Motos en Jerez

Ignacio Martínez | 2 de mayo de 2009 a las 15:30

Las motos de Jerez no son sólo las de el Campeonato del Mundo, las de Lorenzo, Rossi y Pedrosa, sino  cientos, miles de motos que inundan Jerez, Sanlúcar, El Puerto, Chipiona o Rota, conducidas por gente educada -a pesar de la leyenda- que llevan BMW, Kawasakis, Hondas, Harley-Davidson, etcétera. Los hoteles, apartamentos, bares, restaurantes están llenos a rebosar, como en agosto. Un gran negocio turístico para la zona. Muy bien empleados los 5 millones de euros que paga de tasa la Consejería de Turismo y Deporte. Y además, queda mañana el impacto de la retransmisión de televisión a todo el mundo. Buen negocio y una buena noticia, para variar.

  • Primo

    ¿Ha estado usted alguna vez durante esas fechas en alguna de las ciudades que menciona? Me da que no. Y me da la impresión de que las escuetas líneas que ha escrito sobre el tema son la excusa para el elogio a la Consejería de Turismo/Junta de Andalucía. ¡Cómo no! ¿Qué sería de nosotros -y de usted…- sin Mamá Junta y Papá Turismo? Seguro que soy uno de esos a los que ustedes tachan de paletos cortos de miras, pero no estaría de más que hubiese dedicado un poco más de tiempo a su comentario y además de esas miríficas nueve líneas esforzarse en, si ya no criticar, al menos mencionar las carencias, puntos negros, comportamientos deleznables, trinconeo, abuso, anarquía y ley de la selva que se apoderan -también- de algunas de esas ciudades durante los días del Gran Premio de Motociclismo de Jerez. Y si no, pásese el año que viene. Y ya verá. A ver qué escribe entonces. A no ser que le dé miedo el cosqui de Mamá Junta y Papá Turismo.

  • Ignacio Martínez

    He pasado el fin de semana en Chipiona. He visto a muchísimas motos y moteros, por la calle, en bares y restaurantes y ni un solo incidente. El comentario de los lugareños que me acompañaban era de agradecimiento a lo que usted llama Papá turismo. Lo consideraban un negocio estupendo para alquileres, tiendas y bares. Y en especial ahora que hay tanta crisis y paro.

  • María

    Yo estuve en Sanlúcar el sábado y también me sorprendió el buen ambiente motero que había. En realidad había oído historias de gamberros y no me encontré nada de eso.