Alta Velocidad » Archivo » El olivar: daño colateral de la crisis

El olivar: daño colateral de la crisis

Ignacio Martínez | 27 de mayo de 2009 a las 8:16

Los olivareros andan preocupados por los bajos precios de su aceite. Y asustados de cómo se pondrán en la próxima campaña, que puede batir todas las marcas de producción de la historia. Algo de culpa tienen los interesados. Si al lince ibérico le llaman funcionario por el dinero que se destina a su cría en cautividad, no sé que tendríamos que decir del olivar, que ha sido desde la entrada de España en la Comunidad Europea, y en particular desde 1998, la niña bonita de las ayudas europeas. Parte de los 38,4 millones de euros que se han destinado al programa del lince desde el año 2000 son fondos europeos de protección al medio ambiente. Pero el olivar juega en otra liga. De hecho juega en la NBA de las subvenciones regionales. Más de la cuarta parte del cheque anual de Bruselas que viene a Andalucía por todos los conceptos, es para el aceite de oliva: 750 millones de euros.

El sistema de ayudas de 1998 se estableció para árboles plantados por anterioridad. Pero este era un buen negocio y los olivos nuevos han proliferado en Andalucía como por arte de magia. Además, con todos los adelantos técnicos, riego por goteo, sistema superintensivo… Ahora ya hay un pago único al olivar, basado en los rendimientos históricos, pero la producción casi se ha duplicado en estos 12 años.

La crisis tiene una fuerte influencia en esta coyuntura del olivar. Han desaparecido muchos medianos intermediarios que cumplían una misión en el mercado y se ha concentrado la demanda en pocas manos. Casi la mitad de la producción mundial la compran entre cuatro grandes industrias. Y los diez grandes pueden haber comprado este año 1,2 millones de toneladas, una cantidad para la que se necesitan 350 o 400 proveedores. Hablamos de la necesidad de fusiones entre las cajas de ahorro, para en otros sectores es más urgente ganar dimensión.

Se han plantado muchos olivos estos años, pero todavía más en el extranjero que en España, en el norte de África, Portugal, Sudamérica. Y para los momentos de excedentes tiene que existir un sistema de almacenamiento automático que las autoridades y el sector privado deberían afinar. El mecanismo comunitario que se va a poner en marcha estos días ya está levantando los precios antes de entrar en vigor.

Es una pena que en un producto en el que Andalucía es el líder mundial se estén pasando apuros. La región debería ser ya sinónimo de calidad y prepararse para liderar la comercialización mundial. La crisis ha tenido otro daño colateral: ha impuesto las marcas blancas, cosa que también ha abaratado los precios en origen. Pero las marcas propias de prestigio deben tener un sitio en el nuevo modelo productivo del que tanto se habla tanto estos días. Aquí tienen un tema estupendo para hablar en esta campaña electoral. No todo va a ser la guerra de Iraq, el paro, el caso Gürtel y los trajes de Camps.

  • Juan Ignacio

    Ciertamente el problema del aceite es serio, el tema de las marcas blancas ha bajado el precio ya que algunos Distribuidores lo utilizan como reclamo a los consumidores y ponen un precio a veces por debajo del coste. Pero las Marcas de siempre tienen que defender su calidad a un precio competitivo para que los consumidores sigamos comprando un aceite de la más alta calidad.

  • Propuesta

    Creo que los fabricantes de aceite de oliva podrían informar a los consumidores de las ventajas de consumir un aceite de calidad y sobre cuales son las diferencias que hay con las llamadas marcas blancas, ¿que procesos o calidad se le resta a las marcas blancas para que puedan bajar el precio?, esta información sin duda sería muy valiosa para nosotros y poder tomar un mejor decisión de compra a la hora de ir a por aceite. Los Fabricantes tienen que ver esto como una oportunidad y ofrecernos a los consumidores soluciones inteligentes.

  • Pablo

    Increible, pero hay gente que crea que se regala un duro por 4 pesetas..

    aqui un enlace a un articulo interesante sobre la decepcion de los compradores de marcas blancas :

    http://www.ipmark.com/noticia.asp?ref=7263

  • Carlos Reigosa

    Y la leche también, hoy en dia la llamada guerra entre marcas tradicionales y marcas blancas llevan a que el más perjudicado sea el productor. No se dan cuenta que los precios más baratos de las marcas blancas llevan consigo un peligro. Estoy muy de acuerdo con la referencia del comentario anterior.

  • Josue

    Lo de como maltratan a los trabajadores es para pensarselo.
    Por algún lado ganarán dinero.

  • Pilar

    Las marcas mal llamadas blancas hacen lo que quieren. Se aprovechan de una época de crisis.

  • Alicia Konser

    Tiene toda la razón del mundo Pilar, las marcas blancas es decir los Hiper se aprovechan como nadie para sacar tajada a la crisis. Estos productos que normalmente tienen muy baja calidad les cuestan cuatro centimos ya que explotan a todos en los precios, luego ellos multiplican el precio por diez y todavia sale más bajo que los productos a los que han copiado, pero logicamente la calidad no tiene nada que ver con los productos originales.
    Yo ya no las compro, recuerdo Pilar.

  • Israel

    Yo soy de los que prefieren marcas buenas y más aún con las ofertas que está sacando.

  • Dani

    Sin duda los consumidores tenemos mucho que decir en esto de proteger los sectores (Leche, Aceite, etc) reclamando siempre la calidad, y aunque seguimos en plena crisis sin embargo cuidado con lo que compramos que no todo es igual, el link que os adjunto es un de un informe sobre la calidad de las marcas blancas que me parece muy interesante, http://www.ceaccu.org/index.php?option=com_content&view=article&id=616:ison-fiables-los-reclamos-de-salud-en-las-etiquetas-de-los-alimentos-qmarca-de-distribuidorq&catid=86