Alta Velocidad » Archivo » Kosovo trae cola en España

Kosovo trae cola en España

Ignacio Martínez | 24 de julio de 2010 a las 10:49

La sentencia del Tribunal Internacional de Justicia sobre la independencia de Kosovo ha traído cola. Kosovo no es Cataluña. O sí. Aquí en España, todos entramos en tropel a escena, tras la decisión de La Haya de dar por buena esa independencia unilateral. No es una novedad. Cuando se produjo en 1991 la segunda Guerra de los Balcanes, Alemania presionó a sus once socios comunitarios de entonces para reconocer a eslovenos y croatas. Felipe González era reticente. Como Mitterrand o John Major. Cataluña, País Vasco, Córcega e Irlanda del Norte eran buenas razones. El estallido de la Unión Soviética ese mismo año y la independencia de los Países Bálticos, predestinados a entrar en la Unión Europea y la OTAN, dio alas a los nacionalismos periféricos en España. Al fin y al cabo, Lituania, Letonia y Estonia, tenían juntos la misma población que Cataluña.

Jordi Pujol lo recordaba en sus frecuentes visitas a Bruselas en los años 90. Aunque sus manifestaciones no eran de un nacionalismo rancio. Cuando en diciembre de 1995 el Tribunal de la UE publicó la sentencia del caso Bosman, según la cual un jugador comunitario de fútbol no podía ser considerado extranjero en otro país de la Unión, a Pujol se le preguntó si veía al Barça con 11 irlandeses y contestó que no; que los irlandeses son muy malos, pero que no le importaría con 11 holandeses. Una respuesta nada racial.

La Guerra de los Balcanes, junto a una crueldad inusitada sobre el terreno, tenía algo de irreal en las trincheras diplomáticas. Recuerdo a los jefes de los tres países contendientes, en plena guerra, participando en las sesiones de mediación en La Haya, la misma ciudad donde se ha emitido el fallo del jueves. Y sus ruedas de prensa inverosímiles: el croata Tudman y el bosnio Izetbegovic, sentados en los extremos de una larga mesa curva, con el serbio Milosevic en el centro, respondiendo al mismo tiempo a las preguntas.

Kosovo está considerada como la cuna de los serbios. Curioso, como Kiev, capital de la actual Ucrania, está en el origen de la monarquía rusa. Las emigraciones masivas de albaneses a la serbia Kosovo provocaron una mayoría foránea, que generó el movimiento separatista. Es el caso contrario al de los derechos históricos reivindicados con algunos catalanes o vascos para reclamar su independencia. En resumen, sería como si una mayoría de origen andaluz en una determinada comarca catalana reivindicara separarse de Cataluña. O una mayoría de portugueses en algún condado luxemburgués proclamara su independencia unilateral del Gran Ducado. Algo impensable si no se tiene un buen padrino; Estados Unidos en el caso de Kosovo en 2008, como Alemania en el 91 con Eslovenia y Croacia. La sentencia crea polémica y es muy discutible. Pero tiene poco recorrido en territorio español, salvo para literatura como la que antecede. Todo parecido con España es pura coincidencia.

  • Antonio

    “Todo parecido es pura coincidencia” me parece exagerado. El asunto es que aquí en España los nacionalistas, ‘periféricos’ como tú les llamas, reclaman el derecho a la autodeterminación, que es lo que el Tribunal de La Haya considera válido incluso en un caso de proclamación unilateral como el de Kosovo. Que no se habría dado sin los bombardeos de la OTAN de 1999 sobre Belgrado, ordenados por Solana como secretario general. He aquí una independencia impuesta por la fuerza de las armas, con una intervención no avalada por la ONU, seguida por una declaración unilateral validada por la Corte Internacional. Cada uno elige su menú. Y, eso sí, con un primo de Zumosol adecuado, sea americano o alemán. En eso tienes razón.

  • ferran

    “Esto no es lo mismo”. Se tuvo mucho interes en diferenciar el tema del IRA irlades con respecto a ETA. Todavia algunos continuamos intentando averiguar las diferencias, a no ser que unos fueran unionistas con respecto a Irlanda y los otros secesionistas con España ,o bien que unos hablaran Ingles y los otros Euskera. Mientras los “gurus” del sistema nos dicen que “No es lo mismo” aparece el nuevo tema de Kosovo, para volver a repetirnos el mismo estribillo. Descartada cualquier comparacion, justificacion, interpretacion…Etc. “No es lo mismo” y asi aplicamos una medicina preventiva ante cualquier veleidad de los discolos nacionalismos perifericos, que siempre estan dando la tabarra con esto de la autodeterminacion y “Som una nacio”.

