Alta Velocidad » Archivo » Padrinos

Padrinos

Ignacio Martínez | 1 de agosto de 2008 a las 0:28

Un concejal de la franquicia catalana de Izquierda Unida, candidato número uno al Congreso por Tarragona en las últimas elecciones generales, colocó un anuncio en su blog de corte independentista, para protestar por el déficit fiscal de su región. Luís Suñé considera, como los nacionalistas de CiU o los socialistas del PSC, que es un abuso la contribución de Cataluña a la solidaridad nacional. Y ha colgado en internet el anuncio de una campaña independentista, en inglés, para no mancharse con el castellano: El cartel, bajo el lema SOS Extremadura te necesita y la foto de dos niños harapientos y semidesnudos, tiene un letrero en catalán que invita a apadrinar a un niño extremeño por mil euros al mes, “porque no es suficiente con el 8,7% del PIB catalán”.

Esta historia da para varias moralejas. Para empezar, basta con unos pocos Suñé para animar al personal a disminuir el déficit fiscal catalán por la vía rápida: si se venden menos productos catalanes, disminuirán sus ingresos y su contribución fiscal. Pero estas bromas xenófobas son armas de doble filo. Extremadura tiene poco comercio con Cataluña, es su quinto proveedor y su quinto cliente en el mercado español. Pero la balanza comercial bilateral fue favorable a Cataluña, en más de 280 millones de euros en 2005, unos 47.000 millones de pesetas. Lo que significa que es Extremadura la que tiene apadrinados a cientos de empresarios catalanes, que emplean a miles de trabajadores. Y todos ellos pagan sus impuestos en Cataluña.

Otro argumento que nos brinda este dirigente de la IU catalana es que 160 años después del Manifiesto comunista, está muerto y enterrado el espíritu de su frase final: “Proletarios de todos los países, uníos”. Suñé se convierte en un acólito del principio nacionalista de que el dinero de la Cataluña rica es para ella misma. Pero si damos por buena la tesis de que tributan los territorios y no los ciudadanos, y somos coherentes hasta el final, entonces dentro de Cataluña, deberán realizarse más inversiones en la provincia de Barcelona, que es la que más tributa. A continuación, será la capital el que reclame la principal atención de las administraciones y acto seguido serán los barrios de la clase alta barcelonesa los que exijan que sus servicios públicos sean los mejores. Una vez que se abre la caja de Pandora, ¿dónde termina el privilegio del territorio que más paga?

Nos quejamos de la falta de democracia interna de los partidos, pero cuando las marcas políticas no tienen una organización uniforme detrás, es mucho peor. Esta es la última moraleja: la franquicia de Izquierda Unida en el País Vasco apoya al plan nacionalista de un estado libre asociado. Y en Iniciativa por Cataluña Los Verdes aparecen personajes como Suñé. Esta variopinta coalición de fuerzas de izquierda no necesita un padrino, sino más bien un hada madrina.

Etiquetas: , , , ,

  • José Luis Pérez Tapias

    Estimado amigo:
    Desearía aclararle que ICV no es la franquicia de IU en Cataluña. La orgaización catalana federada en IU es Esquerra Unida i Alternativa (EUiA). Su confusión pueda deberse a que en las últimas elecciones ICV e EUiA han ido en coalición, y que el Sr. Suñé encabezaba la candidatura conjunta al Congreso por Tarragona. Pero es obvio que sus declaraciones no representan ni a IU ni a EUiA y, estoy seguro, ni siquiera a ICV, partido por el que es concejal en Torredembarra (Tarragona).
    Por tanto, Sr. Martínez, le ruego que no utilice las siglas de IU de manera confusa para hacer que el lector comparta con usted una conclusión injustifcada que sólo responde a una opinión previa y no al rigor de los hechos. Muchas gracias.

  • Ignacio Martínez

    Sin confusión y sin acritud:
    1. El señor Suñé ha sido el candidato de IU (+EUiA+ICV) en las pasadas elecciones generales por Tarragona.
    2. ICV e IU no son dos desconocidos: Son organizaciones
    ‘hermanas’, como la fueron el PSUC y el PCE: han compartido y comparten grupo parlamentario en el Congreso.
    3. La federación vasca de IU apoya el plan soberanista de Ibarretxe.
    Muchas formaciones de izquierdas han sido ‘penetradas’ por un espíritu nacionalista insolidario en determinados territorios. La suya no es la única. Y créame, no hay ningún prejuicio por mi parte: la presencia de IU en el Parlamento andaluz me parece imprescindible.

  • guillermo

    Hay dos hechos indiscutibles. El primero, que el déficit catalán – y los otros también- es excesivo e insoportable; la segunda, que el señor Suñé es un borrico. Y que lo segundo no sirva para justificar lo primero.

  • guillermo

    Respecto de lo del espíritu “nacionalista” es mejor no hablar de él porqué según mi modesto parecer las palabras del apreciado comentarista, el señor Ignacio Martínez, son comprensibles en boca de un nacionalista español. EL cual se atreve a fustigar a los otros nacionalistas sin darse cuenta de que él también lo es. Y el peor nacionalista es el que no se reconoce como tal.

  • Juan José

    A mi particularmente no me cae bien ni ningún politico ni ningún partido, en una democracia maquillada, no me presto ni a ir a votar, ya que nadie me representa, posiblemente cuando tengamos una democracia como en Suecia… por ejemplo, posiblemente me preste a votar. http://artejerez.blogspot.com/

  • Félix

    Ignacio, lo primero es lo primero, un abrazo entre “bruselenses”…
    En la blogosfera acaban encontrándose amigos y conocidos en cada esquina.
    Respecto a este “post” y sin entrar en estériles consideraciones “etnicistas”, hace unos días leí una información que –sumada a otros detalles– quizá ayude a comprender –que no justificar– reacciones y salidas de tono como la del tal Suñé: http://www.expansion.com/edicion/exp/funcion_publica/es/desarrollo/1152382.html
    De un tiempo acá se confunde riqueza con suntuosidad, empleo con ingresos y economía con contabilidad, tanto en los territorios ricos como en los menos ricos.
    Un saludo y ya sabes donde estoy.
    Un abrazo (y otro de parte de More),
    Félix.

  • Ignacio Martínez

    Querido Félix, bienvenido. Muy interesante la información de Expansión. Tienes varios comentarios y enlaces respecto al mismo asunto en anteriores entradas aquí mismo, en este blog. Repásalas, por favor. Abrazos para ti y para More.

  • Gonzalo Gala Guzmán

    Estoy radicalmente en contra de esa concepción de la izquierda como la única ideología que tiene la solidaridad por bandera. No creo en ello y he visto gente tan solidaria en la derecha como en la izquierda y, en el caso de la derecha, sin alardear de ello. Pero como, en algunos casos, la vida pone a cada uno en su sitio, el presidente de la Generalitat, el socialista José Montilla, ha destrozado este mito tan absurdo y ha puesto en evidencia la realidad de las cosas: que el PSOE sólo es solidario de boquilla para fuera. La negociación del nuevo sistema de financiación autonómica ha quitado la careta del oportunismo político y ha dejado al descubierto a un José Montilla que se niega a compartir con el resto de España el dinero de Cataluña. Si de solidaridad habla la izquierda, nada más solidario que las Comunidades ricas compartan su dinero con las pobres para permitir el desarrollo de éstas. Difícil papeleta se le presenta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que, por conseguir más votos, tendrá que pasar por el aro de Montilla, socialista de pro, que se quiere quedar el solito con su dinero y no formar parte de un sistema solidario de financiación que trata de subir el nivel económico de las regiones que menos tienen.