Doctrina dimisionaria

Javier Gómez | 4 de febrero de 2009 a las 15:02

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, sentó ayer doctrina oficial a propósito de la dimisión de su director de Comunicación, Isidro Cuberos, por la burda manipulación de la foto dichosa de los delantales de la berza carnavalesca (da vergüenza hasta escribirlo).

“No tiene responsabilidad directa, pero ha querido asumirla en la medida en que hay un áera que debe de funcionar de manera perfecta porque no podemos permitir ni impulsar ni tolerar esas cuestiones, por pequeñas que sean”

dijo el alcalde, que también afirmó que la salida de Cuberos hace

“que se vea con claridad cuál es la respuesta desde el ámbito municipal a algo que no debe pasar nunca”.

A partir de ahora, ése será el rasero que medirá cuándo un alto cargo o concejal del Ayuntamiento debe dimitir. O debería serlo.

  • Jaime Lannister

    Muy bien, Cuberos no tiene responsabilidad directa.

    ¿Y dónde está el responsable directo? ¿Ahora resulta que un programa informático va por libre retocando imágenes como el que escribía los libros de Ana Rosa Quintana?

    PhotoPuf 2.0, la herramienta imprescindible para todo organismo público.