    Resulta que Kosovo es reconocida por los organismos internacionales con 69 Estados que aceptan esta independencia con paises tan importantes como USA, Alemania, Japon…Etc y con 27 Estados de Europa…Todo esto es calderilla y una falacia. España con su clara vision de la politica internacional – como con la entrada en la Guerra del Iraq – se revela a aceptar lo que acepta el mundo democratico internacional y apoya las tesis – entre otros paises ejemplares – de….”Serbia”…!Horror!.La Servia del Milosevic y demas nacionalistas asesinos que querian la “Gran Serbia” eje y corazon de la “Indivisible unidad de la Patria Yugoslava”. Esto de la “Indivisible unidad” me suena que ya lo he oido en otro lugar.En esta ficcion de pais unido que se pretendia presentarnos a Yugoslavia resulta que Eslovenia que pudo librarse de unidades forzadas es un pais mas prospero que el antiguo ligado por lazos de “sangre e historia” – esto tambien lo he oido como retorica – a Yugoslavia.

    La posicion de España es tactica y simplemente esta fuera de la logica internacional. Es no verse involucrada en una posible contradiccion en un determinado momento. Esto esta clarisimo a pesar del vocerio de la “caverna mediatica” y de las alambicadas razones y argumentos con los que se quierer estar de acuerdo nada menos que con……!Serbia!

  • cigarrera

    Para que un territorio logre la independencia hacen falta, entre otras cosas, buenos padrinos, en eso estoy muy de acuerdo. Los políticos catalanes o vascos que promueven la independencia de sus territorios podrían buscarse algunos (además de ser coherentes y ponerlo en el programa electoral), es cuestión de poder ofrecer algo a cambio, que el altruismo no suele impulsar la política internacional. Ejemplos: situación geoestratégica privilegiada (me temo que España la tiene mejor), tocarle las narices a un estado vecino o que tenga intereses contrapuestos (España no es tan importante, si acaso Marruecos que como padrino no sé si valdrá mucho, a Francia no le interesa tiene sus propios ‘vascos’ y ‘catalanes’), tener petróleo o alguna materia prima valiosa, o mucho dinero para comprar voluntades a través de los lobbys….. las leyes internacionales son elásticas y no siempre se aplican de la misma forma, todo son intereses.

  • Pep

    Querido Ignacio, desde el triunfo de la roja, coincidente con la sentencia política del Constitucional, hasta la proclamación de La Haya, descubro, mediante la prensa, la gran especialización que hay en éste país en torno al tema independentista. Es elogiable la cantidad ingente de especialistas que surgen con ricos argumentos de los contras, nunca de los pros, acerca de los procesos secesionistas europeos. Suelen ser los mismos que durante todo el santísimo año se ocupan obcecadamente en triturar cualquier efluvio catalán que llegue a sus oídos. Los desprecios, insultos y maledicencias también forman ineludible parte de ese rico argumentario.

    Hoy comienza a ser algo tarde pretender hacer pedagogía de temas proscritos por el imaginario español. Esto no es Dinamarca, ni Inglaterra, ni mucho menos Canadá en donde a la pregunta de si aceptan la independencia de Québec, responden con un “ellos sabrán”, si lo consiguen es cosa de ellos, no nuestra. Pero dejemos la lontananza que nos queda muy apartada. España está donde está y es lo que es. Escocia se unió a Inglaterra por pactos políticos, no con guerras. Aquí la unión borbónica fue por la fuerza, perdieron los austracistas y ganaron los felipistas. La unión se cerró en falso y convirtió a España en un estado inacabado que todavía hoy se intenta redefinir. O sea, lo que en este país se suele decir “por cojones”.

    Grandes opinadores y comentaristas aportan un río de razones por las que intentan combatir, sin habérselo pedido nadie, la “anomalía de la independencia”. Todavía nadie en las Españas, ha sido capaz de decir que el derecho a la Autodeterminación es un derecho inalienable que no hay Estado, políticamente hablando no a garrotazos, ni Constitución que pueda prohibirla. De ahí a la independencia será, en todo caso, una negociación política, nunca jurídica.

    Fíjate, querido Ignacio, que hace muy pocos años en Cataluña había aproximadamente un 25% de independentistas y que hoy está doblando ese guarismo. Emerge el hartazgo, el hastío y la frustración porque Cataluña no ha sido nunca independentista. El cansancio aflora en todas las capas sociales. Cansancio de gobernantes que mienten, de aspirantes a presidir el gobierno que alientan los boicots –insólito en Europa- y montan mesas “petitorias” para votar “contra” Cataluña, de población enfurismada :“que se larguen pronto”, “con quien jugará el Barça”, “de qué vivirán”, “Son unos insolidarios peseteros!!! Comienza a ser asfixiante y preocupante. Alguien tendría de explicar que la independencia de Cataluña es viable técnica y económicamente con la vista puesta a veinte años,claro. Pero una España moderna, europea y con el actual estado del bienestar –vaya palabreja- , España no es viable sin Cataluña. Esa es la cuestión.

