Antes muerta que absorbida

Javier Gómez | 23 de mayo de 2010 a las 21:26

La negativa a fusionarse con Unicaja con la que el consejo de administración de Cajasur dio al traste el viernes por la noche con casi un año de difícil negociación no es un sepukku cualquiera. Es el último capítulo de la larga historia de irresponsabilidades que ha presidido la gestión de la entidad cordobesa, cuyos dirigentes, con la Iglesia como gran pero no única culpable, la han preferido muerta antes que absorbida. No hace falta ser un lince de las finanzas para vislumbrar la tremenda inoportunidad de esta inmolación. Cuando las cuentas españolas son víctimas del ataque de los especuladores, cuando las bolsas viven al borde de un ataque de nervios, otra caja de ahorros, otra por cierto del territorio socialista, se viene abajo por su mala cabeza inversora y el empacho del ladrillo pirata. No hace falta ser Krugman para adivinar que una entidad de ese tamaño que pierde 596 millones de euros en un año e iba camino de perder otros mil millones en los dos siguientes ya habría quebrado si no intervinieran aspectos políticos. No hace ni cuatro años que Cajasur presentaba unas cuentas en teoría envidiables, con un 27% más de beneficios en 2006. Pero su destino ha sido bastante parecido al de la mayoría de las grandes promotoras cordobesas: tras el boom vino el bum.

Unicaja, presionada sin duda por la Junta, ya ha salido dos veces de casa al galope cual caballero blanco y en ambas ocasiones ha vuelto con el traje manchado de barro. Pero mejor eso que una dolorosa indigestión. Sus directivos no daban crédito –es una metáfora- al analizar los números del ‘regalito’ cordobés: sueldos inflados muy superiores a los de la caja malagueña, líder del mercado andaluz, una plantilla desproporcionada, oficinas sin sentido y una cúpula enorme. Todo eso había que reducirlo sí o sí, y estaba claro que no podían ser los trabajadores de la entidad malagueña los que pagaran el pato. Ni siquiera las plumas.

Cuentan en Unicaja que la irresponsabilidad de los gestores de Cajasur quedó patente a finales del año pasado, cuando todo el mundo tenía claro que la cuenta de resultados estaba peor que los bolsillos de Carpanta. Camino de los 600 millones de euros de pérdidas, Cajasur pretendía abonar una paga de beneficios de seis millones de euros. Un buen pellizco para los directivos. Y en Unicaja no daban crédito.

La prudencia, sabia consejera, ha marcado hasta ahora el rumbo de Braulio Medel, que lleva dos décadas predicando en el desierto. Su discurso no ha variado: hay que construir un sistema financiero más sólido en Andalucía, capaz de competir de tú a tú con las dos grandes del sector, y eso pasa por la integración de las cajas andaluzas, sin localismos que valgan. Mientras catalanes, vascos y gallegos siguen a lo suyo, con roces pero con acuerdos, la preocupación en Andalucía ha sido o bien dónde estaría la sede, lo que ha resucitado el enfrentamiento Málaga-Sevilla y abierto otros absurdos como los Málaga-Granada o Málaga-Córdoba, o bien cuántos consejeros y directivos podría colocar cada partido político, a excelentes sueldos, en esa nueva entidad. Y ahí no han faltado las cuitas internas entre las distintas agrupaciones provinciales de cada formación.

Muchos se frotaron las manos el viernes con lo que consideran un fracaso de Unicaja, cuando en realidad esto es un fracaso de la Junta de Andalucía, el primero de la era Griñán, y de la sociedad cordobesa, de sindicatos como Aspromonte, de anacronismos como el de la Iglesia banquera. Han preferido la laminación que supondrá la intervención del organismo que dirige MAFO a un plan de reestructuración que incluía prejubilaciones doradas que, por cierto, pagaría en parte el contribuyente.

Zapatero y Rajoy hablaron hace unas semanas de la necesidad de reformar la ley de cajas. La prioridad pasa por evitar que la gestión de las entidades financieras, vitales para la economía española, esté en manos de políticos como los de CCM o de curas como los de Cajasur.

  • Burladero

    Documéntese. CajaSur no abonó la paga de beneficios. De hecho es una reclamación sindical en lo que va de año. Por no analizar el resto del artículo que está lleno de mentiras e incoherencias, pero ésta es la que más se nota. ¿Sueldos inflados?, en la media del séctor; otra cosa es que Unicaja tenga el peor convenio de España. Este periódico pierde la seriedad a pasos agigantados, la entrevista de Gómez Sierra al ‘otro diario’ ha escocido. Y mucho.

  • Jose

    Es mentira eso de que los empleados de CajaSur cobraron la paga de beneficios a finales de 2009. No se pagó y los sindicatos CCOO y UGT lo tienen reclamado judicialmente a CajaSur, pero a día de hoy no se ha abonado

  • pablo

    como puedes escribir tantas barbaridades sin confirmar?¡COMO DICES QUE COBRARON LA PAGA DE BENEFICIOS ,CUANDO NO FUE CIERTO,ANTES DE ESCRIBIR, DOCUMENTASE

  • Empleado de Málaga

    Estimado articulista:

    Siento discrepar de casi todo lo que ha escrito en este artículo, me da la impresión que solo se ha dejado llevar por lo que ha oido en un patio de vecinos….

    Prejubilaciones doradas?Como puede decir esto si se queria continuar con la fusión por parte de Unicaja sin tener nada escrito y firmado en lo referente al pacto laboral ¿Que la prudencia ha marcado las deciones del hierático Medel? Este comentario me ha provocado una ligera sonrisa.

    Me da la impresión que la Junta, Medel y CCoo están que rabian. ¿Que será ahora de los consejeros de Cajasur impuestos por la Junta y de la oveja negra del PP en ese mismo consejo? ¿Y de ese otro consejero del Psoe que pretendia hacer de su puesto trampolin para la alcaldia de Córdoba?
    Se ha retradado todo el mundo y no digamos CCoo

  • Antonio

    D. Javier debe usted tener en cuenta las dificultades de la operación al tratarse de una SOTÁNICA FUSIÓN

  • FRANKSEVILLA

    LO SIENTO AMIGO,PERO NO ES CASUALIDAD QUE DESDE QUE LOS POLITICOS METIERON LA MANO EN LAS CAJAS, ESTAS (LA MAYORIA …)..VAN DE “CULO”.
    UNA COSA ES ORGANIZAR ; ENCAUZAR,REGULAR Y LEGISLAR PARA LAS CAJAS,…Y OTRA METER LA MANO EN LA CAJA ,PARA DIRIGIRLA A DONDE CONVIENE A ALGUNOS PARTIDOS POLITICOS.
    (RECORDEMOS QUIEN MANDA EN ANDALUCIA DESDE HACE CASI 30 AÑOS).
    ¡¡POLITICOS FUERA DE LAS CAJAS YA!!

  • observador

    Comparado con los de Unicaja (que rozan la explotación laboral) cualquier sueldo es bueno. Los empleados de Cajasur dejaron de cobrar dos pagas el años pasado, una de ellas la de beneficios, y tienen sueldos por debajo de la media en cuanto al sector de cajas de ahorro.
    Al parecer Medel es un monstruo de las finanzas y el mejor gestor y el mejor de todo, pero ya lleva dos fracasos estrepitosos en operaciones de envergadura. ¿Será que no es para tanto?

  • CUELLO BLANCO, ALMA NEGRA

    Sea como sea, los mercaderes del templo, por fin están fuera de la Caja.

    Jesucristo volvería a azotarlos, a estos cuellos blancos de almas negras.