El Barça gana al Madrid: el fútbol retrata a España

Ignacio Martínez | 17 de mayo de 2010 a las 7:28

Zapatero por fin ha tenido una buena noticia, el pobre. El Barça ganó ayer la Liga. El fútbol puede servir para retratar a este país. Es una parte sustancial de nuestro inconsciente colectivo. Tanto, que la única cosa que puede subir la autoestima nacional en el corto plazo es que la Selección gane el Mundial de Suráfrica en julio. Salvaría el prestigio patrio. En sentido contrario, si pinchamos se acrecentará la idea de que nos ha mirado un tuerto: de ganar la Champions de la economía mundial a perder el Campeonato del Mundo de fútbol. Pero mucho antes de eso, el triunfo de ayer del Barcelona en la Liga es un consuelo para quienes pensamos que el pelotazo y la especulación deben ser desterrados de los negocios.

Más allá del amor por unos colores u otros, Barça y Madrid representan filosofías muy distintas. Florentino Pérez, constructor por más señas, aplicó en el 2000 un sistema de fichajes estelares que creía imbatible: contratar a los mejores del mundo, se recuperaba vendiendo camisetas, nos venía a decir si simplificamos su discurso hasta el absurdo. Pero la cosa no cuadraba, a pesar de la categoría de los galácticos, que les hizo ganar dos Ligas y una Champions. Así que don Florentino reclamó el apoyo público, para recalificar los terrenos de la ciudad deportiva del Real Madrid, y así financiar su aventura deportiva. Y, ya que estábamos, también pidió al Gobierno Aznar que creara una fórmula especial, para que los Figo, Ronaldo, Zidane, Beckham y compañía pagaran pocos impuestos: un 24%, como los españoles que ingresan 18.000 euros. En resumen, fichajes especulativos, recalificación de terrenos y ayudas públicas. El retrato de una época. Al final se produjo un mutis por el foro en 2006 del mago de la fórmula.

Después vino la crisis y el mundo cambió. Parecía que los españoles se despertaban del sueño de que eran nuevos ricos. Pero no. No escarmentamos. El mago volvió con la misma filosofía: pidió prestados 255 millones para fichajes, y en vez de un galáctico por año, trajo un montón de golpe: Cristiano Ronaldo, Benzema, Kaká, Xabi Alonso, Albiol, Arbeloa… Y el público se le entregó: 80.000 madridistas acudieron al Bernabéu a la presentación del crack portugués. Los aficionados estaban convencidos de que la calidad individual de sus estrellas podía ganarlo todo. Pero en realidad no han conseguido la Liga y de la Champions los eliminaron en octavos de final. Por el contrario el campeón de Liga es un club con espíritu de equipo, política de cantera y un juego de asociación solidario, en el que todos se sacrifican y nadie pretende lucirse. También con un liderazgo claro, el de un entrenador juicioso, educado, trabajador.

Si el fútbol retrata a este país, puede que hayamos aprendido algo en la jornada de ayer. Los triunfos no se fabrican con talonarios, sino con constancia y trabajo. Con esa lección, España tiene remedio.

  • Lucía

    Totalmente de acuerdo, pero aquí estamos, pensando en huelgas (por supuesto, no a la japonesa), en piquetes que no dejen trabajar a quienes -en su derecho- no queremos asistir a esa huelga aunque nos bajen el sueldo. ¿Espíritu de equipo? ¿pagar más quienes tenemos sueldos fijos para poder mantener subsidios a quienes no tienen nada? No hombre, que recorten, pero al de al lado, a mí que no me toquen. Ya llegarán las vacas gordas, y sin estudios, con 18 años, volveré a forrarme poniendo ladrillos… los funcionarios que estudien como tontos encerrados en sus cuartos para aprobar las oposiciones.

  • Juan P.

    cuanta razón tiene usted

  • A.R.G.

    El equipo blanco, otro año en “blanco”. Como no cambien de color…………….

  • dertycia

    Que geniales vuestros comentarios. Creia que no habia nadie que pensara como yo, cansado de escuchar como a mi alrededor critican a ZP, al Barcelona y a todo lo que huela a izquierdas. Con lo que protestan los españoles,…no quiero ni imaginar que pasaria si hubieramos nacido en África, donde si tienen motivos reales.

  • Cuando no entre la pelotita, veremos...

