Archivos para el tag ‘Vladimir Beniachvili’

Pequeña victoria

Javier Gómez | 16 de diciembre de 2010 a las 10:47

friedrich

MIENTRAS el PSOE demolía los restos de su credibilidad en el Ayuntamiento, apenas unas ruinas en pie en medio del bosque, como un cuadro de Friedrich desprovisto de romanticismo, la piqueta derribaba una de las grandes manchas de los diez años de alcalde de Francisco de la Torre. Un punto negro de más de 3.500 metros cuadrados que desde Pinares de San Antón clamaba contra la incoherencia del regidor.

La demolición del denominado centro hispano-ruso no puede anotarse como un triunfo del equipo de gobierno: resultaría ridículo sacar pecho tras una década de complacencia, ambigüedad y tolerancia con las sucesivas patadas a la legalidad urbanística de un empresario que, no lo olvidemos, fue alentado al principio por el propio Ayuntamiento. Pero sí es una victoria de los funcionarios, del equipo de Disciplina Urbanística que dirige Teresa Domingo, un departamento que ya no entiende de chicos o grandes ni de consignas políticas, sino de hacer cumplir la ley y el planeamiento. Dijo hace meses que las construcciones levantadas irregularmente por el promotor ruso serían derribadas y nos costó creerla. Algún crédito han ganado ella y su equipo para el concejal Manuel Díaz, que al fin y al cabo la nombró, y para una Gerencia de Urbanismo vapuleada en los últimos años por la opinión pública y rematada por la polémica de su nueva sede. Un edificio de coste disparatado, mausoleo de la burocracia, en el que, casualmente, sólo falta Disciplina Urbanística. Se mudarán allí en un par de semanas, junto con los mismos técnicos, por cierto, que han dado el visto bueno a que la finca vecina a los terrenos del ruso se convierta en urbanizable. Otro pequeño escándalo.

Si cuesta trabajo felicitar al PP por este triunfo sobre la ilegalidad urbanística, también es difícil atribuir toda la responsabilidad de esta carrera hacia ninguna parte a Vladimir Beniachvili. Cuando hace meses abrió las puertas de su peculiar Xanadú ruso a Sebastián Sánchez, el empresario parecía más un jubilado extranjero engañado por sus asesores, incluido algún ex concejal y algún arquitecto procesado por la Justicia por falsificar informes para legalizar viviendas irregulares, que ese oscuro personaje venido del Este que provocaba terror en Urbanismo. Alguien más, y no sólo él, debería pagar los platos rotos de este atentado ambiental y urbanístico en Pinares de San Antón.