Archivos para el tag ‘Andrés Herzog’

Los círculos y la (re)valoración

Jesús Ollero | 14 de diciembre de 2015 a las 7:02

valoracion

Opileak está ofreciendo en la web de este diario algunos datos interesantísimos… si los queremos ver. Que ya se sabe que todo es voluntad y perspectiva. Les invito a que accedan a ElecciOnline y analicen lo que a continuación les desgloso, que no es otra cosa que el grado de valoración de los candidatos, que este fin de semana ha dado un giro sospechosísimo.

Alberto Garzón, cuya campaña digital es ciertamente meritoria y, sobre todo, muj limpia, lidera este ranking de notoriedad con casi un 29% de comentarios favorables y apenas un 15,23% desfavorables para una valoración general de 6,55. Pablo Iglesias quedaba a cierta distancia a principios del fin de semana con un 6,16 y un 26,2% de mensajes a favor y 16,32% en contra, pero hasta la noche del domingo ha pegado un estirón y se sitúa en 6,50, con 28,01% a favor y sólo 15,08% en contra. La diferencia de menciones entre ambos es similar a la detectada entre Rajoy y Sánchez. En tercer lugar encontramos a Andrés Herzog (UPyD), de muy largo el menos nombrado pero con una nota más que aceptable (6,15) además de un 24,56% de comentarios favorables y un 15,40% desfavorables.

Albert Rivera era el siguiente, el cuarto, el viernes al límite del seis (6,01) y con una posicionamiento favorable muy similar a Iglesias (25,88%), pero más alto en contra (17,16%), solo que durante el fin de semana parece haber caído en desgracia: 5,49 de valoración con 24,86% a favor y 20,46% en contra.

A cola el viernes, los dos candidatos de los partidos tradicionales. Rajoy supera el 25% de comentarios a favor (25,50%), no así Sánchez (24,89%), mientras ambos lideraban las menciones en contra con 17,38% y 16,91% respectivamente, hasta el repentino descenso de Rivera.

¿Repentino? Lo repentino que los círculos digan: evidente influencia en el extraño ascenso de Iglesias y el aún más extraño descenso de Rivera. El enemigo de Podemos ya no es el PSOE. Es el candidato de pasarela. De eso no hay la menor duda.

 

Rentabilizar la ausencia (y no es Rajoy)

Jesús Ollero | 10 de diciembre de 2015 a las 7:53

Nunca dos ausencias fueron tan comentadas. La de Rajoy por supuestísimo, pero también la de Alberto Garzón, el principal damnificado (bueno, él y su formación) de la punjanza de los emergentes y de cómo se han configurado los debates en esta campaña. Ya antes, en el streaming de El País, no había sitio para Garzón (ni para Herzog, que UPyD sigue existiendo y con representación parlamentaria) pero se dejó el atril vacío del todavía presidente. El lunes decisivo de Atresmedia fue con cuatro y el malagueño también se quedó fuera. Y el próximo lunes en el careo Rajoy-Sánchez pool mediante, pues es evidente que siendo un debate a dos no hay sitio para nadie más. Total, que en toda esta vorágine apenas ha cabido en el debate a nueve de RTVE, también con Herzog, por cierto, que logró sacarlo de la clandestinidad de la madrugada. Ninguneo total.

Pero Garzón, al que muchos discuten que no se uniera a las barricadas podemitas como hizo Tania Sánchez, no se le puede discutir un mérito fruto de la deportividad y del ingenio (suyo o de alguien cercano), con un mensaje redondo y sin carga ideológica. O sea, para todos los públicos.

“¿Os está gustando mi intervención? Es lo que tiene la democracia, que está a régimen #7dElDebateDecisivo”, es el tuit estrella de la historia de la política española. 23.000 retuits y casi 16.000 corazoncitos. Una auténtica barbaridad. Lo nunca visto en política, superando los veinte mil que recibió Carmena al poco de acceder a la alcaldía. @Tuitocracia midió 3.287 nuevos seguidores para Garzón exclusivamente durante el debate, con un espectacular repunte de 2.400 en el primer tramo de la cita y durante toda la emisión claramente delante del resto. Un resto entre los que sumó 3.184 Pablo Iglesias, 2.831 Albert Rivera, 2.189 Soraya Sáenz de Santamaría y 1.648 Pedro Sánchez (¡la mitad!). Por cierto que Pablo Iglesias dio un estirón de igual calibre (otros 2.400) en la primera hora postdebate, la de las valoraciones con el impacto aún de su comentadísimo alegato final.