Necesitamos otros políticos

Ignacio Martínez | 15 de marzo de 2009 a las 1:07

Necesitamos otros políticos urgentemente. No sólo otros nombres y rostros. Lo que urge es otra clase de políticos. Los discursos de los actuales están llenos de incoherencia y desprecio por los adversarios. Esta semana. La inconsistente ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha presentado las líneas generales de una futura de ley de plazos para abortar en España hasta la decimocuarta o decimasexta semana de gestación. Esta propuesta no formó parte del programa del PSOE en 2008, plantearlo ahora parece que tiene como objetivo que se hable de algo que no sea la crisis.

Personalmente no estoy en contra de una medida así. Hay muchos dramas detrás de cada aborto y nadie aborta por gusto. Pero me preocupa la manera de presentarlo la ministra: las niñas de 16 años podrán abortar sin permiso paterno; si pueden casarse, pueden abortar. La Junta acaba de establecer unas cautelas para que los menores de edad no puedan operarse de cirugía estética, sin un serio estudio psicológico. La consejera María Jesús Montero, ha explicado que a veces las jóvenes de 16 años no cuentan con la edad mental suficiente para asumir un cambio como operarse de las tetas.

Pero su partido no aplica este rigor al aborto. Mi colega José Aguilar abundaba el jueves en esta idea:

“¿Y van a poder someterse a una agresión como el aborto por su sola voluntad inmadura? Este disparate no es más que una variante extrema del sistema de valores que venimos inculcando a la juventud… Se basa en instalarla en el infantilismo, la incapacidad de tolerar la frustración, la inflación de derechos sin deberes y una irresponsabilidad absoluta.”

El presidente de la Junta ha acudido en socorro de la ministra, con el argumento de que la ley quiere acabar con la inseguridad clínica y resolver problemas humanos. Pero no ha evitado pegarle una pedrada al PP, que se opone a la ley de plazos y ha anunciado que la recurrirá ante el Tribunal Constitucional. “Las desigualdades sociales no fueron nunca objetivo de la derecha”. Cuando los socialistas en vez de Partido Popular dicen la deresha, es que quieren mentarle la madre al PP. Y ya que estaba, Chaves ha añadido que la deresha no está arrimando el hombro contra la crisis económica. Seguro que la responsabilidad del PP en  el impacto de la crisis económica internacional en España, es menor que la del PSOE.

Otro lance político de baja categoría es la polémica sobre un apartamento que ha comprado en Arosa el vicepresidente Zarrías. Sale a la palestra el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, y dice que el piso está en al lado del mar en una zona que incumple la ley de costas, que es producto de un pelotazo urbanístico y que esto es un escándalo mayúsculo. Le compro el discurso. Puede repetirlo con más propiedad contra el ex presidente Aznar que se compró una residencia en Marbella en una zona ilegal, producto sin duda de un pelotazo urbanístico en la era Gil. Piso que la alcaldesa de Marbella no piensa tirar abajo. Ángeles Muñoz (PP) cree que los propietarios de las 35.000 viviendas ilegales iban de buena fe. Lo que ha demolido esta semanas es simbólico. Nada allí es escandaloso.

Por su parte, Zarrías, visiblemente enfadado contesta a la interpelación diciendo que el PP es un partido corrupto de la cabeza a los pies. Que la urbanización de su piso es legal y que va a seguir adelante porque está en su derecho. El problema para él es que ésta no es sólo una cuestión  derechos, es también una cuestión de valores: si su partido opina que no se debe construir al lado del mar y promueve leyes contra ese abuso, es incoherente que un dirigente socialista se compre un piso en construcción justo al lado del mar, por mucho que tenga los permisos.

Lo bueno de las crisis es que limpian. A ver si ésta se lleva por delante esta mezquina manera de hacer política de nuestros dirigentes.

  • María

    Se me había olvidado el pisito de Aznar en Marbella. Pero claro él actuó de buena fe. El malo es Zarrías. Qué poca vergüenza la de Antonio Sanz. El PP ya que es tan riguroso podría pedir que se tiren las 50.000 viviendas ilegales que hay en Marbella. O tirarlas, que para eso tiene la alcaldía. Pero no, dice la alcaldesa que eso hundiría Marbella. Jeta.

  • pep

    A propósito de los políticos, me pregunto si cuando habitualmente tenemos la costumbre de referirnos a sus pifias evocando la figura de sus responsables máximos, léase presidentes, secretarios generales, alcaldes etc…, no habrá una falta flagrante de buenos gestores en todos los ámbitos de la Administración desde tiempos inmemoriales.

    Si excluimos municipios y diputaciones, donde la cercanía del cajón lo hace más laminero, nos quedan los ministros, consejeros, conselleiros, consellers, etc…Estos cargos y sus decisiones sí que afectan a importantes colectivos, además de los de carácter nacional. Y es en ese contexto que pienso en la manida crisis.

    Si prestamos la máxima atención, y ya es pedir mucho, a las declaraciones y acciones de todos los prebostes del equipo económico español, cualquier persona medianamente iniciada percibe la bochornosa sensación de que no saben por dónde andan. Que no tienen ni la más remota idea, no ya de tomar medidas drásticas, sino de afrontarla con la penosa realidad que demanda. Y eso vale para todos los partidos, gobiernen o no. La sociedad avanza por la propia inercia de las personas, unas más que otras, pero, en última instancia, es casi casi el propio instinto de supervivencia y la ambición de mejorar que podamos tener cada uno de nosotros. El amparo, tutelaje, ejemplo o coordinación de las curiosamente llamadas autoridades es nulo. Porque no existe. A excepción, claro está, del espíritu recaudatorio, fiscalizador. Y esa praxis es exportable a todos los nichos de la Administración.

    La política española es un interminable rosario de insensateces, desatinos y extravagancias—tú más que yo—amén de una patológica obsesión por el enriquecimiento personal, no generalizado, pero si demasiado frecuente.Su mayor golpe de efecto es el intercambio de pedradas que, a la postre, no nos solucionan ninguna papeleta.

    Sr.Martínez, dice usted que las crisis limpian.Correcto, pero necesitamos un colosal tsunami.

    Un abrazo.

  • Mayoría Democrática

    El pasado jueves 12 de Marzo, nos presentamos en SEVILLA a los medios de comunicación en general y, por ser de SEVILLA, y estar embrionariamnete en SEVILLA, creímos conveniente hacerlo en SEVILLA por orgullo de nuestra tierra que, entre otras cosas, está CAPACITADA y SE HA PUESTO EN MARCHA un movimiento político de REGENERACIÓN de lo que de una u otra forma critican y con razón. PERO EN NADA AYUDAN SI, ADEMÁS DE ALIMENTARSE DEL RECURSO QUE POSSEN A TRAVES DE SU DIARIO, no creyeron oportuno “informativamente” estas NUEVAS IDEAS, PROPUESTAS, INTENCIONES de cambiar lo que ustedes critican, y la mayoría de ciudadanos sufrimos