Archivos para el tag ‘The Killing’

Donde dije digo…

Hyde | 21 de junio de 2011 a las 20:40

… digo Diego. Si hace una semana prácticamente me convertía en eso que llaman  ‘fan en jefe’ con ‘The Killing’, cautivado por su atmósfera (algo falsa también, porque Seattle no es tan oscura, peligrosa, triste ni un guetto), la indiscutible calidad de sus interpretaciones y de la producción, no nos duelen prendas en reconocer que la crítica estadounidense nos ha abierto los ojos. El emperador está desnudo. La serie de la AMC ha sido literalmente masacrada, despellejada y fulminada por los especialistas en televisión por un season finale que ya ha sido incluido entre los peores y más frustrantes de la historia de la tele. Eso sí, hay quien se consuela recordando que semejante pasión destructiva sólo ocurre cuando las expectativas están muy altas.

No es que uno se haya caído del caballo de repente, porque desde luego a medida que pasaban los capítulos le íbamos perdonando cada vez más cosas a la trama, cada vez más pistas falsas, más situaciones inverosímiles, como si no quisiéramos verlas, seducidos por lo que parecía una obra grande, con momentos de una intensidad enorme. Pero repasando las demoledoras críticas y esta estupenda lista de pifias, casualidades y tomaduras de pelo al espectador de los colegas yankees, que de forma mayoritaria juran no ver la segunda temporada, hay que concluir que efectivamente nos han estafado un poco y que se ha descuidado lo primordial: el guión. Servidor piensa seguir viendo ‘The Killing’ el año que viene, darle una oportunidad de enmendarse, y aunque tampoco me encuentro entre los más furibundos, sí que me molesta repasar mentalmente lo ocurrido a lo largo de los trece episodios. Apenas se ha avanzado en la investigación del crimen de Rosie Larsen, y el mejor capítulo fue precisamente uno en el que no pasaba prácticamente nada. Puede que ‘The Killing’ sea sólo fuegos de artificio, muy bien ejecutados, pero al fin y al cabo una mentira. Sólo puedo reconocer que a mí me engañaron y disculparme ante los lectores que cayeron en esta trampa por mi culpa.

Etiquetas: ,

Es un crimen que pase desapercibida

Hyde | 16 de junio de 2011 a las 12:36

Hace unos días, Mary McNamara, especialista en televisión del siempre bien informado en esto del ‘entertainment business’ LA Times, descubría las razones por las que los ejecutivos de la cadena AMC estaban dispuestos a “darse cornadas” el tiempo que fuera necesario con Matt Weiner, el creador de ‘Mad Men’, para el contrato de la quinta temporada. Don Draper ya no es el único gallo en el corral de la joven pero excelente televisión por cable, la máxima competidora de la HBO. Y no hablamos de ‘Breaking Bad’ y el profesor Walter White, sino de ‘The Killing’ y Sarah Linden, esa pequeña joya que la semana que viene termina su primera temporada y que acaba de ser renovada para otro año. Adaptación de una serie danesa, a propósito de ‘The Killing’ y otras novedades de este año se ha abierto un debate entre los críticos televisivos americanos: ¿Son mejores las series de las televisiones de pago (cable) o las de las grandes cadenas (networks) en abierto? La pregunta incluye una propuesta: los Emmy deberían diferenciar ambas cuando se vota al mejor drama y comedia del año. No es justo comparar series que duran prácticamente medio año, con 23 o 24 episodios, con otras que sólo llegan a 13. Producciones de alto coste que si bajan de los diez millones de espectadores sufren para ser renovadas mientras que otras, a pesar de sólo llegar a los 3 millones de audiencia por capítulo, tienen su continuidad garantizada. La presión sobre unos y otros guionistas y creadores debe de ser muy distinta.

El caso es que, ahora que se ha abierto el periodo de votación de las candidaturas para los Emmy entre los miembros de la Academia de la Televisión, ‘The Killing’ podría entrar en la competición. A tenor de otras nominaciones de asociaciones de críticos, competirá desde luego contra su ‘hermana’ ‘Mad Men’, ‘The Good Wife’, ‘Juego de tronos’, ‘Boardwalk Empire’ y, si el mundo es justo, con ‘Justified’ (con una segunda temporada que quita el hipo) y ‘Friday Night Lights’ (buen homenaje de despedida a un show incomprendido por el gran público y amado por una fiel minoría).

A ‘The Killing’ se le reprocha que es muy lenta, que se centra demasiado en explorar a sus personajes, que nos ha llevado a aparentes callejones sin salida en la investigación del asesinato de Rosie Larsen, que abusa de la (falsa) atmósfera opresiva de la lluviosa Seattle. Pero incluso episodios en los que realmente no ocurre nada, como el 11 (‘The missing’), son una maravilla de interpretación, de iluminación, de guión. Con el ruido de espadas de la estupenda ‘Juego de tronos’, a casi todo el mundo se le está escapando esta fenomenal (y modesta) serie.

En el epicentro del drama

Hyde | 6 de abril de 2011 a las 13:04

thekilling

No hay experiencia peor en la vida que la muerte de un hijo. Si además ésta es violenta debe tratarse del infierno en la tierra. La cadena de pago AMC nunca hace series fáciles, y en su última producción, ‘The Killing’, nos sumerge en el asesinato de una adolescente, en el drama familiar que provoca y en la investigación policial que intentar hallar al culpable. A priori no parece un tema nuevo, y de hecho se trata de una versión de la exitosa serie danesa ‘Forbrydelsen’. Pero como todo lo que hace esta santa televisión que tenemos en un altar, esta serie nos lleva a donde nadie nos había llevado antes, cual Star Trek.

El capítulo doble con el que se iniciaba este domingo uno de los estrenos más esperados del año en Estados Unidos es sencillamente demoledor. Hay que remontarse a ‘Mystic River’ de Eastwood para experimentar algo parecido. Los actores Brent Sexton y nuestra querida y pluriempleada Michelle Forbes están magníficos como los padres de la víctima. Pocas veces hemos asistido en televisión a una escena tan desgarradora como la que vivimos, casi en primera persona, en el hogar de los Larsen. El piloto, in crescendo, nos lleva desde la preocupación inicial por el paradero de su hija Rosie hasta el cataclismo de la confirmación de lo que se temían: sí, lo peor ha ocurrido.

La protagonista de ‘The Killing’ es Mireille Enos, una desconocida para el público español pero veterana en televisión, con papeles en series como ‘Big Love’. De momento perfecta al trasladar la fría y cansada mirada de quien lleva ya unos cuantos años, demasiados, en homicidios. También resulta muy acertada la elección del escenario, aunque se abuse del tópico de la lluvia: Seattle y Puget Sound, amén de uno de los lugares más hermosos del planeta, también puede ser uno de los más complicados para encontrar a un asesino.

‘Breaking Bad’, ‘Mad Men’, cuya quinta temporada tendremos que esperar con ansiedad hasta marzo de 2012, la malograda pero estupenda ‘Rubicon’ y la nueva ‘The Killing’ confirman a la AMC como la mayor competidora de la HBO, como una cadena con factura e identidad propias en las que si acaso desentona un pelín ‘The Walking Dead’, que no está mal y sin embargo constituye su mayor éxito de audiencia. El listón está cada vez más alto.