Canal Sur, a negro

Ignacio Martínez | 30 de mayo de 2010 a las 10:43

Leo con perplejidad que el comité de empresa de Canal Sur ha decidido convocar una huelga el próximo 8 de junio martes. Se niegan a los recortes salariales, porque son un atentado a las relaciones laborales y a los trabajadores. Como suena. El país en la ruina, las empresas privadas echando gente, el empleo nuevo es escaso y mal remunerado, y los trabajadores con el mejor convenio del sector se niegan a admitir que les rebajen un salario que se paga con los impuestos de todos los contribuyentes. El presidente del comité ha justificado la medida con un argumento irrefutable, llevan cinco años de restricciones, especialmente los dos últimos y el servicio público se está resintiendo. O sea, que protestan por el bien común.

La nómina anual de Canal Sur es de 100 millones de euros, que al cambio son 16.638 millones de pesetas. El presupuesto total es de 240 millones. Dejémonos de gaitas, con los 100 millones se podría hacer una excelente televisión pública en Andalucía y sobrarían 140. Canal Sur tiene unos 1.700 trabajadores; una barbaridad, más que los de Antena 3 y Telecinco juntas. Y el comité de empresa pretende que les sigamos pagando las nóminas tal cual, aunque se esté hundiendo el país. La culpa, desde luego, no es del comité, sino de los políticos que durante años han ido colocando gente y permitiendo convenios desmesurados en esta empresa pública. En el turno de mañana de Informativos sobra tanta gente que hay redactores a los que con frecuencia no hay trabajo que darles. Pero el comité quiere lanzar un desafío al Gobierno andaluz y a quienes les pagamos las nóminas. Amenazan con “ir a negro” el día 8. Ir a negro significa no emitir.

Es una oportunidad. Rajoy ha dicho que habría que privatizar las empresas públicas de televisión. Lo mismo le oí sobre la RTVA a Felipe González en un almuerzo en Málaga hace diez años. Y a Chaves, gran responsable del desaguisado, le escuché algo mejor: que él no le gustaba Canal Sur, ni la veía. Total que hay que cogerle la palabra al comité y pedirle que se vaya a negro hasta que llegue un comprador particular con el que pueda de tú a tú ejercer sus derechos laborales sin atentados. Por el bien común.

  • Jotaeme

    Es muy cierto todo lo que dices aunque, tal vez, faltan algunas pinceladas de trazo fino. A saber. Me consta que mucha gente que trabaja en Canal Sur, la gente veterana y razonable, que la hay, asume su privilegio y acepta, sin entusiasmo, el recorte. Es la misma gente que asiste estupefacta al extraordinario caos de la casa, especialmente desde que llegó Frijolito, cariñoso apelativo del nuevo director general. Es la misma gente que, si no fuera por su nómina, firmaría para cerrar. Este señor DG sólo parece interesado en llevarse bien con las productoras, en contratar programas absurdos que además cuestan mucho dinero y en pergeñar una parrilla que cambia casi a diario. Quitando alguno de estos programas, por ejemplo el de ‘Las 1001 noches’ de Petit, que cuesta un pico y no ve ni su abuela de lo malo, pesado y pretencioso que es, o haciendo ‘Andalucía Directo’ con personal y medios propios ya se ahorraría un pico. También se ahorraría mucho, eliminando un montón de directivos ocultos que asesoran a los asesores o esposas/arrimadas y tal de altos cargos de la Junta o del PSOE… También se puede hacer una buena programación de informativos, pero no se intenta porque no se quiere… En cuanto a los sindicatos, son una casta podrida y maniobrera que sólo vigila sus privilegios y que cobra muy alta la paz social que promueve.

  • Manolo

    Hace falta tener muy poca clase y mucha mala leche para escribir las patrañas y mentiras que escribe este señor. En primer lugar, no es en absoluto asombroso que los trabajadores de una empresa pública se nieguen a que se les recorte el sueldo por la cara. Lo asombroso, señor Martínez, es justo lo contrario. Lo asombroso es que tengamos que permanecer callados viendo cómo la ideología que usted, y gente como usted, defienden nos ha llevado a la situación actual. Porque no es el sector público precisamente el que ha arruinado al país, a ver si después de años de corresponsal de Canal Sur en Bruselas va a tener usted que dar unas clasecitas de economía.

