Hablemos de ‘eso’

Jesús Ollero | 16 de junio de 2016 a las 6:22

Seguir o no seguir la campaña. He aquí la cuestión. Si ha optado por la segunda opción, aparte de no culparse en exceso, sepa que encontrará multitud de información y reflexiones sobre qué se está tratando en esta (re)campaña electoral. En este periódico, sin duda. Y en su web, también. Si se da un paseo por ella encontrará con facilidad las gráficas de datos que está ofreciendo este diario con la colaboración de la startup andaluza Opileak. Esta vez nos detendremos en qué se está hablando sobre los candidatos. Hablan y no paran, candidatos y particulares, hágase cargo, pero si se agrupa todo lo que se dice y se organiza por temas de interés, hay conclusiones llamativas.

temas_graficas1

Resulta particularmente interesante comparar cuánto se habla de cada tema cuando se cita a los candidatos, aunque quede todavía una semana larga de circunloquios. No es ninguna tontería que el candidato que menos se asocia hasta ahora con el empleo -preocupación máxima de todo hijo de vecino- sea Pablo Iglesias, máxime cuando se sitúa casi en la mitad de los otros tres, que alcanzan un nivel de recurrencia en el tema muy similar. Tampoco es baladí que el único candidato al que no se cita con otro tema más que el empleo sea Mariano Rajoy. A saber: Pedro Sánchez transmite al usuario pacto, mientras los emergentes se vinculan con lo que dicen de la corrupción. La sanidad ha quedado completamente relegada aunque a quien más se saca el tema es a Rivera, y queda en último término en general el nacionalismo salvo para Ciudadanos, como no podía ser de otra forma, siendo además el partido naranja el que menos aristas presenta entre los temas que sugiere. Su gráfica dibujaría un triángulo equilátero de no ser por el acento en la corrupción. El líder de Podemos, por ejemplo, ha sido mencionado el doble de veces tratando la corrupción que el empleo, tema que en su caso se sitúa al nivel del pacto y la educación. En el caso de Rivera la educación va un paso por delante de sanidad y dos por detrás del pacto, mientras con Sánchez incluso se habla más de educación que de corrupción, mucho menos de sanidad y casi nada de nacionalismo. Con Rajoy aparecen pacto, educación, sanidad y nacionalismo en niveles similares (y en este orden), focalizando su atención en empleo y corrupción.

Ver los datos agrupados ahonda en estos datos. En el lado de la corrupción destaca Rivera, por encima de Iglesias, Rajoy y Sánchez. En el de la educación y pacto, Sánchez aventaja a Rivera, Iglesias y Rajoy. En nacionalismo Rivera tiene escaso margen sobre Rajoy, Iglesias y Sánchez, igual que ocurre en sanidad. En empleo, empate entre Rajoy y Sánchez, por delante de Rivera y muy atrás Iglesias.

 

Tuits electorales

Los comentarios están cerrados.