Pasodoble taurino: Griñán, eres el más grande

Ignacio Martínez | 30 de abril de 2010 a las 8:28

Sesión taurina en las Cinco Llagas. Un espontáneo acapara el protagonismo de la sesión de control al Gobierno, normalmente dedicada a que el presidente Griñán (PSOE) conteste a las preguntas de Valderas (IU) y Arenas (PP). Pero para celebrar el primer año de Gobierno de Griñán, su neófito portavoz parlamentario intervino en la sesión y le dedicó una composición complaciente en exceso.

Como si quisiera emular a Josefina Porras y al maestro Martín Domingo, Mario Jiménez debutó ayer como autor del emotivo pasodoble taurino Griñán, eres el más grande. Cierto paralelismo hay entre Marcial Lalanda y José Antonio Griñán, nacidos ambos en Madrid y doctorados en la plaza de Sevilla. En el caso de Lalanda, con Belmonte de padrino y Chicuelo como testigo. Pongan si quieren a Felipe y Chaves como sustitutos en la cosa política para el actual presidente de la Junta. Pero no cabe parangón entre las estrofas escritas por Josefina Porras y el texto pergeñado por el debutante Jiménez. En el pasodoble de Lalanda se habla de arte, valor y corazón, pero al portavoz socialista en el Parlamento andaluz, llevado de un inusitado espíritu de culto a la personalidad, se le fue la mano con su patrón.

La primera y la última parte del recital de doce minutos del portavoz socialista estuvieron dedicadas a glosar los méritos de Griñán. Esta es la verdad sobre Andalucía, según su particular versión: en un año duro y trascendental la respuesta del Gobierno andaluz ha sido puntual, justa, atinada, responsable. La Junta se ha anticipado a la realidad, comprometiéndose, actuando, demostrando cómo los buenos políticos, una clase política responsable, nunca se rinde, sino que genera soluciones, confianza, esperanza. El de Griñán ha sido un Gobierno fuerte que ha adoptado medidas claras y contundentes, basadas en el diálogo, la verdad y la responsabilidad. Un Gobierno que se ha atrevido a cambiar el sistema productivo y lanzar un nuevo paradigma más justo, más viable, más competitivo. Griñán ha impulsado como nadie, más que nadie, mejor que nadie, toda una serie de políticas; su Gobierno ha creado más empleo que nadie. Los socialistas han estado en el tajo, impulsando medidas que han creado riqueza y empleo. El presidente ha liderado un Gobierno responsable que con diálogo y concertación ha generado seguridad y confianza, y que con una iniciativa política clara e intensa ha puesto a Andalucía en la centralidad de España. En resumen: en este año Griñán ha desarrollado un ingente trabajo, con enorme compromiso.

Este exagerado culto a la personalidad no ha sido, sin embargo, lo más destacable de la intervención de Mario Jiménez. Si es impropio deshacerse en halagos hacia su jefe, más inadecuado es utilizar una sesión de control al Gobierno para descalificar una y otra vez a la oposición. A este cronista le sorprendió que Arenas y los suyos abandonasen sus escaños… tan tarde. Cuando lo hicieron el portavoz socialista llevaba consumidos tres minutos de improperios. Para él, la oposición de la derecha, es frívola, irresponsable, ruin e indolente. Fundamenta sus esperanzas en las desgracias, problemas y dificultades de los andaluces. No creen en los andaluces, no saben dónde están, ni a dónde quieren llegar. En este punto, Jiménez dijo que el PP está encabezado por el más irresponsable líder de la oposición que ha tenido esta tierra. Y en ese momento, Arenas y los suyos abandonaron sus escaños.

No contento con el resultado, el portavoz continuó su perorata: Si el demócrata Arenas gobernara, las personas mayores, la sanidad pública, la educación pública, la dependencia estarían en la cuneta de Andalucía. Los diputados populares volvieron a sus escaños una vez hubo terminado el parlamento de Jiménez.

Esta intervención inhabitual y fuera de tono quitó protagonismo al mano a mano que cada quince días enfrenta a los maestros en el ruedo del Parlamento andaluz. Ayer Arenas y Griñán protagonizaron un debate de gran nivel. El líder del PP empezó calificando la situación de Andalucía como gravísima, con 633.000 parados más en tres años. Reprochó a Griñán que haya engañado, mentido o no reconocido la realidad. Que repita que ya ha cambiado la tendencia, sin que sea cierto, que se refiera a brotes verdes que sólo él es capaz de ver.

Sostuvo que éste es un Gabinete OVNI. Y que Griñán solamente ha conseguido tres cosas en un año, que le llamen Pepe en vez de José Antonio, ser secretario general del PSOE andaluz y que su posible sustituta cobre cuerpo en el Gobierno. Y le reclamó mayor atención a los intereses andaluces que se ventilan en Bruselas, en la sede de las instituciones europeas.

Griñán le respondió que la pérdida de empleos desde el primer año de la crisis ha sido decreciente, que en Andalucía se están produciendo más matriculaciones de coches, más hipotecas y más ventas en las grandes superficies, lo que le lleva a la conclusión de que se está iniciando una inflexión en la crisis. Ambos demostraron que son buenos lectores de prensa. Arenas se refirió a la entrevista a Griñán que Carrizosa publicó el domingo en los nueve diarios del Grupo Joly. En concreto, a la respuesta del presidente sobre la pérdida de fondos europeos a partir de 2013. Le sorprendió que Griñán dijese que la tendría que compensar el Estado.

El presidente también ha leído a Martín Ferrand, en un diario de la competencia, decir que Arenas tiene más interés por las vicisitudes de la gaviota que por la grandeza del Estado y la prosperidad de la nación. Griñán advirtió a Arenas de que los ciudadanos no es que estén perdiendo la confianza en el Gobierno o en la oposición, sino en el conjunto de la clase política y en los políticos.

Valderas se ha convertido en un rehiletero de postín. En particular cuando hay que ponerle banderillas negras al toro de la gestión del Gobierno. Ayer volvió a clamar por el fortalecimiento del sector público y afeó a Griñán su apuesta por la privada. Pero el gran protagonista de la sesión fue el pasodoble del maestro Jiménez: Griñán, eres el más grande. Un estreno inolvidable.

  • Pep

    Felicidades Ignacio, nos has hecho partícipes de una de las mejores piezas oratorias de los últimos tiempos. ¡Albricias! Me rio yo del brindis de La Traviata, leyendo este titánico brindis, no al sol, sino al inmortal caudillo que vela por el escaño y la nómina que, aun careciendo de importancia, dan lustre y boato al líder.

    A buen seguro que Josefina Porras, en vez de escribir arte, valor y corazón, lo habría cambiado por cargo, lamedura y gratificación, ¡Ole!
    Un abrazo.

  • RF

    Don Ignacio,

    Recuerdo reuniones de las iniciativas comunitarias, como la Youthstart, con un partenariado de las dos Europas. La norteña y la meridional. Todos los horrores que estamos viviendo (los Pigs camino del matadero, etc) estaban ya representados allí. Mentiría si le dijera que todo esto me sorprende.