Archivos para el tag ‘Ayuntamiento de Málaga’

La pólvora del rey

Javier Gómez | 1 de abril de 2009 a las 14:47

Siempre es motivo de celebración que una institución cumpla el derecho constitucional de los ciudadanos a la información y abra las ventanas. Pero la transparencia, siempre elogiable, no garantiza la inmunidad frente a las críticas. La Diputación de Málaga acaba de publicar los sueldos de sus 48 cargos de confianza, que cuestan 2,46 millones de euros anuales al erario público. Si hace unas semanas el Ayuntamiento de Málaga salió trasquilado por los dudosos criterios a la hora de asignar sueldos a sus 69 puestos de libre designación (por 4,8 millones) y por el indecente blindaje de algunos de ellos, en el caso de la Corporación provincial también hay muchos aspectos a cuestionar. Si bien es cierto que en la Diputación, donde gobiernan PSOE e IU, no se dan los sueldos escandalosos de 180.000 euros al año que percibe algún gerente municipal, si se cruzan las dos tablas salariales del personal ‘a dedo’ hay un hecho objetivamente incuestionable: la Diputación tiene en proporción muchos más cargos de confianza que el Ayuntamiento. En el Consistorio de Francisco de la Torre, esos puestos suponen el 0,53 por ciento de los 901 millones de presupuesto para 2009. Una barbaridad, sin duda. Pero en el caso de la institución que preside Salvador Pendón, mucho menos inversora, la proporción se eleva al 0,76 por ciento de sus 324,8 millones de euros. De contar con un presupuesto igual al municipal, la nómina de sus puestos a dedo sería de 6,75 millones, casi dos millones más que los firmados por los populares.

Los excesos de un bando no exculpan a los del contrario, y en ambos casos preocupa que la tendencia sea al alza, que existan tantas responsabilidades al albur de los partidos políticos, que haya tanto despacho refugio de militantes influyentes o cementerios de elefantes a la espera de una buena pensión. No se trata de ampliar la nómina de funcionarios convocando más oposiciones, pero sí de fijar controles que eviten que los partidos expriman las instituciones como una vaca lechera.

Los sueldos de la Diputación van desde los 71.599 euros que cobra cada uno de los dos responsables de la empresa de promoción de viviendas Emprovima, que ha promediado una media de 60 VPO al año en sus diez años de existencia -con lo que a cada casa protegida construida habría que imputarle más de 2.300 euros de coste por ambos cargos-, hasta los 28.792 que percibe la secretaria del diputado de Servicios Intermunicipales. Y no parece haber ningún criterio lógico para establecer esos sueldos. Si es por importancia de gestión, resulta chocante que el coordinador del área de Archivo y Biblioteca sea el que más cobre, con 60.900 euros, casi el doble que el de Residencias de Mayores, con 35.000. También que haya muchos asesores porque hay muchos vicepresidentes. O que en la Escuela provincial de Extinción de Incendios y Protección Civil se paguen tres sueldos de coordinador y alguno más que caerá a este paso.

Gracias a la transparencia de la Diputación sabemos de los variados asesores técnicos, a razón de 50.000 euros anuales, con que cuenta el organismo. Hay uno para los fondos de promoción del empleo AEPSA, otro para residuos sólidos, otro para la agencia de la energía, otro para recursos europeos, e incluso hay uno para los países en desarrollo  -está por ver si ese sueldo se carga al capítulo del 0,7%-.

Del examen de la lista da la impresión de que los puestos se crean por decreto y sin ningún tipo de límite, y resulta cuestionable la necesidad de la figura de consejeros delegados en las empresas provinciales. Lo que no es tan cuestionable es que los pactos políticos como el del PSOE e IU en la Diputación le salen muy caros al bolsillo de los ciudadanos.

La dudosa penitencia municipal

Javier Gómez | 13 de marzo de 2009 a las 13:47

La junta de gobierno local del Ayuntamiento ha aprobado esta mañana una partida extraordinaria de 90.000 euros para aumentar el presupuesto de los comedores de los centros de acogida municipales. Una buena pero demagógica iniciativa, cuando por otro lado el Ayuntamiento acaba de contratar un presupuesto de 30.000 euros, el tercio de lo anterior, para dar de comer a los policías locales durante seis días de Semana Santa en un hotel de 4 estrellas. Cada menú diario (desayuno, almuerzo y cena) de los comedores sociales le cuesta a las arcas municipales 8 euros . Cada menú (una comida) de los policías locales 24,6. Cualquiera que haya comido con frecuencia de menú sabe que esa cifra es un disparate, salvo que vayamos de gourmet.

Nadie cuestiona la necesidad de que los agentes se alimenten bien durante su dura jornada laboral en Semana Santa. Pero contratarles menús de lujo es un escándalo. Especialmente en estos tiempos de crisis. El Consistorio, el alcalde, no pueden presumir por un lado de solidaridad, de moderación y contención de gasto, cuando en realidad están permitiendo menús a 24 euros, blindajes millonarios en los contratos de sus cargos directivos de dudosa legalidad, y sueldos astronómicos basados en un prestigio profesional que tienen algunos de los gerentes, pero ni mucho menos todos.

Francisco de la Torre sigue con su ‘annus horribilis’. Y ya estamos a mediados de marzo.

P.D. Un añadido de las 18:20. El alcalde acaba de decir sobre el asunto, en su línea habitual, que el Ayuntamiento ha actuado con la “máxima transparencia”. La misma mentira solemne que empleó en el caso de los cargos de confianza. El procedimiento por el que se han adjudicado los dichosos menús ha sido negociado y restringido, sin concurso público. Así que transparencia, poca. ¿O podía haber optado cualquier restaurante del centro? No.