Archivos para el tag ‘Tony Soprano’

El fin y los medios

Hyde | 22 de abril de 2010 a las 9:02

walterwhiteIba a escribir sobre ‘Treme’. Llevo más de una semana con el primer capítulo y debo admitir que mi inglés no es tan bueno como para entender el dialecto de este barrio típico de Nueva Orleans –ni de la mayor parte de los barrios sureños, la verdad-. La nueva serie de David Simon, el periodista de sucesos de Baltimore elevado a los altares de la televisión por ‘The Wire’, tiene buena pinta. Pero esperaremos a verla con los pertinentes subtítulos. Impresionan la vuelta a un hogar devastado por el Katrina por parte de uno de sus personajes, esos créditos a base de distintas humedades en techos y paredes, ese desfile musical de barrio de una ciudad que quiere resucitar. ‘Treme’ promete mucho, tanto por su creador como por algunos de los actores, que ya vimos en ‘The Wire’. Promete tanto que la HBO no se lo ha pensado dos veces y ha renovado la obra para una segunda temporada apenas días después de emitir el primer capítulo. Michael Lombardo, presidente de programación de la cadena de pago, uno de los gurús de este mundo, dijo: “No puedo imaginarme otro show que sea más emblemático y significativo de lo que aspiramos a ser como televisión que ‘Treme”. Eso es apostar por el arte y la creatividad y lo demás tonterías.

Pero mientras nos llegan los subtítulos, estamos embarcados en otro acontecimiento, que transcurre a unos cuantos miles de millas al oeste: Nuevo México. La tercera temporada de ‘Breaking Bad’ ya lleva cinco capítulos y podemos afirmar que es tan extraordinaria como sus predecesoras. La obra de Vince Gilligan avanza en su premisa original, tan antigua como el mundo: ¿Justifica el fin los medios? Pero lo hace de una forma nunca antes vista en la pantalla. Es un tratado continuo sobre la escala de grises que domina los actos del ser humano, a pesar de que los rojizos tonos del desierto marquen su cuidada estética. En estos primeros capítulos hay momentos memorables, escenas inéditas. La libertad de los guionistas de esta serie sigue siendo absoluta, a veces incluso brutal. Puede que eso no garantice los mejores resultados de audiencia. Pero sí la mejor obra. El profesor Walter White, ‘aka’ Heisenberg, ocupa ahora el trono de Tony Soprano. Larga vida al rey mientras en España seguimos esperándolo.

Hamlet rueda en Harley

Hyde | 15 de octubre de 2009 a las 12:56

Hasta la orgía creativa de esta década, en la televisión había básicamente cuatro tipos de series. Una era la comedia de situación, con mucha risa enlatada. De ‘El show de Bill Cosby’ de los 80 se pasó a ‘Friends’ en los 90 y a las actuales ‘Como conocí a vuestra madre’, con el desternillante Neil Patrick Harris, y los físicos-geek de ‘The Big Bang Theory’. Después estaban las series ‘profesionales’. De médicos hay medio vademécum. ‘Urgencias’, ‘Anatomía de Grey’, ‘House’, ‘Scrubs’. De abogados, el catálogo de Aranzadi : ‘La ley de Los Ángeles’, ‘Ally McBeal’, ‘Damages’, ‘Shark’. Y de policías todo el Ministerio del Interior, desde ‘Starsky&Hutch’ a ‘Canción triste de Hill Street’, o ‘The Beast’, del fallecido Patrick Swayze. Pero incluso cuando el terreno está más que trillado se puede innovar. El año pasado concluyó, tras siete temporadas, ‘The Shield’, una serie sobre polis absolutamente diferente a cualquier otra. Más brutal, mejor rodada, más realista y mejor interpretada. Su episodio piloto era como un disparo al espectador, y casi se puede comparar a su protagonista, el agente Vic Mackey de Michael Chiklis, con el Tony Soprano de Gandolfini. Al igual que nuestro mafioso favorito, este poli corrupto se ha ganado un lugar en nuestro corazón. Un hombre de familia que de tanto luchar contra la basura se convirtió en ella. La serie contó con estrellas como los oscarizados Forest Whitaker y Glen Close, y uno de sus principales guionistas, productores ejecutivos y actores ocasionales fue Kurt Sutter. Si usted se cruzara con él en un callejón oscuro seguro que salía corriendo. Pero es uno de los tipos más originales de la televisión actual. Se ha atrevido a montar a Hamlet sobre una Harley para crear ‘Sons of Anarchy’, una serie sobre un club de moteros que trafica con armas. Va por la segunda temporada. Y es apasionante.

