Crónicas de un escéptico » Wall Street Journal

Archivos para el tag ‘Wall Street Journal’

Otra reforma laboral

Fede Durán | 16 de julio de 2012 a las 19:16

Adjunto la traducción de uno de los últimos artículos del Wall Street Journal sobre las necesidades del mercado laboral español.

“Cómo puede España crear empleos”

Rajoy presentó el pasado miércoles su cuarto paquete de ajustes desde que accedió al cargo en diciembre. “En la situación actual, crecer y crear empleos no es posible”, explicó entonces al Congreso.

 No estamos de acuerdo. La tasa de paro española, ahora en el 24%, no es un acto divino o natural sino la consecuencia de décadas de malas políticas que los dirigentes actuales pueden revertir. Consideremos un puñado de ejemplos:

  1. Tras Chipre, España empata con Malta como el país europeo donde los funcionarios disfrutan de más vacaciones. El Estatuto de los Trabajadores garantiza también 22 días de vacaciones pagadas al año, 15 días en caso de matrimonio y entre dos y cuatro días cuando algún familiar del empleado se casa, nace, ingresa en un hospital o muere. El señor Rajoy ha intentado, con moderado éxito, acortar el calendario vacacional del sector público y suavizar el impacto de los puentes. Quizás ello lleve a España a contar con más días laborables. Pero si Rajoy quisiera además una reforma generalizada, ¿por qué no eliminar la cláusula del Estatuto que prohíbe a los trabajadores canjear días de vacaciones por un sueldo extra? Si los españoles ganasen más por descansar menos, quizás se olvidasen completamente del actual marco jurídico. Como mínimo, la mayoría de los negocios estarían operativos en agosto.

  2. Los trabajadores de baja pueden cobrar todo o gran parte de su sueldo durante 18 meses consecutivos siempre que cuenten con un justificante médico. El empresario puede optar por despedir a sus enfermos crónicos en plantilla, pero asumiendo una indemnización de 24 mensualidades. Es excesivo. El sistema nacional destinado a cubrir bajas por enfermedad, indemnizaciones, cobertura médica y otros absorbe el 39,9% de los costes salariales. Es más que suficiente para hacer que uno se sienta enfermo durante año y medio. Rajoy ha recortado las prestaciones por desempleo y las contribuciones sociales en un 1% el próximo año y otro 1% en 2014. Podría hacerlo mucho mejor dejando que los españoles puedan renunciar totalmente a algunos derechos como el permiso de paternidad. España sería un lugar mucho mejor para trabajar y contratar si sus trabajadores y negocios pudiesen elegir en mayor medida cómo gastar lo que ganan.

  3. La tasa de paro juvenil (52%) genera incontables programas de formación y exenciones fiscales para los empresarios que contraten a menores de 30 años. Son programas caros que no funcionan. Una alternativa: revocar las cláusulas del Estatuto que impiden en la mayoría de contratos de prácticas y aprendizaje ganar menos del 60% del salario medio y trabajar más del 85% de un turno de trabajo. Es más difícil fichar a gente joven si sabes que obtendrás menos rendimiento de ellos pagándoles no mucho menos que a los demás. Rajoy también podría ampliar el periodo de prueba de un año que permite a las empresas despedir a coste cero. Esta posibilidad sólo se aplica a compañías con menos de 50 trabajadores, lo que ayuda a explicar por qué el 99% de las empresas españolas no tienen más de 49 empleados de cualquier edad.

  4. Una vez que la plantilla de la empresa llega a 50 trabajadores, estos deben elegir a cinco representantes para negociar salarios y condiciones laborales. Los citados delegados tienen derecho a recibir como mínimo 15 horas pagadas al mes por sus obligaciones, y esas cuotas crecen conforme lo hace la compañía. Un ejemplo: en el momento en que una empresa fiche a su 751 empleado, debe haber al menos 21 representantes, cada uno de los cuales se beneficiará como mínimo de 40 horas pagadas mensuales. Eliminar estos costes y dejar que sea cada trabajador quien negocie con la empresa sus condiciones provocaría una declaración de guerra de los sindicatos. ¿Y qué? Menos de un 16% de los españoles se afilia hoy a alguno, y son muchos menos los que se suman a sus manifestaciones callejeras. El menos impopular de los últimos recortes de Rajoy es el que reduce un 20% los subsidios a los sindicatos.

  5. España grava con un 20% de Impuesto de Sociedades a las empresas que ganen menos de 300.000 euros o tengan 25 o menos trabajadores. El tipo de gravamen sube al 25% cuando gana más de 300.000 o tiene más de 25 trabajadores en plantilla, lo que ocurra antes. Y asciende al 30% si se superan ambas barreras. Hay deducciones disponibles para los negocios que inviertan en contratar a mujeres o en actividades de “interés cultural”, etc. Una tarifa plana más cercana al 20% que al 30% ampliaría la base impositiva al eliminar el gravamen marginal del vigésimo sexto contratado. Asimismo, si Madrid acabase con sus lagunas jurídicas, incrementaría sus ingresos considerablemente endureciendo los controles sobre el fraude y la evasión fiscal.

     Podríamos seguir. El mercado laboral español ha estado protegido, regulado y tasado hasta la extenuación. Rajoy ganó las elecciones cargando contra un paro “insoportable e inaceptable” que por cierto era menor que ahora. Pero después de ocho meses y algunas tímidas reformas, el presidente del Gobierno afirma que no se ve capaz de hacer nada más para que España funcione. Si eso es así, quizás debería apuntarse a las listas del INEM.