Archivos para el tag ‘Bush’

El miedo

Fede Durán | 1 de junio de 2012 a las 17:57

El Gobierno lo está haciendo fatal. Quizás nunca antes quedase tan claro como ahora que los dirigentes de nuestro país no están preparados por sí solos para manejarse en tiempos tan fieros. César es la única excepción de la historia: además del mejor militar de la época y tal vez de todos los tiempos, era un gran arquitecto y un enorme ingeniero naval y militar. Pero nosotros tenemos a Rajoy, un ser de natural indeciso y melindroso, y con él a De Guindos, Montoro y Báñez. Ninguno queda bien retratado tras cinco meses de mandato, y en todos es común la misma cara de despiste. No se trata obviamente de un problema de siglas; es un asunto de endémica incompetencia. Clinton, por ejemplo, contaba en su equipo económico con un grupo ideológicamente heterogéneo de asesores, desde Sheila Bair a Joseph Stiglitz pasando por Robert Rubin o Larry Summers. Formaban el Council of Economic Advisors (Consejo de Asesores Económicos), y trataban de rellenar el discurso político de las necesarias tripas técnicas en que cualquier estrategia económica debe sustentarse. Sus decisiones nos gustarán más o menos, pero había ideas de fondo (acabaron imponiéndose las peores, por cierto, y Obama no ha hecho mucho por enmendarlo al contar básicamente con el sanedrín heredado de Bush jr).

Un equipo de expertos tampoco hará milagros, pero dotará de coherencia a la estrategia, cualquiera que sea. Los enunciados pendulares inquietan a los mercados y mosquean al contribuyente, pero sobre todo retrasan las decisiones más cruciales y bizarras. Rajoy necesita ponerse en manos de un especialista. Es muy factible que su receta le guste, o al menos le guste más que a nosotros: pasará por inyectar cantidades industriales de dinero a la banca (mucho más industriales que hasta ahora, se entiende), aunque a la vez podría dar con las teclas que el Ejecutivo no ve: vale, han pasado 35 años, pero nunca es tarde para tallar el bastidor de un modelo basado en utilizar la pasta para generar más pasta, pasta pata negra, se entiende. A diferencia de la pasta color arcilla, cimentada en una burbuja (burbuja: la expectativa de que los precios suban indefinidamente), la pasta pata negra la constituyen la industria (cada vez menos: las deslocalizaciones llevan a potencias como EEUU a virar hacia la mina del sector servicios), las energías renovables, la innovación y el valor añadido en general.

La gran pega es que la solución ideal queda increíblemente lejos porque implica que nuestros dirigentes dejen de pensar como suelen hacerlo. Casi todos los columnistas coinciden estos días en esta premisa que disocia la técnica de la mercadotecnia. Pedirle a un político que otros decidan por él en aquello que sus conocimientos no abarcan, incluso si su firma redentora aparece estampada en los documentos oficiales, es como querer convencer a un vidente de que no mienta. Un político es una persona habituada a la gestión del chiringuito, incluso cuando pretende noblemente el bien común. El chiringuito es la espina dorsal del poder, que incluye asimismo órganos accesorios como la clarividencia, el talento o las ganas de trincar.

Creo que la reacción llegará cuando de verdad haya miedo. No entre la muchedumbre, que ya lo siente en vena propia o en la adyacencia de los amigos y familiares. No, el miedo tiene que amenazar los pilares de mármol del chiringo. Será entonces cuando se imponga el sentido de Estado, esa cosa que se perdió con la Transición y jamás se ha vuelto a recuperar.

No habrá espacio para todos

Fede Durán | 11 de marzo de 2008 a las 17:36

Atención, amigos, El Vaticano ha modernizado su lista de pecados. A los siete tradicionales ha sumado otros siete de corte más social. Las drogas, para empezar, condenan al infierno. Mal lo tienen Obama (marihuana) o Bush (dipsomanía) por sus deslices de juventud. Y eso que son cristianos convencidos. La nómina de damnificados es potencialmente infinita. Incluye a los parroquianos de cada bar, a los fumadores activos y hasta quizás a los pasivos. Maltratar el medio ambiente también suma (es decir, resta). Si no reciclas, lo tienes fatal. Un primer cálculo a ojo de buen cubero se llevaría por delante al 90 por ciento de la población española. Más: prohibido enriquecerse hasta límites obscenos a expensas del bien común. Zaplana, cuya vocación confesa es hacerse rico a través del escaño, se caería con todo el equipo, y con él quienes están detrás de la corrupción urbanística (alcaldes, concejales, funcionarios, promotores). Tampoco se puede causar pobreza. La historia condenaría entonces a Europa casi al completo por el expolio universal de hace siglos. Caerían algunas multinacionales adictas a la mano de obra barata. Caerían los dictadores tipo Sha. Caería todo personaje con suficiente poder acumulado en el pasado, el presente y el futuro. Por último, nada de manipulaciones genéticas (los padres de Dolly ya saben lo que les espera) ni de experimentos sobre seres humanos, embriones incluidos. Con el recién ampliado listín, lo que hay que preguntarse es quién se libra de las llamas, el azufre y los tridentes.

Etiquetas: , ,