28-Fraude

Fede Durán | 2 de marzo de 2010 a las 21:33

Por casualidades del ocio y de la vida, el 28-F encendí la tv y me topé aleatoriamente con Canal Sur, una de esas cadenas habitualmente inéditas en la pantallaza digital de todo hogar tecnológicamente avezado, avanzado e inquieto. Se supone que, como andaluz, el espectáculo emitido en ese instante (entrega de medallas, nombramiento de hijos predilectos, himno autonómico a cappella) debía emocionarme o, como mínimo, interesarme un pelín. Ni una cosa ni otra. CS emite con una calidad de imagen de hace un cuarto de siglo, que suena más impactante que 25 años. Es como si la TVE de Espinete y Don Pimpón hubiera creado escuela mucho más allá de lo aconsejable en una tierra donde por otra parte no parece que la carga educativa de aquel programa haya calado una pizca. ¿A qué se debe esta cutrevisión? ¿Falta de presupuesto? ¿Falta de pericia? ¿Falta de vergüenza?

Vuelvo a la ceremonia, que me pareció un verdadero tostón de formato endogámico y encorsetado. ¿Era necesario escuchar el nombre completo de José Antonio Griñán Martínez, presidente de la Junta de Andalucía, cada vez que se entregaba un galardón? ¿Por qué los premiados parecían puras marionetas sin voz? ¿Por qué siempre se duerme alguno? En vez de un discurso único, que en este caso asumió Augusto Méndez de Lugo, presidente del TSJA, ¿no habría sido mejor introducir un esquema tipo Goyas, con pequeñas pero luminosas intervenciones de todos y cada uno de los protagonistas?

Paso a la planta de las sensaciones metafísicas, sección Confesiones Peligrosas. Tampoco creo que, 30 años después de aquel sensacional amago autonomista y sobre todo social, Andalucía se merezca celebración alguna. No hemos mejorado. Impera la cultura del subsidio, la llamada desesperada al tutor administrativo, la excusa de los males externos e incluso cósmicos. Sí, claro, con las excepciones pertinentes en forma de pioneros, empresas punteras y demás marcianos. Estaría bueno que encima tampoco contáramos con esas orquídeas salvajes.

Para adaptarnos al espíritu de los tiempos, yo sustituiría la denominación actual, 28-F, por otra más honesta, 28-Fraude. Al menos hasta que demostremos que aquello del 81 puede volver a repetirse, que nuestro músculo civil se basa no sólo en las consabidas cofradías, ferias y rocíos sino en un interés sincero por mejorar este mapa tan bello y displicente a la vez.

  • Arsenio

    Te veo muy critico,claro, como eres un esceptico….

    Debo decirte que llevo desde hace 5 años viviendo en Castilla y Leon y la vision que tenemos los andaluces de nuestra propia tierra es derrotista y falsa, desde aqui se ve Andalucia como la tierra prometida, te puedo decir que a nivel de sanidad(mi terreno) en Andalucia estamos mas avanzados que el resto de las comunidadea autonomas, tambien a nivel de carreteras, y a nivel de sociedad tambien estamos a años luz de Castilla-Leon.

    Desde luego que estoy de acuerdo en que hay cosas que mejorar y criticar, pero lo que necesitamos es sangre nueva, un cambio generacional que aupe nuevos valores y deje atras la Andalucia derrotista y folklrica.

    Un saludo

  • Arsenio

    pd: Añoro Andalucia

  • bea

    Llevaba escrito un texto bien curioso y al buscar cómo se escribía laissez faire se me ha borrao todo… Agrrrr!!! El caso que ahora resumo: Andalucía tiene un progreso de infraestructuras y servicios que ya quisiera la mayoría de comunidades, pero una capacidad productiva mínima. Muy pocas empresas, mucha capacidad innovadora pero poca iniciativa, mucha complacencia cansina, mucho laissez faire (esoooo) malinterpretado y muchas ganas de cachondeo… Dicho lo cual, y salvo las excepciones que ya menciona Fede, Andalucía no sería Andalucía si no fuera así. Sería Cataluña o Madrid, o País Vasco o la Bretaña o el Tirol, pero no Andalucía. Para ser todo eso tiene que dejar de ser Andalucía porque la fiesta y el trabajo no son compatibles a los niveles que se dan por esta tierra… No es un comentario facilón, resultón, es la realidad absoluta y cuanto antes se asuma, más fácil será.