Secundarios estelares

Hyde | 22 de abril de 2009 a las 18:58

Anoche, casi rematando en casa la primera temporada de ‘In treatment’, que me tiene totalmente adicto al doctor Paul Weston, me acosté sobrecogido por la actuación de Glynn Turman, un veterano secundario que ha pasado por ‘The Wire’, ‘Urgencias’ e incluso por ‘Se ha escrito un crimen’. Su interpretación es de Oscar. Hoy, buceando en la red, me entero, ignorante de mí, de que ese trabajo le valió un Emmy el año pasado. Merecido, sin duda.

Las grandes series se distinguen especialmente por sus grandes secundarios. Sí, el protagonista es fundamental, y otro día haremos una lista de los mejores personajes y actores en el papel principal, pero hoy quiero pararme en quienes les roban de vez en cuando el plano, la cartera y algo más a Tony Soprano/James Gandolfini, Glenn Close/Patty Hewes, y compañía.

Así que además del mencionado Glynn Turman, de la serie ‘In treatment’ estamos obligados a citar a la pequeña gran Mia Wasinowska, la próxima ‘Alicia en el país de las maravillas’ de Tim Burton.  De la reciente ‘Sons of Anarchy’ -recomendada por el amigo St. James y de rabiosa actualidad tras la desarticulación en España de la banda Ángeles del Infierno-, a la magnífica Katie Sagal, la esposa Bundy de ‘Married with Children’. De la añorada ‘The Shield’ es obligado recordar al paleto Shane que encarnó Walton Goggins y al inspector Kavanaugh que bordó el oscarizado Forest Whitaker.

En ‘Damages’ hay que quedarse con el trabajo en la primera temporada de Zeljko Ivanek como el litigante y atormentado Ray Fiske y con el de Ted Danson como Arthur Frobisher.

Después hay otras series en las que no está tan claro que haya secundarios, sino que se trata de obras más corales. Es el caso de ‘Perdidos’ o de ‘Entourage’, en la que lógicamente despunta el Ari Gold de Jeremy Piven, o de ‘How I met your mother’, en la que hay que citar por obligación al Barney Stinson de Neil Patrick Harris. En cuanto a ‘Los Soprano’, sería incapaz de mencionar un solo secundario. Los nombres y personajes darían para otro post.

¿Cuál es tu secundario favorito?

Vuelve una de las grandes

Hyde | 5 de febrero de 2009 a las 14:18

http://www.youtube.com/watch?v=sjJC7c-qyfw&feature=related En capítulos anteriores/”previously, on el cine ha muerto”, hemos comentado la facilidad con que las series mueren de éxito. Es decir, se alargan artificialmente magníficas tramas que se habían agotado en la primera temporada. Es el caso de ‘Prison Break’ y de ‘Héroes’. Está por ver si le ocurre lo mismo a la sensación de 2007, ‘Damages’. Sí, es otra serie de abogados y de suspense. Pero no tiene absolutamente nada que ver con las anteriores, es algo completamente diferente, un alarde de guión, ritmo narrativo, uso de los flashbacks y, sobre todo, interpretación. Quien haya visto un capítulo de esta serie y no haya seguido viendo todos los demás que levante la mano… ‘Damages’, en España ‘Daños y perjuicios’, es obra de los hermanos Kessler, Glenn y Todd. Uno de ellos es actor e incluso ha participado como agente del FBI en esta serie y en ‘Los Sopranos’. El otro también ha sido guionista y productor de los añorados mafiosos de Nueva Jersey. Es decir, que los dos tienen el certificado ISO 9000 en series de calidad y saben lo que se traen entre manos.

Tampoco son novatos exactamente los actores de la serie. En la primera temporada, y ganó un Emmy por ello, descubrimos a una Glenn Close como nunca, y eso es mucho decir. Su Patty Hewes es ya uno de esos personajes históricos de la televisión, homologable a Tony Soprano, Vic Mackey. La inicialmente mosquita muerta Rose Byrne está muy bien, pero sobre todo nos sorprende Ted Danson, sí, el de Cheers.  Es uno de los secundarios de absoluto lujo de esta serie imprescindible, como Zeljko Ivanek, un pequeño grande (por cierto, es básico ver esta serie en versión original). En la segunda temporada se incorporan otros tres pesos pesados de la pantalla: William Hurt, Marcia Gay Harden (impresionante su papel en ‘La niebla’, by the way) y el más joven Timothy Olyphant.

Aunque la segunda temporada no tiene (es imposible) el elemento de sorpresa absoluta de la primera, los tres primeros capítulos no han sido una gran decepción. Y eso ya es algo, porque las expectativas estaban demasiado altas.