El contraste audiovisual

Jesús Ollero | 18 de diciembre de 2015 a las 7:11

El PP utiliza su canal de Youtube de forma sistemática, mezclando las intervenciones de sus principales candidatos con las acciones propiamente audiovisuales de manera algo desordenada. Bien tirados los vídeos animados con datos. El spot de campaña (más de 400.000 vistas) se centra en reforzar la recuperación y el empleo, obvio, y pide a gritos comprensión por aquello que no se haya logrado todavía. Muestra a Rajoy en su despacho pero no hace referencias a los más afectados por la crisis, situándose así al otro extremo, por ejemplo, de Podemos.

El PSOE, con un canal también lleno de actos pero con menor presencia de Sánchez que en otros partidos, el spot principal de la campaña (camino del cuarto de millón de visualizaciones) es el más peculiar de todos, puesto que se trata de una sucesión de ideas fuerza en un audiovisual de animación de estética muy moderna y francamente interesante, casi de cómic, pero quizás algo alejada de una parte muy importante de sus votantes.

Como en las principales redes masivas (Facebook y Twitter principalmente), la presencia de Podemos es amplísima. Vídeos a diestro y siniestro, algunos de una realización notable. En los propiamente de campaña (el principal apenas cien mil visualizaciones), refuerza de una forma narrativamente impecable justo lo que sus rivales pretenden obviar: mientras los demás les señalan como antisistema y rupturistas, en sus vídeos eso sólo se ve en el título (Maldita casa, bendita gente), pues todo el desarrollo está alejado de carga ideológica y refleja situaciones aplicables a personas de toda condición, localización geográfica y nivel socioeconómico de forma muy hábil, directa y clara. ¿Populista? Sin duda, pero basta con mirar alrededor para comprobar que en el mensaje del vídeo inicial de campaña y de #AlgoPasaConMaría se ven reflejados cientos de miles de personas. Ése era el objetivo, además de ignorar a Rivera. Objetivos ambos ampliamente cumplidos.

Ciudadanos depende tanto de Rivera que las caretas de sus vídeos, todos con la imagen del político, hacen difícil distinguir unos de otros. El vídeo de campaña (casi 300.000 vistas), además, muestra al propio candidato escribiendo una carta a su hija y después en actos públicos mientras interviene alguna otra persona. Es un mensaje claramente dirigido al futuro, aunque excesivamente condicionado por la extraordinaria atención sobre Rivera.

IU, que comparte con el resto el aluvión de material de los actos de campaña, presenta un vídeo que recupera la trayectoria de su formación. Entendemos que el comunismo, puesto que la evolución del partido le ha ido añadiendo matices y de hecho se presenta con un nombre distinto (Unidad Popular) y, por tanto, sin recorrido. Sin embargo el vídeo principal de campaña (más de 125.000 vistas) está hecho con medios ajustados pero un mensaje claro: la defensa del pueblo. Bien realizado, pero demasiado académico quizás.

Spot del PP

Spot del PSOE

Spot del Podemos

Spot del C’s

Spot del IU

Los comentarios están cerrados.