Precampaña 2.0: El vídeo de Zoido, sin Zoido

Jesús Ollero | 4 de mayo de 2011 a las 11:42

Un vídeo de campaña y el candidato no aparece. Vaya. Se le menciona un par de veces y casi de soslayo. Curioso en los tiempos que corren. O quizás no. El PP sabe que lo tiene en la mano y hace las cosas con tiento. Nada de improvisación. Todo muy calculado. El protagonista no es el político, es usted. A un candidato al que las encuestas le dan un triunfo para gobernar hay que exponerlo lo mínimo. Ahí y en ningún otro lado está la clave de estas Municipales tan peculiares en las que la situación económica va a jugar un papel esencial y las redes han irrumpido de manera determinante. Son dos variables que hace cuatro años no aparecían y que van a marcar este proceso electoral.

En esencia, trasladar la política a las redes supone la recuperación del papel del ciudadano en la planificación y ejecución de los proyectos de todo tipo de instituciones, desde cualquier comunidad de vecinos hasta gobiernos municipales y regionales. De la micropolítica de barrio a la macropolítica de las líneas maestras.

Lo que ofrece el vídeo de campaña de Zoido, haciendo una visión crítica, es un conjunto de clichés y un hilo populista; pero si se baja a la arena, al mundo real, el monólogo del cajero (Loli, la mujer que compra, ni aparece ni se manifiesta) lo habrá podido usted escuchar en cualquier rincón de la ciudad. Seguramente podrá escuchar lo contrario, pero la apuesta es que la gente se sienta reflejada en la situación sin interferencias del candidato. Piénselo: pequeño comercio de barrio de clase trabajadora, gente corriente que suda para llegar a fin de mes y que está muy alejada de la derecha adinerada de antaño. ¿Le suena?

El spot está bastante alejado del que presentó hace tres semanas IU, con una puesta en escena bastante más clásica (por no utilizar el término ‘conservadora’ que poco pegaría para hablar del actual socio de gobierno) en la que Torrijos y sus escuderos en la lista de la coalición apuntalaban los razonamientos de una serie de ciudadanos sobre la ciudad. Muy visto, muy enlatado. Intentando subrayar los avances se realiza un vídeo como hace 25 años. Curioso, ¿no? Puede que el modelo de vídeo de campaña de Zoido ya haya sido utilizado, pero en estas peculiares Municipales cobra un sentido adicional.

Si Espadas –ya descubriremos su vídeo– intenta arañar en los feudos tradicionales del PP con toda la lógica, la gran opción de Zoido para gobernar es hacer lo mismo en las zonas que tradicionalmente han apoyado menos a su partido. No se puede negar que Espadas está haciendo propuestas de notable calado y con mucho sentido, pero tampoco que Zoido ha tenido tiempo de esos menesteres y que ahora toca evitar que quien se ha convencido con su opción cambie de opinión. De ahí que, intencionadamente, se relacione la situación exclusivamente con el alcalde, incluso el paro, y no con Zapatero, por ejemplo.

Si ha leído usted este texto que hoy publica María José Guzmán entenderá mucho mejor de qué va todo esto, el sentido de los movimientos del PP y las dificultades que está encontrando el candidato del PSOE a pesar de su denodada carrera. Y si no lo ha hecho, hágalo. Comprenderá de verdad este sorprendente vídeo de campaña y muchas otras cosas.

Aprovecho para vincular el vídeo en el que se recoge la realización de la foto de la candidatura de Zoido, en el Estadio de la Cartuja. Entiéndase que el candidato del PP no va a desaparecer, sino a salir lo justo.