¿Podemos?

Fede Durán | 12 de junio de 2008 a las 12:21

Es el lema posibilista del fútbol, fruto de un optimismo no siempre justificado. Podemos. ¿Podemos? No lo tengo claro. Y no hablo en clave exclusivamente futbolera porque éste se supone que es un blog político. Podemos ganar y perder la Eurocopa como ganamos y perdemos en otras muchas facetas de la vida. Lo bueno de la selección es que tiene lo más difícil, que no son los títulos sino el espíritu de comandita, ese ambiente solidario que jamás existirá en nuestras empresas o en el Congreso, por ejemplo. Los bandos, al revés que mediocentros y delanteros -unidos por la simbiosis del gol-, no buscan el bien sino la ruina común. Si gobiernas tú, prefiero que el barco se hunda. Así de fácil. En el trabajo es aún peor. Bien lo sabrán muchos de ustedes. El prejuicio nace de la envidia, que a su vez parte de la inseguridad, que probablemente surge de la ineptitud subliminalmente asumida y quizás por ello tan mal exteriorizada.

No, amigos, no podemos. Ni ganar la Euro ni construir un país medianamente unido o una sociedad decentemente vertebrada. El íbero es individualista hasta la médula (lean a Salvador de Madariaga), aunque existan excepciones asociacionistas como la estirpe catalana. Uno es del Atleti antes que de España; o de su barrio antes que de su ciudad. Lo de currarse un objetivo comunal chirría porque de inmediato parpadea la luz de la sospecha: ¿De verdad algo que beneficia al otro también repercute en mi bienestar? Piensen en un periódico. Éste o cualquier otro. La construcción de una buena plantilla, la colección de buenas firmas debería ser motivo de orgullo porque implica la llegada al quiosco de un buen producto. Desengáñense. No existe la familia sino las familias, en plural y con todas sus (nefastas) consecuencias. Lástima.

Como en el fútbol, pues, hay que conformarse con desempeñar un papel marginal. Nunca exportaremos imagen como Francia o Italia porque creemos erróneamente que nuestra mercancía se vende mejor diluida en la ausencia de identidad. Tampoco despegaremos del todo porque aquí existe y siempre existirá el centrifuguismo. Los aranceles no han desaparecido, sencillamente se han transformado en algo más borroso. ¿Y la libre circulación de personas? Inviable incluso en una oficina, así que ni mentar el Estado de las Autonomías.

Conclusión: Habría que cambiar el lema. Mejor que Podemos, tal vez, Jodemos.

Etiquetas:

  • pep

    Sr.Durán,celebro que,de momento,no se una usted al coro de escritores “huelguistas”.En algún sitio he leído que España es un país que cansa.Que és indolente y plañidero.No sé que porcentaje de veracidad pueda tener la definición,pero algo hay.Cierto que se vive con el rabillo del ojo escudriñando al vecino,pero con insana intención.Campea la envidia por doquier y la funesta agresividad.Porque España,en su conjunto,es un enorme frasco de agresividad y envidia,mezclado con alcohol de egoísmo individualista.Su larga historia rezuma de fratricidas,traiciones,guerras y golpes.Podría ser un compendio de Shakespeare,pero ni eso.En otras latitudes ¿Son mejores? No me atrevo ha afirmarlo.De lo que si estoy seguro es de que son distintos y más constructivos.Comparten y socializan más el pensamiento,en el sentido participativo.Su idea de comunidad es colectiva y transferible,sin por todo ello tener que obviar la natural estima y defensa a ultranza de sus propias raíces y peculiaridades.Pero ésto no es individualismo.Previo punto final: magnífico su artículo.Hasta pronto.

  • Fendit

    Lo que sí somos es cainitas hasta la médula dentro de las fronteras y nos derretimos por el amor patrio cuando nos entra la morriña en el extranjero. Yo más bien diría que…soplemos!!

  • jodiente

    Estoy totalmente de acuerdo con las definiciones tan tópicas. Somos cánceres para españa y como tales hay que tratarnos: “palo y tentetieso”. Eso ha sido, es y será porque nos creemos que así debe ser. Unos a otros nos jodemos y tenemos una historia negra que lo avala. ¿Sería bueno cambiar? No estoy seguro. España, siempre se ha dicho, es el país más rico sobre la tierra, porque le están robando desde que se fundó y aquí sigue. Creo sinceramente que debemos seguir siendo como somos. Es nuestra seña de identidad y avanzamos gracias a que hay “individuos” que destacan, dejando su legado para que los demás “solidariamente” lo usemos.

  • Sera

    Tristemente, el hecho que comenta el amigo Durán es por todos conocido, aceptado y asimilado como inamovible; es que somos así… Y lo peor es que es cierto.

    Cualquiera que se haya movido un poco por el extranjero (sobre todo Europa, más afines por esto del viejo continente) se da cuenta de la civilización, urbanidad y civismo que hay por ahí. Y cuando uno vuelve a España, no puede sentir más que una curiosa mezcla de vergüenza y complicidad cuando, al aterrizar el avión, todo el mundo aplaude y vitorea al “chófer”…

    En fin, citándome a mí mismo (con 2 coj…): “Tenemos lo que nos merecemos”. Para lo bueno y para lo malo.

    Salu2

  • M.Martinez

    HAS VISTO?!?!!?

    PUDIMOS!!