    Por partes, señor Martínez. Como aficionado al fútbol comparto al 99% el fondo de su artículo. Como madridista discrepo en un trascendental 1%. Y lo expongo. Que el Barça acumule éxitos, fruto de una buena gestión interna, es indiscutible. Pero no se confunda. El modelo es exactamente el mismo: Laporta, como Florentino Pérez, ha sacado la chequera (¿45 millones más Eto’o por Ibrahimovic le parece un acto de una ONG?), se pirra por hacer una gira por Asia para multiplicar los ingresos y ha colocado hoy mismo las camisetas del Campions! en sus tiendas oficiales. El tintineo de euros es el mismo (¿recalificar la Ciudad Deportiva? ¿Acaso ignora que el Ayuntament de Barcelona ya le ha autorizado lo mismo al Barça con sus terrenos?). El planteamiento es idéntico, el único eslabón nuevo es Guardiola, que ha sabido encontrar obreros en lugar de vedettes. Y también hay una pizca de suerte, ¿o mucha? La memoria es frágil, así que se la refresco: el muy blaugrana diario Sport, hace sólo dos años, el día del famoso pasillo al Real Madrid, titulaba en grandes caracteres en portada: “No merecéis llevar esa camiseta”. Cargaba contra Valdés, Messi, Xavi, Iniesta, Puyol y compañía, ahora dioses de la causa. El día que la pelotita vuelva a no entrar, el modelo se derrumbará como el de Florentino. ¿Ese modelo que alaba usted hoy es el que quiere para España? Cuidado, tiene unas bases muy frágiles.
    P. D. Si admira al Barça, le sugiero que relea el artículo de John Carlin en El País del pasado día 9. ¿Le sigue gustando el Barça?

  • ferran

    Muy bien hallado el simil de la filosofia de actuacion de dos sociedades deportivas, enfrente de la que han desarrollado los gobiernos españoles.

    Uno ha tenido una vision de futuro, creando una formacion de futbolistas en su propia organizacion. Ha tenido el conjunto de directivos y entrenadores. Ha situado en escena a los mejores y el resultado a la vista esta.

    Otro ha confiado exclusivamente en el factor dinero/inversion, considerando que con solo esto ya se podian obtener el exito de todos los proyectos. !Ha fracasado!. con solo dinero no se obtienen resultados. Un proyecto es fundamental en un club deportivo o en la manera de dirigir un pais. ¿Y que ha pasado en nuestro pais?.

    Los fondos de ayuda europeos llegaron generosamente para prepararnos para el futuro. ¿Y que se ha hecho con este dinero?. Despilfarro irresponsable. Dadivas de 400 Euros sin sentido.desmantelamiento de la industria en beneficio de la especulacion del ladrillo. “Pelotazos inmobiliarios, Justicia oxidada,I+D sin estrenar, Enseñanza desacreditada, Infraestructuras radiales en lugar de las de malla que es las que interesaban al pais…Etc .Mucho dinero en su momento para no saber aprovecharlo hacia el futuro. !Ya estamos en el futuro y hemos perdido el campeonato!. El Madrid como España tuvo mucho dinero y no supo sacarle partido.El Barça lo tiene y ha sabido rentabilizarlo. Esta es la leccion extra deportiva. No tenemos dirigentes de valia y el pais lo pagara. !Ya lo esta pagando!

  • Jotaeme

    Me quedo con el comentario de Lucía pero también discrepo de la tesis -políticamente correcta- de don Ignacio, seguramente dolido por las vicisitudes béticas en el cesped y en la judicatura, de alabar mucho al Barsa y denostar al Real Madrid. Me declaro madridista, vaya eso por delante, con el peligro que conlleva eso de expresarse como un niño de 12 años. Xavier Marías lo hace así y lo reconoce. Pero creo que la memoria es corta: la gran ‘debacle’ madridista de los dos últimos años, no lo es tanto si analizas el último decenio o los últimos veinte años. Ahí se ve la perspectiva, y no el momento. En cuanto a lo del dinero gastado, la aritmética es tozuda: obténgase lo ingresado por el Real Madrid por la venta de jugadores y réstese de lo gastado; hágase lo mismo con el Barsa, pero poniendo la verdad en la operación E’toó-Ibra, un asunto que hubiera firmado de buena gana Teresa de Calcuta, y ya se verá que no hay tanta diferencia, mucha menos si ponemos al capricho Chigrinsky. En deporte, y mucho más el fútbol, el cortoplacismo, como todo en la vida, conduce a la confusión.

