Alta Velocidad » Archivo » Método para evaluar el trabajo de los diputados

Método para evaluar el trabajo de los diputados

Ignacio Martínez | 22 de abril de 2010 a las 7:23

Una de las habituales de este blog, Carmen, nos proponía el domingo establecer un método objetivo para calcular el rendimiento de los diputados. Era un comentario sobre la medida de la región de París, Ile-de-France, en la que se recortarán los ingresos de sus consejeros en caso de inasistencia a sus plenos y comisiones de trabajo. Nos proponía además contabilizar las preguntas, interpelaciones o número de ciudadanos de su circunscripción con los que se entrevistan para que les expongan sus problemas. Añadía que en unos días podíamos hacer aquí un compendio de requisitos para hacer un manifiesto. Ignoro si habrá masa crítica al final, pero es una buena idea. “¿Qué os parece un Manifiesto para la evaluación del rendimiento y eficacia de los diputados?” planteaba Carmen. Queda lanzada la convocatoria. Se entiende que estamos hablando de los diputados, senadores y diputados autonómicos; o sea, miembros de poderes legislativos. Con algunos ingredientes ya: 1. Asistencia. 2. Preguntas. 3. Interpelaciones. 4. Entrevistas con ciudadanos. A ver qué se os ocurre añadir.

  • Esteban

    Se podría añadir a la lista el número de proposiciones de no ley.

  • Jotaeme

    Yo lo tengo muy claro. 1. Asistencias a pleno. 2. Asistencias a ponencia o comisión (lo primero puntúa más que lo segundo). 3. Iniciativas y/o enmiendas en ponencia y/o comisión, con un plus positivo si esa iniciativa prospera y no es una farfolla. 4. Presidencias y/o portavocías en ponencia y/o comisión. 5. Intervenciones en sesión plenaria; sólo valen las de la tribuna. 6. Preguntas con respuesta escrita salvo que sea un titular de periódico de la semana precedente, que puntuarían en negativo. 7. Reuniones CONCRETAS con electores de su demarcación (no valen romerías ni actividades gastronómicas). PUNTOS NEGATIVOS. 1. Preguntas sobre cuestiones varias cuyas respuestas estén reflejadas en documentos oficiales de acceso simple. 2. Actitudes gamberras en pleno o comisión. 3. Filibusterismo declarado. 4. Traiciones a los intereses obvios de su demarcación a través de votaciones por disciplina de partido.

  • Carmen

    Me encanta que hayas tomado en cuenta mi idea. La propuesta de Jotaeme me sugiere que se podría establecer una especie de carné por puntos. Y habría unos bonus malos para descontar. Sinceramente, las intervenciones en los plenos aunque no sean desde la tribuna deberían contar y las intervenciones en comisiones de trabajo también. Sin embargo, ser presidente o portavoz de una comisión depende de las direcciones de los partidos, según tengo entendido, y a eso no le veo un mérito especial. A ver qué os parece a los demás…

  • Luis Rull

    Esto ya se está haciendo con los senadores y no creo que tarden mucho con los diputados. Un grupo de ciudadanos se ha empeñado en liberar los datos que las administraciones tienes secuestrados. Esto es sólo el principio Sena2.info.

  • Ignacio

    Sí Luis, pero aquí se trata de crear nuestro propio método de cálculo. Espero tus sugerencias y las de los demás habituales del blog. Se me ocurre que no sólo deberíamos poner reuniones con los ciudadanos, sino también ‘soluciones’ a los problemas planteados, para que no se quede en un bla-bla-bla.

  • JJ

    Gracias por el enlace, Luis. Desgraciadamente, en el Senado todavía se está en la fase de conocer el trabajo; el evaluarlo vendrá luego. Pero no se nos había ocurrido, es una buena idea.