Triste aniversario del Estatuto

Ignacio Martínez | 24 de febrero de 2008 a las 22:18

Entretanto, el próximo jueves se celebra el Día de Andalucía, que conmemora el doble éxito del referéndum de 1981. Doble, por el triunfo de la voluntad popular sobre el Gobierno de Adolfo Suárez, que propugnaba la abstención, y por la potente participación , que ahora sería un sueño. El 28 de Febrero tiene como acto principal la ceremonia de entrega de las medallas de oro de Andalucía y el título de hijo predilecto. Estas distinciones suelen provocar división de opiniones. Personalmente celebro el reconocimiento a un empresario de la categoría y tradición familiar de Jaime de Ybarra. Y lamento, un año más, que la Junta ignore los méritos del escritor y periodista Antonio Burgos. Hay muchas maneras de verlo, pero en esta edición se concede más mérito al porompompero que al Andalucía ¿tercer mundo? La autonomía está en deuda con este libro y con su autor, que escribió aquel ensayo entre 1970 y 1971, con sólo 27 años. El sistema de selección de candidatos para las medallas y los hijos predilectos debería ser más transparente y participativo. Y el Parlamento de Andalucía debería tener más protagonismo en el proceso. Y los gobernantes no deberían nunca tener la tentación de ignorar a sus críticos en este tipo de celebraciones. Pero lo cierto es que ocurre con demasiada frecuencia: no se trata con el respeto debido a los adversarios políticos o a otras instituciones gobernadas por gente de otros partidos. Nos quedan a todos genes del régimen franquista en la masa de la sangre. Qué se le va a hacer.

Las encuestas la única gran novedad que ofrecen sobre el mapa actual es la duda sobre el futuro de los andalucistas. Los demás, con un poco menos, un poco más o lo mismo, se quedan exactamente igual desde el punto de vista estratégico. Pero queda la incógnita sobre la suerte que va a merecer el esfuerzo del nuevo líder del PA, Julián Álvarez, que ha aglutinado a todas las fuerzas, grupos y grupúsculos regionalistas o nacionalistas bajo las siglas de una Coalición Andalucista que pretende remedar al Bloque Gallego. Con muy pocos votos se van a jugar quedarse casi como están o acabar laminados. Hay quien dice que van a pagar haber estado en contra del Estatuto de 2007. Visto el entusiasmo popular por el nuevo Estatuto su postura contraria más bien sería una garantía de continuidad. Pero a estas alturas de la campaña esa es la única cosa que queda por despejar el 9 de marzo. Lo demás, suma y sigue.

  • martinidemar

    suma y sigue pero parece que algunos se están hartando. Sería el caso de los médicos, asfixiado de tantos despachos de cargos intermedios nombrados a dedo entre los más incompetentes y que han descubierto la tercera modernización. Están como locos con los blogs: http://www.lacoctelera.com/medicosvirgendelasnieves. Ya se han cargado a un director médico y han despertado el interés en otros hospitales. Porque están hartos del suma y sigue.