El cambio en Andalucía

Ignacio Martínez | 14 de abril de 2009 a las 12:03

La primera reacción de Arenas, el presidente del PP andaluz, ante el cambio de líder en la Junta ha sido decir que José Antonio Griñán carece de legitimidad. Doble error. Primero etimológico, porque legítimo significa “conforme a las leyes”, “justo”, “cierto”, “genuino”, “verdadero”. Y el cambio de presidente por parte del grupo mayoritario de la Cámara no parece contradecir ninguno de estos términos. Y después, es un error estratégico. Lo que tiene que hacer Arenas es el discurso del cambio en positivo. Es imprescindible que el PP en esta coyuntura ofrezca un programa completo de gobierno. Porque tiene una buena posibilidad de ganar en 2012. El presidente regional de los populares ya no tiene que jugar a la defensiva contra  Chaves, el sempiterno jefe de la Junta. La situación está abierta y tiene una gran oportunidad. Refugiarse en una presunta falta de legitimidad del próximo presidente es seguir jugando a la contra. Y no es eso lo que necesita Andalucía.

En definitiva, Arenas lo que tiene que hacer es decirnos qué política haría, con cuántas consejerías, con qué personas, con cuántos recursos. Si adelgazaría la administración, si cambiaría los sistemas de ayudas a la agricultura, si aumentaría los presupuestos destinados a la innovación y de dónde sacaría el dinero… Pero es más fácil cuestionar la legitimidad del nuevo presidente.

  • callesierpes

    Ignacio, opino que lo de legítimo o ilegítimo es poco relevante siempre que se garantice la legalidad, es decir el respeto a las leyes.
    Respecto a lo que sugieres que debe hacer Arenas me parece un poco injusto. No es que se esté de acuerdo o no, pero recientemente leí en la prensa, en el Diario de sevilla por ejemplo, que el PP de Andalucía habia sacado un Documento con 65 propuestas para la crisis. Como no estaba muy seguro me fui a la página web del citado partido y efectivamente allí se encuentra el listado de las “Medidas para la crisis”. Se puede estar de acuerdo o no con que sean la solución, o al menos parte de la solución, pero hay que reconocerles que las propuestas existen.

  • Ignacio Martínez

    De acuerdo, hay propuestas del PP. Pero mi comentario no se refiere a la crisis, sino a la política general. Arenas tiene la oportunidad el 20 y 21 en el debate de investidura para decirnos qué haría, con quién y por cuánto. No se trata sólo de la política económica, sino también la industrial, la agrícola, la urbanística, la reforma de la administración… En definitiva todo lo que haría si fuese presidente. Tiene una oportunidad y no debe ocultarse detrás de legitimidades. No nos merecemos eso. Lo que nos merecemos es una buena alternativa.

  • Bosco

    El hecho que Arenas centre su crítica en la legitimidad no es una cuestión baladí, menos aún las razones por la que esgrime esa falta de legitimidad, como es el hecho de no haberse presentado a las elecciones.
    Arenas, acusó de pucherazo al gobierno andaluz en aquellas elecciones que ellos ganaron en las encuestas, aún recuerdo su llamamiento a todos los interventores, es un hombre gradilocuente en los argumentos, prefiere las enmiendas a la totalidad y así le luce el pelo.
    Por cierto no dijo nada cuando diputados del PP que no se habían presentado a las elecciones como candidatos sustituyeron a otros Presidentes, natural, a ellos la legitimidad les viene de nacimiento, los demás deben ganársela en las urnas, les pasa igual con la presunción de inocencia, aún recuerdo cuando el Presidente Don José María Aznar pidió la dimisión de Demetrio Madrid, presidente de Castillo León por una acusación absolutamente ajena a la política y de la que después fue absuelto, “Le doy 24 horas para dimitir” tronó en el parlamento autonómico la nasal voz del más tarde Presidente.

  • pep

    Al parecer, la reciente “huída” del presidente andaluz ha provocado en su propia tierra una cierta sensación de alivio.De creer esperanzadamente que pueden venir aires de cambio en el socialismo andaluz.Es posible, el tiempo lo dirá.Y esa premeditada jugada del tablero político en las alturas, donde se “trapichea” por encima del bien y del mal, también sugiere un golpe de timón en el partido del Sr.Arenas.A mi entender es un profesional político quemado, ladeado en distintas contiendas y con un discurso permanentemente quejoso y cansino. Alejado de lo que tendrían de ser las propuestas nuevas de un lider con verdadera vocación de futuro y, a la vez, impactantes.

    Un abrazo.