    En cuanto a mi situación personal seguiré como hasta hoy, militando en el nacionalismo, como todos los españoles hacen desaforadamente, no deseando la independencia que nunca quise pero tampoco dándole la espalda si las circunstancias lo demandan por la imposibilidad de encajar en una España que nos repudia. Por cierto, seguiré también con mis largas vacaciones.

    Un abrazo.

  • Jotaeme

    Debería, don Ignacio, aunque estoy dispuesto a negar que lo he escrito, ejercer su papel de moderador. Se le cuelan algunas barbaridades indigeribles, barbaridades que, aparte de serlo, confunden el tocino con la velocidad y el culo con las témporas. Comentarios esquizoides que confunden los delirios con la realidad; a mí me producen risa y conmiseración, pero no dejo de ver que son nocivos, falsos y peligrosos.

  • ferran

    “las leyes internacionales son elásticas y no siempre se aplican de la misma forma, todo son intereses”.

    Estoy de acuerdo con esta conclusion. El sarcasmo es que cuando aparece la razon de Estado. La ley internacional de cualquier principio, Las reglas democraticas que nos rigen ….Etc y ponganle todos los condimentos que quiera en esta salsa para justificar lo que la simple razon de un minimo analisis personal, nos deja llenos de dudas ante los “gurus” del sistema.

    Las leyes son elasticas .Cuando los servicios secretos de Francia sabotean un barco de “Greenpace” con explosivos – con dos muertos – por estar haciendo una campaña contra los ensayos atomicos en el Pacifico. Aqui las leyes internacionales son elasticas con el Estado Frances.Y lo son cuando hay un compromiso de España con el antiguo Sahara español y se olvida. El olvido el mangoneo y el oportunismo y tactismo siempre presentes en Estados tan serios como España y Francia.

    El sarcasmo maximo de esta situacion es cuando estamos criminalizando a Cuba por falta de libertades y por otro lado recibimos con honores reales a los gerifaltes de la China comunista, en donde las libertades brillan por su ausencia. !Que sarcasmo!

    Pues nada.En lo de Kosovo nuestro Estado adopta esa tactica de “leyes elasticas”, y por lo tanto nos podemos olvidar de lo correcto e incorrecto. De la verdad y la mentira. De la etica y el cinismo, de…..”El fin justifica los medios” y a muchos les parece de maravilla esta tecnica del tactismo por encima de otras consideraciones

  • ferran

    Me parece que este foro de Don Ignacio es de lo mas civilizado que se lleva por ahi. Ni insultos, ni agresiones, ni descualificaciones. La ironia para denunciar una letra que se escapa en lugar de otra pero poca cosa mas……!Una maravilla! con respecto de lo que se ve por ahi de violencia, y un contraste de opiniones, muy sano para practicar la democracia, pero…..Enseña por ahi la “patita” el Torquemada de turno que pide censura y corte de tijera, porque hay cosas que no se pueden aguantar aunque estemos en democracia. Hay cosas que no se podian decir en la antigua Dictadura y quizas todavia quedan algunos “tics” no superados.Resumiendo Don Ignacio.

    El !TIJ”. Tribunal Internacional de Justicia dice que !SI! al proceso de independencia de Kosovo con el respaldo internacional mayoritario, y el Estado español ,dice que !NO! aliandose con las tesis de Rusia, China COMUNISTA, Rumania y Serbia entre otros abanderados de la democracia y las libertades.

    Siguiendo este absurdo el nacionalismo español ha dado un rotundo apoyo al dictamen de recorte del Estatut del desprestigiado y politizado TC…. !Las resoluciones de los tribunales hay que acatarlas! dicen euforicos con la satisfaccion que su causa ha triunfado. Mientras esta euforia patriotera se desata, dicen que !NO! a la sentencia de otro dignisimo, importante e internacional tribunal como es el “TIJ”.

    ¿Vd Don Ignacio no ve un alto grado de cinismo y contradiccion con las teorias de nuestros “gurus” e insignes patriotas ,empezando por nuestro Ministro de Asuntos Exteriores y terminando por el “Torquemada” de turno?.Creo que tambien somos muchos los que vemos en una posicion falsa la de España.¿Que dira España cuando Kosovo solicite el ingreso en la UE?. ¿Que papelon le queda a España votando contra toda Europa?. !Demencial!

    Le animo y agradezco que de cancha a opiniones opuestas,en este foro, “malgre” los Torquemadas que le piden recortes y censuras