    En segundo lugar, la huelga es un derecho de los trabajadores, y cuestionar este derecho, señor Martínez, refleja bien a las claras cuál es su ideología. La misma ideología que nos ha llevado a esta situación que vivimos. Esa ideología que critica todo lo público con el fin de poder hacer perrerías y barbaridades en el sector privado, ¿o no es eso lo que está ocurriendo ahora mismo en la empresa para la que usted trabaja, señor Martínez? ¿o es que acaso está usted de acuerdo con los despidos que ha habido en Diario de Sevilla? En tercer lugar, parece usted olvidar que los trabajadores de Canal Sur no somos directivos como lo fue usted en su día. No se confunda, pues. Y si quiere ser fiel a sus principios, pues no vaya más de tertuliano a la TVE, ¿o es que acaso va usted gratis allí?

  • antonio

    Ya no te acuerdas cuando te lo llevabas calentito como corresponsal en bruselas?.Entonces no hacias este tipo de comentarios,supongo que la pasta tapaba tu boca.tu voz tiene amo la mia no

  • Antonio Falcon

    Sr. Martinez, Ud. fue corresponsal de Canal Sur en Bruselas, y cuando yo ganaba unas 80.000 pesetas como telefonista de la empresa, su sueldo era unas 10 veces superior.
    Ud., se supone, que es un periodista de “prestigio”, que opina en libertad, que aporta ideas y soluciones. Pero en su articulo, lo que dice, es que nos cierren , nos pongan en venta al mejor postor. La situación de Canal Sur, no es responsabilidad, de los trabajadores, ni de los sindicatos que los representan, y si hay algunos culpables, serán de gente que se ha aprovechado de sus contactos políticos, de dirigentes incompetentes, de aprovechados y de un entorno de productoras que hacen día a día el negocio del siglo. Sr. Martínez, diga lo que ganaba en Bruselas, cuantas crónicas nos mandaba. Sr. Martínez, Ud. no es inocente, muchos de su calaña, no lo son. Pero dígame que que soy culpable yo.
    Atentamente: A Falcon

  • Carmen

    Soy partidaria de que existan las televisiones públicas, si aportan pluralismo y servicio público, así que estoy en contra de privatizar la televisión autonómica andaluza. Pero hay que mejorarla mucho. Y además, Canal Sur debería costar menos, 240 millones parece demasiado. Aquí he visto muchos insultos al autor del artículo, pero nadie desmiente que sean 1.700 trabajadores, 100 millones de nómina, que sobre personal en Informativos en el turno de la mañana y otros detalles. Quizá los trabajadores de Canal Sur no sean conscientes de la situación de España. Convocar una huelga para protestar por una reducción de los salarios del 5% a los trabajadores públicos me parece una imprudencia.

  • Teila

    El tiempo apaga la memoria. La suya se ha ido volatilizando desde que se fue de Canal Sur. Ya no recuerda sus abultadas nóminas, justificadas o no. Sus ingresos también minaron la “bolsa de las pepitas de oro”.
    Soy uno de los trabajadores veteranos de la casa y, como dice otro compañero, asumo el recorte. Soy consciente de mi posición privilegiada y de la situación que atravesamos, pero, por favor, no nos meta a todos en el mismo saco. En Canal Sur hay muchos trabajadores que se ganan el sueldo con su esfuerzo. ¿Tijeretazo? Sí, pero en número de directivos, en pluses injustificados, en programas estúpidos y de producción ajena.….¿Huelga? No. Lo siento,no creo que sea el camino.

  • V. Romero

    Doña Carmen, lo que ocurre cuando se dan tantos datos como hace usted para dársela de ilustrada es que -casualmente- siempre faltan los reveladores. En Canal Sur llevamos ya tres años los trabajadores -recalco, los trabajadores, no los directivos como fue en su día elegido a dedo el autor del artículo- sometidos a un severo plan de austeridad que én muchos casos ha tocado las nóminas.

    Nadie ha hablado nunca de ello, ni siquiera nosotros los trabajadores. No hemos convocado huelga ni protesta alguna en todo este tiempo de dureza. La sociedad tampoco se ha enterado.

    Por eso ahora no queremos más recortes, porque entonces seríamos más recortados que nadie en España.

    Todo esto es muy sencillo. Nuestros convenios colectivos tienen rango de ley y si realmente quiere hacerse un recorte es fácil sin tener que infringir las leyes. Basta eliminar programas millonarios y de audiencia nula (Mil y una noches es un gran ejemplo) para obtener más dinero incluso que el que se pretende ahorrar con el recorte que se pretende hacer a los currantes.

    Naturalmente esa hora diaria que ocupa el patético programa citado se cubre con producción propia y coste cero. Por ejemplo, con esos redactores que cita el señor Martínez, seguramente ociosos pero menos que él cuando era delegado de RTVA (nombrado a dedo) en Bruselas. ¿Verdad, Ignacio?

    El vecino de página del señor Martínez, un tal Aguilar de nefasto recuerdo, también fue otro cargo a dedo de RTVA. Ni más ni menos Jefe de Informativos.