  • bea

    Ah, y sobre el modelo de evento del 28-F estoy totalmente de acuerdo. Lo más aburrido y alejado del mundo mundial que he visto en mucho tiempo. En Castilla y León, la fiesta de la autonomía es el 23 de abril, el Día de los Comuneros (Bravo, Padilla y Maldonado que dieron su vida en la defensa castellana) y se hace una fiestecita en Villalar de los Comuneros que cada vez está mejor… al menos, algo popular.

  • Carmen P

    Andalucía sigue teniendo un cierto tufillo decimonónico. En las relaciones laborales y los modos de proyectar cualquier celebración. Sigue siendo el reducto de la España de la pandereta y el golpe en el pecho.
    Evidentemente hay excepciones a esta regla y, como decia otro comentario, en sanidad es una de las primeras. Respecto a carreteras ¡faltaría más! Siendo el turismo la única industria.
    Asi mismo la actitud del andaluz medio sigue siendo tener un país de primera y pagar impuestos de un país tercermundista. Lo que resulta una paradoja siendo una de las Comunidades más subvencionadas.

  • Sera

    Después de varios meses paso por aquí y hasta me animo a escribir unas breves líneas:

    Dos cosas: una, canal sur es como es por el público al que va dirigido, que son principalmente abuelas, jubiladetes y amas de casa con mentalidad de pueblo y una cultura limitada. Una triste representación de la sociedad andaluza. Ahora, eso sí, si CS no cambia será porque no le va del todo mal.
    Dos, Andalucía no está tan mal como parece. Coincido con Arsenio en que nuestra propia visión es muy derrotista y crítica. Lo que ocurre es que el tejido empresarial andaluz es prácticamente nulo (en comparación), y eso eclipsa casi todo lo demás.

    Saludos

  • martinidemar

    Fede, el otro día una prima en Madrid me dijo: ¿Qué es el progreso para Andalucía? ¿Que sean los más gordos de España y estén los parados viendo Canal Sur? No supe contestarle

  • Pep

    Estimado Fede,
    Hay que felicitarte por tu audaz y valiente articulo.Las cosas son como son y no de otra manera.Hay comentarios que, de muy buena fe, hablan de infraestructuras, de sanidad,etc…, que nadie va a poner en entredicho.Pero la cuestión es ¿Cuánto participa Andalucía, qué aportación directa hace, mediante su creación de riqueza, a esas tremendas inversiones? Porque la imagen de tierra subvencionada y folclórica no es baladí ni,mucho menos,falsa.Porque cuando se acabe el maná..¿Qué más?

    Los fastos del 28/F no han de sorprendernos, piensa que todo esto nace del café para todos.Y no nos engañemos, detrás de una región autonómica y de un gobierno regional, se esconde un ancestral sentimiento de identidad propia, de deseo de cocer nuestras íntimas habas, en este caso, mirar más a Sevilla y menos a Madrid.Y eso no es ni bueno ni malo.Lo que no se da es por real decreto.

    Un afectuoso abrazo.

  • BETICOLA

    Bueno este artículo u opinión no tiene nada de escéptico,tiene las ideas muy claras………… sobre un lado. Tengo Canal Plus y alguna vez veo Tele Madrid o el Canal Valenciano, podríamos copiarlos pues son objetivos y maravillosos…………Como la prensa sevillana, modelo de objetividad….Tenemos muchos problemas en esta tierra y podríamos eliminar el 28F “Fraude”, para que no se recuerden algunas cosas que pasaron. Recuérdenlas. Podríamos encargar una pelicula a Garci de de 15 millones de euros que la pague Canal Sur, tipo 2 de Mayo, pero ahora 28 F. para que mejore este día en nuestra comunidad. Allí la encargó la Presi, aquí podría ser Griñan. Por cierto, cuando se publicaron las cuentas fiscales,por primera vez,de las Comunidades, se demostró que estabamos menos subvencionados que otras muchas. Estamos en mitad de la tabla. Fue sorprendente para muchos que tienen el runrun, de comunidad parásita. Comprueben esos datos y acaben con el mito. Por cierto: tenemos mucho por hacer en esta tierra. Y en algunas otras………..Y tenemos que hacerlo todos. “No esperes lo que el Gobierno puede hacer por tí, haz tu algo por tu pais”. Saludos.-