Crónicas de un escéptico » Archivo » Decir no en tiempos de crisis

Decir no en tiempos de crisis

Fede Durán | 18 de diciembre de 2008 a las 12:27

Piensen en sus jefes. A menudo les pedirán flexibilidad y ustedes, en función de su aguante, estrategia o altruismo estarán dispuestos a ceder más o menos. Lo malo de esa petición es que llegue en mitad de una crisis como la actual. Entonces se convierte en exigencia. Vean a los trabajadores de Seat o Renault. Parones obligatorios para salvar el puesto. Observen la evolución de cualquier empresita en las condiciones de hogaño: despidos es igual a menos personal para el mismo trabajo. La mejor forma de encarar la coyuntura es en plan guerrero. Pertréchense. 2009 será el campo de batalla.

Bruselas (Consejo Europeo) y Estrasburgo (Parlamento) son la última ramificación de este debate. La primera aprobó retoques considerables en la directiva de tiempo de trabajo de 2003 y la segunda le ha devuelto la propuesta con un contundente no. La reforma significa precisamente más flexibilidad (tanta, que la jornada puede alargarse hasta las 65 horas semanales frente a las 48 vigentes). Existen muchos matices que suavizan las críticas de quienes la consideran una enorme trampa pro empresarios. Adaptarse al medio es importante, pero entiendo las reticencias de la otra parte: los tiempos de recesión hacen mucho más arduo al trabajador diferir del patrono. Hay que mantener el puesto para recibir lentejitas. Lo voluntario, así, se transforma fácilmente en un concepto demasiado amplio, demasiado manipulable. Les dejo el artículo publicado ayer al respecto. Saquen sus propias conclusiones.

  • Mary Esther

    No entiendo la crisis europea, que cojan a mi país a otros peores, pa q sepan lo q es la crisis..bares llenos, tiendas llenas, olé el 2009 igualito será

  • MARI

    NO ENTIENDO LA CRISIS,PERO A MI COMO A MUCHOS ESPAÑOLES NOS AN ARRUINADO,TENGO UN PEQUEÑO NEGOCIO Q SE VA A QUEDAR EL BANCO¿DONDE ESTAN LAS ALLUDAS Q NOS HAN PROMETIDO?