Armstrong no sabe perder

Ignacio Martínez | 23 de julio de 2009 a las 7:53

 

Armstrong  y su equipo Astana atacaron en una de las primeras etapas del Tour, en la que se quedó cortado en un abanico Contador. Iba a comerse al muchacho. Todo estaba justificado. “Hay que estar atentos”, dijo. Y el muy malvado al final de ayer dice que no entiende por qué atacó Contador en el último puerto de la jornada de ayer. Pues para intentar dejar atrás a los hermanos Schleck. Y lo hizo, pero el que de verdad se quedó fue su compañero de equipo Kloden. Por cierto, uno de los que tiró en el abanico para dejar tirado a Contador. En fin, Contador va a ganar para disgusto de Armstrong, que no está dando muestras de saber perder con mucha gallardía. ¡Hay que estar atentos!, Lance.

Los comentarios están cerrados.