Crónicas de un escéptico » Archivo » La cuota mediática andaluza

La cuota mediática andaluza

Fede Durán | 11 de abril de 2011 a las 14:04

Tradicionalmente, la política andaluza ha tenido poco peso en el conjunto nacional. País Vasco y Cataluña han sido las grandes canteras informativas por el factor nacionalista. Madrid, a veces, también ha contado por su naturaleza central y presuntamente vertebradora. Aquí las cosas eran sencillas. Como diría Lineker: Andalucía es una comunidad donde siempre gana Chaves. Pero Chaves se fue y llegó Griñán, un perfil radicalmente diferente a los mandos de un mismo partido. Bajo su reinado, por azar o por divino mandato, han aflorado los escándalos. Escándalos que, por otra parte, siempre han existido en la comunidad. Pero ahora es distinto: ahora, Arenas, tres veces derrotado, cree de veras que tiene una enorme oportunidad. Y, con el pulso nacional PSOE-PP de fondo, Andalucía, quién lo iba a decir, monopoliza editoriales y portadas en la prensa española de primer nivel. Las generales podrían decantar al PP hacia la mayoría absoluta si las distancias electorales se reducen o transforman en la región. Rajoy está abonado: viene siempre que puede y alguna vez más, y protagoniza junto a Arenas una colección de instantáneas de lo más variopinto: visten monos de trabajo, batas de científico y camisa + jersey de domingo desenfadado de centroderecha, todo con tal de dejarse ver junto al pueblo, que sigue siendo para mi gusto algo sumamente abstracto.

Andalucía ha logrado a través de la corrupción el protagonismo de otra forma negado en la factura mediática del país. El siguiente paso debería ser lograr esas mismas cuotas de atención a través de la seriedad, el progreso (gastadísima palabra) y una clase política que empuje a la sociedad andaluza al más y mejor desde sus propios listones de autoexigencia, que debieran colgar infinitamente por encima de los que hoy predominan.

Los comentarios están cerrados.