La conexión entre Mourinho y Benquerença

Ignacio Martínez | 21 de abril de 2010 a las 20:00

José Mourinho fue entrenador en la temporada 2001-2002 del União de Leiria, tras su paso por el Benfica y antes de entrar en el Oporto, equipo con el que ganó dos ligas portuguesas, la Copa de la UEFA y la Champions. Leiria es una localidad muy pequeña, de apenas 50.000 habitantes, muy cerca de la costa, a medio camino entre Lisboa y Oporto. Cabe pensar que allí todos se conocen, y más si son del mismo gremio. Pues bien Olegario Benquerença, el árbitro del partido de ayer entre el Inter y el Barça nació en Batalha, un pueblito situado cinco kilómetros al sur de Leiria. ¿Y a que no saben dónde vive el colegiado? En Leiria, precisamente; en donde sin duda tuvo que conocer al joven Mourinho cuando a los 37 años dirigía el equipo local. El bueno de Olegario tiene seis años menos que José. No sabemos cómo de estupenda fue su relación, lo que conocemos fue el arbitraje de Milán, que no es que fuera casero, es que fue leiriense. Cariñoso, no en balde Benquerença significa en castellano estima. Esto es lo que hay.

  • ?

    En serio?

  • Esteban

    Hombre, Olegario perjudicó claramente al Barcelona, pero el Inter jugó mejor.

  • Jotaeme

    No escuché a ningún barcelonista quejarse, justo ahora hace un año, del delictivo arbitraje de Stanford Bridge.

  • Respuesta a Jotaeme

    Delictivo arbitraje en Stanford Bridge? no fué en la misma eliminatoria que sacudieron a Messi en el área y no pitaron penalty? anda ya jm, que yo sí que me acuerdo del Chelsea.

  • Jotaeme

    Fue la eliminatoria en la que el árbitro noruego le tangó al Chelsea al menos, digo al menos, -me refiero sólo a los claros- dos penalties. Fue hace un año, deberías acordarte. Es verdad que el portugués de San Siro hizo un arbitraje… europeo -se llama- pero lo de llorar tanto….

  • newyorker

    Arbitraje aparte, el primer equipo que le pega un meneo serio al Barça de Guardiola. Eso parece más llamativo que el penalti que no te pitaron ayer pero te pitarán mañana.