    Que callados estaban ambos en aquellos tiempos ¿no?.

    Por eso (y mucho más) todos los de vuestra “clase” estáis absolutamente deslegitimados para hablar.

  • Esteban

    A Canal Sur no hay que mejorarlo mucho, hay que cambiarlo por completo. Ni ha sido plural, ni ha dado un verdadero servicio público. Y a los sindicatos habría que darles unas lecciones de realismo. Pero las dos cosas parecen imposibles.

  • Fernando

    Ya sabemos que usted trabajó allí. También sabemos que no se mataba a trabajar y cobraba mucho, bien y puntualmente. También sabemos que usted haría una tele magnífica con 140 millones menos pero también sabemos que usted fue directivo de ésa empresa y no propuso nada parecido. Me da la impresión Señor Martínez, que tiene una espinita clavada con su anterior empresa. Me da la impresión, Señor Martínez, que quizás empuja desde su pluma, la oportunidad por la que pudiera suspirar el Grupo Joli: comprar en sociedad una estructura ya consolidada de broadcasting. Es decir: una tele hecha, con achaques pero hecha. Me da la impresión Señor Martínez, que se está postulando ante “alguien” como probable mandamás de ese cotarro si las urnas decidieran cambiar el signo de San Telmo. Me da la impresión, Señor Martínez, que usted es un oportunista, un renegado y aunque no le falta razón en cosas que comenta, un desleal con sus antiguos compañeros que bastante tienen con pertenecer a una tripulación sin timonel, sin capitán y, lo que es peor: sin rumbo.

  • ferran

    Pues Vds disfruten de su canal autonomico, pero en realidad cuando hay que contemplar subvenciones tipo PER y por otra hay la imperiosa necesidad de disponer de un canal autonomico publico por cuestiones identitarias, los numeros no acaban de entenderse. El mimetismo o el agravio comparativo ya aparecen en el horizonte.

    Como estos piden un nuevo Estatuto. !Nosotros tambien!.Como estos tienen una policia autonomica !Nosotros tambien!. Como estos tienen una TV autonomica. !Nosotros tambien!. Lo de las “teles” autonomicas se inicio con muchas dificultades por parte de dos comunidades con idioma propio y que pretendian a traves de este medio defender su lengua, frente a la avasalladora presencia del castellano. Este fue el motivo. Despues naturalmente todo el mundo tiene derecho a tener su propia TV regional, incluso desde donde esta situado el poder mediatico central que emite a toda España a traves de multiples emisoras, pero que tambien quieren y tienen su TV regional e identitaria.

    Pues que les vaya bien con su Canal Sur, pero lo de este canal, los dineros y el el PER, no acaba de ligar

  • Choquito

    Buah… Fernando. En el clavo, has dado e-xac-ta-men-te en el clavo.

  • Jotaeme

    ¡¡¡¿¿¿avasalladora presencia del castellano, Ferrán???!!! ¿Dónde? ¿En Puerto Rico, en California, en Arizona, en Texas, en Honduras? Non fotis.

  • ferran

    Jofaseme: le sugiero revise – in situ – la presencia actual del castellano en Catalunya. Publicaciones. libros,revistas, diarios..Etc.Cine,radio Television. Estamentos de justicia. Cuerpos de seguridad del Estado…Etc. Como podra comprobar esta situacion no corresponde a la denominada sociedad bilingue en que unos tienen la obligacion de conocer la lengua del “los otros”, pero a la vez estos no estan obligados a la inversa. En esta sociedad “bilingue” si Vd comprueba la realidad “in situ” sacara mas claras conclusioness

  • Jotaeme

    Mira que lo siento, Ferrán. Y Amnistía Internacional sin intervenir.

  • ferran

    Dejemos a los de “Admistia internacional” para asuntos de violencia politica. No es este el caso.

    Si le puedo adelantar que hay presentada una requisitoria en el Parlamento Europeo a traves de los parlamentarios catalanes – Tramosa – para cumplir la norma que otorgaba la traduccion al catalan las disposiciones y comunicaciones en esta lengua que afectaran a su ambito linguistico. No se reclama a Admistia internacional”. Se reclama a traves del Estado español que es el representante de esa España en donde su Constitucion afirma que las otras lenguas – ademas del castellano – son una riqueza del patrimonio comun que hay que respetar y proteger. Que cosas mas bonitas dice nuestra Constitucion y que equivocados van algunos con las funciones de Admistia internacional

  • Jotaeme

    Alguien me dijo una vez que la ironía en textos escritos, sin elementos de metalenguaje -entonación, mímica, gestos corporales…- es peligrosa porque no todo el mundo la comprende. Lo he vuelto a comprobar. Corto y cierro, don Fernando.