Crónicas de un escéptico » Archivo » #yeswecamp

#yeswecamp

Fede Durán | 20 de mayo de 2011 a las 9:07

PROFESIONALES de la demagogia, los políticos no han podido esta vez raptar un mensaje, el del 15-M, que nadie teledirige y que no busca hogueras sino una severa depuración del sistema. Muchas son las propuestas -la mayoría razonables- que bucean a través del ombligo común de un solo mensaje: más racionalidad social y económica, menos desvergüenza. Esta ola necesita consistencia y persistencia, y justo en lo contrario confían dirigentes, banqueros y cínicos de diverso pelaje. Rajoy apurará su purito soñando con La Moncloa y agitando de vez en cuando la mano como quien espanta a una mosca cojonera. Zapatero dejará sin pilas su calculadora electoral temeroso de que este #yeswecamp le reste votos a la izquierda. Pero esas interioridades no afectan al ejército de los cabreados de España, cuyo reto es apretar hasta que los que mandan no tengan más remedio que ceder y reconvertirse (o decir adiós). Problema: la reforma exigida depende, en gran medida, de los grises miembros del circo, que también incluye a los medios de comunicación, la única pata del poder que, tímidamente, parece haber reaccionado.

Los comentarios están cerrados.