¿Cabildo de cuentas o auditoria?

Manolo Ruiz | 10 de mayo de 2012 a las 17:51

¿Son de fiar los datos aportados en un Cabildo de Cuentas? ¿Se manipulan partidas? ¿Se alteran las cantidades? ¿Se facilita toda la información a los hermanos? ¿Qué hace Palacio en caso de no impugnación?

Muchas de estas preguntas tendrán variadas lecturas y diferentes respuestas según que caso. ¿ Quién garantiza transparencia en la celebración del cabildo de rendición económica? El delegado episcopal nombrado a tal efecto, suele sufrir los efectos de la modorra y, no siendo parte activa en la elaboración de presupuestos, su intención es que el cáliz de turno, pase cuanto antes.

En la mayoría de las cofradías consultadas,  los datos aportados el día de la celebración a la consideración de hermanos, no se exponen en pantallas, no se trabaja con gráficos ni power points; no se hace entrega de documentación alguna, por lo que todo queda supeditado a que vd. vaya en los plazos establecidos antes de la celebración del mismo y si tiene suerte y casualmente no han elegido uno de esos 15 días del año para sacar de la Hdad. documentación que había que digitalizar o repasar ,haga un ejercicio de fortalecimiento de memoria y trate de comprobar que el día D a la hora señalada en segunda convocatoria, se leen todas las partidas; se de cuenta de todos los gastos -previstos y no previstos pero afrontados-. De lo contrario es harto complicado garantizar la verdad de los datos y es que en matemáticas moradas, nunca dos y dos, suman de  a cuatro. Le leerán partidas que conviene sean detalladas y pormenorizadas, en cambio otras, las alojarán en epígrafes etéreos de gastos de priostería, gastos varios, internos, gastos de protocolo, etc… de ese modo no sabrá el hermano cuánto de adobo se come el amigo del prioste amigo del vestidor; a cuánto se paga el ramo de flores de la palmera de turno ni por qué se pagan presupuestos más caros a ciertos hermanos con implicaciones directas entre su trabajo y la vida de hermandad.

¿Por qué se manipulan lo datos?

La pureza debiera venir marcada por la limpieza en la elección de los censores, pero hasta en ésto, hay trápalas. Dentro y fuera de la Junta de Gobierno que, a la voz o miedo de su amo, borreguean las cifras que les dan sin el mayor pudor o peor, sin la capacidad suficiente de alertar de posibles errores…

Una auditoria externa al término de un mandato y antes del Cabildo de Elecciones garantizaría la veracidad del estado real de cuentas en el que se encuentra una Hdad. al término de un ciclo pero ¿por qué será que todas las consultadas rechazan esa posibilidad?

 

 

  • Javier

    Amén, hermano

  • Pastoreño8

    Más razón imposible. Ha retratado usted los cabildos de mi hermandad, donde hay hermanos que incluso prefieren no asistir para no alimentar el circo que tienen montado desde la junta de gobierno con un grupo de adeptas sin la capacidad de critica que aplauden las cuentas (que no hay quien se las cree) y se encargan de insultar y hacer campaña en contra en los días y meses sucesivos a aquel hermano que ponga en entredicho las cuentas o proyectos de la junta de gobierno, por lo que algunos sensatamente prefieren no participar de tamaño circo.

  • Trianero Cabreado

    Pues eso es muy facil cuando no hay transparencia pues para eso estan las denuncias tributarias y que cada uno coga su cruz y lo siga. Pero hay algunos que hasta las denuncias tributarias la venden a su favor …

  • Carlos Herrador

    Lo ha dicho usted….transparencia y no oscurantismos y amiguismos en algunas juntas de Gobierno como según mi opinión ocurre en mi Hermandad del Valle.
    Ya se dice….de estos polvos …estos lodos!!!!