Fuera de Cobertura » Archivo » Los errores de Zoido respecto a la revista Mongolia

Los errores de Zoido respecto a la revista Mongolia

Jesús Ollero | 21 de enero de 2013 a las 15:05

Las críticas de Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla, a uno de los carteles promocionales de la presentación que la revista Mongolia realizará este jueves 24 en la Casa de la Provincia (la Diputación cede el espacio para este acto) presentan varios errores y algunos de ellos perfectamente evitables. Por cada retuit (unos 250 al final de la mañana de este lunes) o comentario de apoyo se podían encontrar en proporción cuatro en contra. El principal problema fue amplificar un contenido irrelevante, pero no ha sido el único.

 

Cartel de la presentación de Mongolia que aparece en la web de la Casa de la Provincia

Cartel de la presentación de Mongolia que aparece en la web de la Casa de la Provincia

El concepto: Zoido, seguramente de buena fe, mezcla el mal gusto con la falta de respeto. Una publicación, persona o institución de fuera de Sevilla difícilmente tendrá la medida justa para valorar el impacto de utilizar una imagen de forma distorsionada. En este caso, Mongolia se autodefine como revista satírica (irreverente, por tanto). Su reacción ha dado pie a una catarata furibunda en contra de su partido y de su propia figura por parte de tuiteros de todo el país. La revista, de impacto reducido y de orientación política expresamente opuesta al regidor sevillano, lanzó el guante y el alcalde lo recogió.

El contenido del tuit: Una cosa es no compartir el uso de la imagen de la Macarena y otro meter por medio algo tan delicado y de uso tan maniqueo como las libertades. El mal gusto no tiene por qué atentar contra las libertades de nadie. “La libertad de unos termina donde empieza la de otros. Hay necesidad de ofender los sentimientos de los sevillanos?” Dos cuestiones.
Difícilmente podremos concluir que se discuten las libertades respectivas. Está claro el discutible gusto del cartel, pero el público de la revista no es, digamos, afín a esos sentimientos a los que se refiere el alcalde. Había otras formas de cuestionar el cartel que provocaran menor impacto negativo. ¿Realmente necesitaba el alcalde esa expresión pública?

La localización: El radio de acción básico de Zoido es Sevilla (acaso Andalucía). Las reacciones en su contra le hicieron ser tendencia antes en Madrid que en Sevilla atraídos por su cargo de relevancia en el PP. No le expliquen a un gallego las tradiciones de un extremeño, o al menos no espere ni intente que las comparta. Y, por contra, no hay mejor forma de llamar la atención en una zona geográfica que utilizar de manera irrespetuosa símbolos arraigados en esa área.

La publicidad: Zoido cuenta con casi 30.000 seguidores en twitter, la mayoría vinculados de una u otra forma a las cosas de Sevilla. Consiguió propagar una imagen negativa de la revista y de un acto con dirigentes de IU (el histórico dirigente comunista Felipe Alcaraz) y del PSOE (Mercedes de Pablos, hasta hace unos días edil en el Ayuntamiento de Sevilla) pero, y ahí el error, eso suponía propagar la publicidad de una revista de escaso impacto real. Un comentario incluso califica a Zoido como el mejor community manager de la revista. Sin duda, le ha dado una gran publicidad a la publicación. ¿Cuántos sevillanos conocían la revista? ¿Cuántos conocían este acto de presentación?

Los efectos colaterales: En plena crisis del PP, cualquier excusa es buena para atizar al político de turno. Zoido, que lleva en esto relativamente poco, acaba arrastrando toda la imagen negativa de Bárcenas y de las políticas sociales del gobierno de Rajoy. Más aún, su intervención elevó muchos comentarios en contra de la iglesia en su conjunto (no de las cofradías, ignoradas por completo fuera de Sevilla), comentarios además en ese tono selvático que a veces se ve en twitter.

Reacción cero: después de dar una elevadísima difusión al cartel, no hay la menor reacción ante la incesante catarata de mensajes (la mayoría neutros o contrarios). Ni para matizar ni para reafirmarse. Lo único, para subrayar que lo organiza una institución (Diputación) gobernada por el PSOE (se ha apresurado a matizar que sólo cede el espacio). El tema se ha dejado correr, algo bastante cuestionable cuando el foco del incendio viene de su propia intervención.

El propio Zoido: Dos cosas le acaban pasando factura de forma inopinada. Su intervención fue criticada por muchos al entender que estaba ocioso, algo complicado con su acumulación de cargos y funciones. Para colmo, este 21 de enero es el cumpleaños del alcalde, lo cual reforzaba este arbitrario concepto. La nueva foto de su perfil en twitter intenta transmitir cercanía y pensar en positivo, pero en esta mini crisis de redes provocó algunos comentarios ciertamente hirientes hacia su persona.

 

  • Pepe

    El mal gusto no es delito. Algunos dirán que por desgracia. Y ni siquiera sale un taco, una palabra malsonante ni nada por el estilo. Que nos queremos indignar por indignarnos, que así nos creemos que parecemos mas interesantes.

  • Alberti

    Pero además, que yo -por cierto freaky de la semana santa sevilla a muerte- puedo usar la imagen de cualquier icono -La Macarena, un buda recostado, Atenea Nike, Amón Râ, o una caricatura de Mahoma- para lo que me dé la real gana siempre que no vierta falsas acusaciones, insidias, calumnias… sobre una persona o un colectivo. En fin, liberales en ESpaña si los hay son pocos y nunca han estado en la derecha por mucho que se arropen con esta ideología para poder presentarse en sociedad. Señores, salvo la vida dede el nacimiento, en una sociedad liberal y democrática TODO es relativo y por lo tanto NADA es sagrado. ¡Que se supone que llevamos 35 años dándonosla de demócratas, de liberales, de modernos…, y en cambio no nos detenemos jamás a reflexionar qué significa!

