Zapatero y Rajoy, en la cara oscura de la Luna

Ignacio Martínez | 5 de octubre de 2009 a las 9:00

 

En su viaje interplanetario, Zapatero ha entrado en la cara oscura de la Luna. Dos encuestas publicadas ayer por La Vanguardia y El País le daban claro perdedor si las elecciones generales se celebrasen ahora. Las muestras se parecen como dos gotas de agua. El periódico catalán establece el vuelco electoral en escaños: se pasaría de los 169 diputados socialistas y 154 populares actuales a 169 del PP y 151 para el PSOE. En porcentajes, ambos coinciden en que la candidatura de Rajoy ganaría dos puntos y medio respecto a las elecciones de marzo de 2008 y la de Zapatero bajaría seis. Los catalanes de CiU y los vascos del PNV también pierden confianza entre los electores. Y los más beneficiados son Izquierda Unida y UPyD, que sumarían un 10% entre los dos.

Entre los ministros, sólo aprueba Alfredo Pérez Rubalcaba y Aído es el farolillo rojo, suspendida hasta por los votantes socialistas. Dos de cada tres consultados desaprueban la gestión de la crisis que realiza el Gobierno y un porcentaje similar cree que el PP ni ayuda ni hace propuestas concretas para salir de esta situación. Una aplastante mayoría opina que la subida de impuestos es perjudicial para la recuperación económica y que la pagarán los trabajadores y las clases medias. Por otro lado, un 65% piensa que Rajoy no actúa correctamente ante las acusaciones de corrupción a su partido.

El resultado de estas encuestas confirma el diagnóstico de que el país está falto de liderazgo en los dos campos políticos principales. Además, ninguno de los máximos dirigentes de los dos grandes partidos se muestra diestro en la navegación con el viento en contra. Zapatero intentará que pase el temporal antes de arriesgarse a convocar elecciones. El calendario previsto empieza con las catalanas en 2010, seguidas de las municipales de 2011 y las generales y andaluzas en 2012. Si la figura de Zapatero continúa degradándose nos podemos encontrar con que el PSOE andaluz se atreve a convocar unas elecciones regionales en solitario, algo que sólo se ha producido dos veces desde el inicio de la autonomía en 1982. Lo haría por su interés, pero sería una buena ocasión, treinta años después, para hacer un balance de la realidad andaluza y su futuro sin la contaminación del debate nacional, como ha sido la norma durante los 18 años de mandato de Manuel Chaves. Pero esa ya es otra historia.

De momento lo que sabemos es que los populares le sacan cuatro puntos a los socialistas, uno más que en las elecciones europeas de junio. Hoy día, sólo uno de cada cuatro españoles confía en el presidente del Gobierno; pero el jefe de la oposición está aún peor en aceptación personal, con el respaldo de uno de cada cinco ciudadanos. Rajoy parece acompañar a Zapatero en el módulo lunar.

  • Esteban

    ¿De qué se ríe Zapatero? No para de reír en los actos públicos. ¿De qué se ríe Camps? O es una máscara que llevan…