Crónicas de un escéptico » Archivo » Bienvenidos al desierto

Bienvenidos al desierto

Fede Durán | 21 de abril de 2014 a las 21:16

parlamento de lamadrid 22.

Aunque el Parlamento andaluz no ha sido nunca un gran campo de batalla ni por paisajes ni por generales, algunos cañonazos retumban aún en la caja torácica del recuerdo. Chaves y Arenas (porque ésa fue la principal, la más longeva contienda) supieron odiarse con cierto sentido del espectáculo, enroscado uno en la leyenda de su invencibilidad, aferrado el otro al milagro de la derrota. Ésta se produjo, sin embargo, ya con Griñán y en marzo de 2012, pero la victoria del PP fue pírrica y por lo tanto indigerible: Arenas se fue a Madrid y Zoido llegó de Sevilla. Ambos repartieron los bofetones del primer tramo parlamentario de 2013 en lo que muchos observadores, alineados o no, veían como un intercambio desigual.

Porque Griñán subía los peldaños de la oración como agasajado por Vivaldi, seguro de su tracería retórica, convencido de una superioridad intelectual de la que en realidad nadie dudaba y ante la que Zoido, alcalde metido con calzador a opositor, respondía con la inconsistencia del tutti frutti: un poco de todo (corrupción, parálisis, desempleo, derroche) sin ahondar en nada. Así transcurrían las sesiones de control y así prolongaba sus días una cámara siempre crepuscular, enfrascada en la pose partidista, alérgica a las alturas, hija del copy paste tal y como siempre acreditará el Estatuto que quiso ser Estatut.

ZOIDO DICE QUE LA JUNTA COGE EL DINERO E INCITA A CONFRONTAR CON EL GOBIERNO

Aquella gran frase de Lineker sobre el fútbol y Alemania contó durante esos meses con una conversión aproximada en clave andaluza: “Los debates del Parlamento autonómico son un deporte de uno contra uno donde siempre gana Griñán”. Tal vez por eso, pero sobre todo por el ponche lisérgico de los ERE, el presidente, más ojeroso y asaeteado que nunca, decidió retirarse a su Yuste particular, dejando como herencia un engendro de primarias y un dedazo casi al estilo Aznar: Susana Díaz aterrizó para quedarse. Zoido insistía en largarse. La lente pública enfocaba un nuevo combate entre boxeadores sin el pedigrí de las urnas pero con roles perfectamente definidos. Él, asiduo del ring en la legislatura, parecía el Patterson perdedor de Gay Talese; ella, obsesionada con la coronación, botaba sobre la lona como el mismísimo Ali.

Díaz no vive sincronizada a los maestros de la música clásica, ni siquiera es probable que desmenuce sus lecturas nocturnas con una copa de coñac caro bajo la chimenea, pero pega más duro que Griñán porque ella sí es un animal político, es decir, una persona que mamó desde pequeña de las tetas del partido, aprendió el arte de la demagogia y sobreexplotó el recurso a la promesa contundente y al y yo más. Zoido a su lado es un azucarillo nervioso, un colibrí trémulo cuyas plumas escupe el viento de los discursos que el PSOE asume en Andalucía no tanto por inquebrantable adhesión al progreso como por el empuje que ejercen los socios de IU y por la excusa que brindan los contrastes fáciles con las políticas neoliberales del Madrid central.

DEBATE DE INVESTIDURA DE SUSANA DÍAZ

Puede que Zoido sea como Patterson, pero desde luego Díaz no es como Ali. Si el discurso pudiera medirse como se miden las extremidades, el litoral o los círculos árticos, el que flota en las Cinco Llagas apenas alcanzaría el tamaño de un guisante. Ni los protagonistas hacen mejores a sus secundarios, ni los secundarios se esfuerzan en hacer sombra a los protagonistas, empeñados a su vez en quedar lo más lejos posible de sus antecesores recientes o remotos. El culto a la mediocridad ha convertido el jardín en páramo y el páramo en desierto. Bienvenidos a la desolación más absoluta.

*Artículo publicado en el Anuario del Grupo Joly.

  • Trigolimpio

    JUNTA Y UGT-A, SIN CREDIBILIDAD EN ANDALUCÍA
    .
    …No podía ser de otra manera. Las 2 instituciones más hermanadas de Andalucía y sospechosas de haber tramado una de las estafas más grandes de nuestra democracia –el caso de los ERE fraudulentos– son ahora las que aseguran estar colaborando en aclarar el supuesto desvío de fondos para cursos de formación. ¿No es increíble? Mientras la secretaria general de UGT-A y cara amable del sindicato, Carmen Castilla, ha afirmado hoy haber aportado ya toda la documentación sindical a la Junta para que ésta investigue, la Junta de Andalucía lleva ya casi 3 meses moviendo papeles, pero sin acelerar sus revisiones ni decir esta boca es mía. Siendo como es la institución estafada.
    .
    …Por otra parte, la buena fe de unos y otros no puede aspirar a otra cosa que a ser dogma de fe para los ciudadanos. Porque ni las cuentas de UGT-A se han hecho públicas todavía ni tampoco conocemos el contenido de la documentación sindical aportada. Una documentación ya de partida incompleta al destruirse más de 1700 archivos del departamento de Administración de UGT. Por aquel entonces, un empleadillo del sindicato pagó el pato y se le abrió por ello un expediente administrativo de los gordos ¿recuerdan?… En fin
    .
    …Lo más increíble de todo esto es que sea la Junta de Andalucía la institución encargada de investigar el fraude y no una cámara de cuentas imparcial. Y no sólo porque UGT y Junta sigan en permanente sospecha para el ciudadano de haber colaborado “supuestamente” en asuntos dolosos, sino también porque la propia Junta rehusó en su día la potestad, otorgada por la Ley General de Subvenciones, de excluir al sindicato de nuevas ayudas, hasta aclarar el lío, y no lo hizo. Ni lo hizo ni dejó de concederle subvenciones. Posiblemente por razones políticas.
    .
    …Lo de hoy viene a ser otro tanto. A la Junta de Andalucía, regida por PSOE-IU, no le interesa sacar más trapos sucios de la región donde ellos mismos gobiernan. Sobre todo al PSOE, con unas elecciones europeas a la vuelta de la esquina. Y unas primarias, para la elección de candidatos autonómicos, en septiembre. Y otra, para sustituir a Rubalcaba, en noviembre. Demasiada agenda para ser honrados. ¿O no?