Estados policiales V: China

Ignacio Martínez | 17 de agosto de 2009 a las 11:14

 

En Birmania hay 2.100 presos políticos. La más famosa de todos ellos es la Premio Nobel de la Paz Suu Kyi a quien hace una semana el régimen militar que gobierna este país asiático desde 1962 ha condenado a año y medio de reclusión domiciliaria, lo que supone que no podrá ser candidata en unas supuestas elecciones libres que dice la dictadura que habrá en 2010. A China le parece bien. Tanto que piensa vetar cualquier resolución que condene o sancione a Birmania en Naciones Unidas. Su argumento es que “la sociedad internacional debe respetar plenamente la soberanía judicial de Birmania”, en beneficio de la estabilidad regional. China, como Birmania, son dictaduras y estados policiales. Ignoro si Arenas, Cospedal, Camps, Aguirre, Rajoy, Mayor Oreja, González Pons y compañía son capaces de encontrar alguna diferencia con la España actual. Es un escándalo que un partido de gobierno como el PP, con dirigentes acusados de corrupción, pretenda incendiar el sistema político español para taparse.

Los comentarios están cerrados.