexta temporada de House, el 21.

El día 10 vuelven dos debilidades de servidor. La adolescente pero cada vez más oscura ‘Supernatural’, con el propio Lucifer en persona combatiendo a los Winchesters. Y la cadena CW, como hacen todas, aprovecha su tirón para estrenar su particular ‘Twilight’ y ‘True Blood’. CW se suma a la moda sangrienta y su ‘The vampire diaries’ seguro que es un éxito. No hay quien se resista a los vampiros, los más populares en el instituto.

Ese mismo día, FX nos trae la segunda temporada de los moteros de ‘Sons of anarchy’, una buena recomendación que nos hizo St.James. ‘Los Soprano’ sobre Harleys, aunque admito que la comparación es exagerada y casi sacrílega.

En cuanto a las comedias ‘sitcom’, el 21 de septiembre la CBS nos devuelve ‘How I met your mother’. En facebook vamos a crear un grupo a favor de que el gran Barney Stinson consiga por fin el amor de Robin (pasamos ya de la mujer de Ted Mosby). Y también otra favorita de St. James, ‘The Big Bang Theory’, con los desternillantes Sheldon y Wolowitz.

Agarraos al sillón.

Así que cuando

Una sorpresa, una recomendación y una pronta decepción

Hyde | 24 de agosto de 2009 a las 16:11

Con cierto retraso, terminada ya ‘In treatment’ y mientras uno aguarda a que llegue cada domingo para zamparse lo último de ‘Entourage’, ‘True Blood’ y ‘Hung’, estamos salvando los últimos calores de este verano con la ayuda de Californication. Le tenía cierta manía a este serie por el exagerado narcisismo de David Duchovny (y, lo confieso, porque mi novia estaba enamorada de Mulder). Y he tardado en ver la segunda porque me resultaba increíble que se le pudiera seguir dando cuerda al argumento. Pero al quedarme sin otros materiales he descubierto que me equivocaba. Esta edición (y a finales de septiembre arranca la tercera) es mucho más divertida y desvergonzada que la primera. Hay capítulos, como el de la cena en casa de Hank, antológicos. Y todo en parte por la incorporación de ese personaje autodestructivo que interpreta el cylon Callum Keith Rennie.

Tampoco está nada mal (aunque no pasará a la historia) ‘Nurse Jackie’. El primero de los muchos que me la recomendaron fue el siempre fiel y siempre demente St. James, que se ha empeñado últimamente en que la empresa cierre este blog. Pero aún así, mantenemos la oferta para que escriba algo más que sus atinados comentarios. Sí, Edie Falco está soberbia, pero no podemos evitar que se nos encoja el corazón al recordar a Carmela Soprano y estamos un poco hastiados de series hospitalarias como para poner ésta en lo más alto de nuestras preferencias, por mucho que  sea tan irreverente y distinta.

Para terminar, una decepción de primer capítulo. ‘Lie to me’, protagonizada por el encasillado Tim Roth (el eterno malo malísimo de cualquier film), no aporta gran cosa. Al menos su primer capítulo. Y muy desesperado y aburrido tendré que estar para darle una oportunidad al segundo.

Hung

Hyde | 3 de julio de 2009 a las 13:19

Han pasado unos mesecitos, pero han merecido la pena. Tras un par de años difíciles, de depresión post Soprano y post Roma, la HBO había perdido cierto terreno en creatividad frente a competidoras como Showtime (Dexter) o AMC (Breaking Bad). Puede que True Blood remonte el vuelo tras un inicio de segunda temporada sangrante -el segundo y tercer episodio han mejorado-, y esperamos como agua de mayo la sexta temporada de Entourage. Pero mientras, la nueva ‘Hung’ nos ha sentado mejor que un tinto de verano en el chiringuito playero.

Hung es como Californication pero sin David Duchovny haciendo de David Duchovny. O sea, mejor, menos cargante y mucho menos egocéntrica. Ahí tenemos a un perdedor, en la típica middle age crisis, que además nos sirve muy bien para retratar la crisis económica y el derrumbe del sueño americano. El protagonista, encarnado de momento con tino por Thomas Jane, un actor encasillado en el cine de acción o terror (la entretenidilla ‘Deep Blue Sea’, la terrible ‘Punisher’ y la bastante decente ‘La niebla’). Su protagonista, un profesor divorciado que no gana lo suficiente para salir del pozo, se apunta a un curso de marketing baratero para convertirse en millonario. Tendrá que encontrar cuál es su mejor herramienta personal para conseguirlo. Y él tiene una muy larga. El primer episodio promete risas, y cierta amargura, el resto del año.