Indigno protocolo

Javier Gómez | 21 de mayo de 2009 a las 19:39

Precioso acto de homenaje a Alejandro Rodríguez Carrión en el Aula Magna de la Facultad de Derecho. Pero no sería digno alumno del querido profesor si no criticara y señalara el lamentable protocolo, que había reservado casi todo el auditorio para concejales, autoridades militares, miembros del equipo de gobierno de la UMA, miembros del equipo de gobierno de la Facultad y demás cargos. Había incluso consigna entre las azafatas de no dejar pasar a los estudiantes cuando aquello se llenó, y los afortunados que lograron entrar tuvieron que quedarse de pie. Una vergüenza y una lástima teniendo en cuenta cuál era la mentalidad del homenajeado, el respeto y cariño que sentía por sus alumnos, su absoluta prioridad.

Los comentarios están cerrados.