  • Pep

    Querido Ignacio, me hubiera gustado dar un enfoque político a tu artículo, como así creo que es, pero la evidencia manda, hablemos de pelotas pese a mi irreductible ignorancia sobre el tema. La lectura diaria de éste periódico permite observar el fervor generalizado por el equipo que se supone guarda las esencias más puras de la España oficial. Yo no.

    Tengo la inveterada costumbre de juzgar o concretar los asuntos desde una óptica llamémosle empresarial, posiblemente errónea. De las cuitas de ambas entidades, Barça-Madrid, no valoro las cuestiones de forma individualizada. Me interesan sólo los resultados, lo mismo que le exigiría a un director general de empresa. Los resultados económicos de las dos últimas temporadas del Barça son correctas o aceptables? Pues si, son espectaculares (Por cierto, en ningún momento el Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado recalificación alguna). Los éxitos deportivos han sido buenos? Han sido como jamás en la historia del fútbol ha conseguido ninguna otra entidad. Qué otro equipo con ese palmarés lo ha hecho posible contando en su plantilla con un 70-80 % de jugadores de la cantera; Ninguno, y eso duele a según quien.

    Bien, el resultado es más que satisfactorio. ¿El año que viene? No lo sé, no tengo ni idea, cuando concluya valoraremos. A día de hoy, ésta es la situación. Si, además añadimos que pese a ser un invento anglófilo, el Barça ha inventado una especie de patinaje artístico sin patines que embelesa a los no radicales, no fanáticos y a los consecuentes con la evidencia, pues mejor que mejor. Seriedad, compromiso, educación, discreción y trabajo. Así lo veo.
    Un abrazo.

  • concurso de acreedores

    Visca el Barça!!

  • ferran

    Pues dejemos de lado el balance economico, porque parece que en este aspecto nos vamos a liar a numeros entre Ronaldos, E´toos i todos los etceteras que quieran. Dejemonos de recalificacionas para no perdernos, y cuando la tecnica del “Tu mas” se haya agotado vamos a señalar un punto importante para cualquier proyecto en donde el futuro este presente. para un club de futbol, para una empresa i para un pais. El futuro se prepara. Ni el Madrid ni España lo han hecho. El Barça!SIIII!. Si no hay futuro el Madrid tiene que expulsar al entrenador porque no tiene futuro claro. El Barça !Nooooo!!!!.Lo que ha organizado con antelacion le sirve para afrontar el futuro con cierta comodidad.Y del simil del futbol, pasemos a la politica española.

    España no ha organizado su futuro, como historicamente tampoco lo hizo cuando tenia su Imperio. No hemos – no han – sabido los del PP y ahora PSOE preparar al pais en una etapa brillante en donde teniamos que sobrepasar a Italia. !Ilusos irresponsables!y como no saben a donde nos llevan – ni antes ni ahora – tienen que improvisar para intentar salir de la crisis.

    Cojan la virtud del Barça, y rechazen la del Madrid en preparar sus hombres y su futuro, y trasladenlo a lo que ha hecho el nefasto bipartidismo en España. Si el ejemplo no les sirve por no “tragar” al equipo catalan del Barça, estan en su derecho. Vds se lo pierden. Intuyo que a Don Ignacio le complace el Barça por el espectaculo que da. No le adivino especiales vocaciones catalanistas

  • Jose

    Es cierto que en España ahora se le critica al gobierno lo ineficaz de su política económica y el no saber prever lo que se nos venía enciama cuya consecuencia es una estructura económica totalmente destruida (la especulativa) y que no ha sido sustituida por ninguna otra, no hay que olvidar que los datos ya nos avisaban, la economía española crecía sobre una burbuja mientras su competitividad y productividad no hacían otra cosa que retroceder, la productividad se basa en la innovación y tecnificación de la actividad (i+d+i), así España para crecer y 3% necesitaba en aumentar un 4% su consumo energético, una nefasta fómula que demostraba lo ineficaz de nuestro modelo pero que la prensa conservadora tanto alabó y los españolitos se lo tragaron como enbriagados por el supuesto éxito del modelo pero que no encontró eco en los medios las críticas más serias y respetables de los expertos que la cuestionaban en definitiva todos contribuyeron al fracaso, pero lo más estúpido sería ahora volver a confiar en aquellos que más apostaron por un modelo que ha demostrado ser ineficaz. Contra la manipulación concienciación ciudadana.