  • Jesús Ollero

    @Pepe: El cartel es de pena, pero nada insultante. Irrevente quizás. Irrelevante desde luego

    @Alberti: Parece que sobre esta imagen, como otras, rige el copyright. No puedes usarla alegremente y sin permiso, precisamente para evitar utilización indebida. Pero hemos visto cosas peores que han pasado desapercibidas, como ha debido ocurrir en este caso.

  • salvador

    Ya ha terminado Zoido de hacerle pasillo a Rajoy?,pues dedicate a Sevilla,que para eso te eligieron los que no sabian lo que hacian.Y otra cosita,a P.J.Ramirez tambien le vas a twuitear diciendole que no te gustan las portadas del Mundo?.Saludos

  • Carlos

    Talibanes católicos, que no todo va a ser Mahoma….

  • Juan sin Tierra

    Y, en ¿qué narices se basa este individuo para decir que “ofende a los sevillanos”? ¿es que ahora es portavoz de TODA Sevilla?
    Personalmente considero mucho más ofensivo la corrupción que campa a sus anchas entre los políticos, su partido incluso quizás el que más, y al que ninguno tiene el menor interés en atajar.
    ¿Ofensivo utilizar una figurita de madera y escayola? Venga ya…

  • Alberti

    En efecto, Jesús, se me olvidó señalar qu hay que respetar el derecho de autor, el material y el moral. Pero vamos, que fuera de esto, el icono de la virgen María no le pertenece a nadie, ni a los cristianos. Por lo tanto, cualquier otro colectivo puede usarlo y relativizar su sentido religioso.

  • […] a la legión de cofrades que se han rasgado las vestiduras en las redes sociales, , y a la reacción de nuestro alcalde, la famosa revista satírica, de la que un servidor desconocía su existencia hasta ayer, han […]

  • Ignacio

    1. El cartel lleva publicado semanas, otra cosa es que ahora se hayan dado cuenta.
    2. ¿El cartel de mal gusto? ¿Por qué? ¿Quién eres para definir lo que es o no de buen o mal gusto? Y te lo dice un sevillano amante de la semana santa. Por favor, que a veces la gente intenta ser más papista que el papa. Es 1 cartel sin ánimo de ofender, que ha cogido 1 símbolo de la ciudad como podía haber cogido otro…
    3. Lo que realmente es de mal gusto es que el equipo de prensa del alcalde se dedique a jugar con cosas así. Ahí sí que recortaba yo dinero, ya que no es la primera vez que meten la pata.

  • Rafaeliz

    El problema de este alcalde y de otros muchos dirigentes es que confunde libertad de expresion con tolerancia. La tolerancia esta para precisamente eso soportar o tolerar aquello que no te gusta, por ejemplo un cartel satirico de la virgen macarena, o la virgen macarena misma. Pero cuando tienes una situacion de poder e influencia como es el caso del sr.alcalde y tomas medidas para que aquello que no te gusta o no es de tu agrado prohibirlo, ahi si estas dando un ejemplo de intolerancia, de libro. En este pais hay libertad de expresion y no entiendo porque sin siempre las personas religiosas que se sienten atacadas en “sus sentimientos”. Yo como ateo me siento atacado tambien en mis convicciones cuando veo que se educa a los niños en fantasias religiosas con dinero publico, y ya ni te cuento cuando veo una cofradia dia si dia no en la calle, ataca mis sentimientos y convicciones esteticas. Pero como soy tolerante solo puedo criticar lo que no es de mi gusto y luchar por un estado laico lejos de cuentos de otros tiempos. Lea a Savater señor Zoido y quizas aprenda algo!

  • Vimes

    ¿Y por qué habla Zoido en nombre de todos los sevilanos? A mí, como ateo, me la trae al pairo que pongan la foto de una escultura como de una pintura, como de mi prima en bolas, oiga. ¿Pierdo, por ello, la condición de sevillano?

    Que ya somos mayorcitos para andarnos con tonterías, oiga.

  • luisito

    Zoido, tú a mí no me representas, así que no me defiendas de nada porque no lo necesito; de los talibanes del crucifijo me guardo y me he guardado siempre yo solo. ¡¡Hala a juir!!

  • Sevillan@

    Sr ZOIDO dediquese a gobernar Sevilla para todos los Sevillanos y no se meta en camisa de otros; la Macarena es tan grande que no necesita la defensa de ningún politiquillo como Vd.

  • Manuel

    La verdad, no me ha gustado la imagen en absoluto. No soy católico ni me considero cristiano pero la Macarena en Sevilla es algo más, mucho más. Me gusta la semana santa y de ahí que deteste esa forma de hacer “revista”. Un saludo muy cordial.

  • mhalconis

    Hasta cuando nos vamos a enterar en este País que la democracia, y es más la Libertad, tiene sus limites, sus fronteras, un muro infranqueable: La Libertad del prójimo, su libertad de expresión, sus creencias. No todo vale en Democracia, bajo el amparo de la libertad de expresión. La publicación juega con el daño al prójimo en cuanto que hiere sensibilidades. No más hipocresía por favor, tenemos cadenas de televisión que pone límites de edad por programas.
    Un saludo.