Alta Velocidad » Archivo » Hermeneuta, tutor, visir…

Hermeneuta, tutor, visir…

Ignacio Martínez | 25 de octubre de 2010 a las 18:01

Queridos lectores: No os perdáis el extraordinario artículo que publicó el sábado en La Vanguardia mi colega Enric Juliana. Relata la primera comparecencia de Rubalcaba como portavoz del Gobierno el viernes 22, tras el Consejo de Ministros. Juliana siempre está, pero aquí está superior:

 

Alfredo Pérez Rubalcaba dio ayer un  recital en la sala de prensa del complejo de la Moncloa. En otra época, a finales del siglo XIX, por ejemplo, cuando la prensa no tenía rival a la hora de fijar imágenes y transmitir sensaciones, hoy estaría saliendo de las linotipias la figura de El Plenipotenciario. Nuestro actual periodismo, sin embargo, es parco en materia de apelativos. Hay un respeto a la autoridad. Y si esa autoridad dirige la Policía, la Guardia Civil, despacha con el Centro Nacional de Inteligencia, preside la comisión de subsecretarios, da miedo a la la oposición, pone de los nervios al tea party madrileño, y maneja el lenguaje con la eficacia y la rapidez del mejor de los mosqueteros, el respeto aumenta. En Madrid se saben interpretar muy bien las texturas del poder. Son quinientos años de caligrafía de Estado. Cuatro siglos de imperio. El madrileño viene al mundo con un oído muy fino para la voz de mando. Un arco de triunfo recibió ayer al Plenipotenciario en la sala de conferencias de la Moncloa. Sí, Rubalcaba es temido.

Lo primero que hizo el nuevo vicepresidente fue borrar de un plumazo la etapa anterior. El punto y aparte fue drástico. Al cabo de unos minutos ya estaba claro que el ajuste del Gobierno consiste en el intento de narrar de otra manera el ejercicio del poder político en España. La señora María Teresa Fernández De la Vega, que será recordada con afecto por su grandísima abnegación – su celda de convento era su despacho de vicepresidenta”, escribía ayer con acierto Lucía Méndez en El Mundo-, había tejido una sutil complicidad con los informadores; sobre todo con las periodistas, que suelen ser mayoría en las conferencias de prensa en la Moncloa. De la Vega era más querida que temida. Su estilo narrativo contrastaba con la obstinada variedad de su vestimenta. Ese fuerte deseo de ser. La sintaxis, trémula. Las oraciones subordinadas muchas veces parecían a punto de romperse. Sobre un fondo de seriedad judicial, la adjetivación progresista presentaba un catálogo no muy extenso. Poca filigrana. Y voluntad. Sobre todo, mucha voluntad.

La eficacia expresiva de Pérez Rubalcaba tiene tres puntos fuertes: la información – es, sin duda, el hombre mejor informado de España, una cultura política clásica, y una capacidad discursiva fuera de lo común. Compone párrafos perfectos en los que son audibles hasta los puntos y coma. No se le rompe ninguna subordinada. Frena sin problemas en los puntos finales, apenas usa muletillas y resume a la medida que va hablando. El viejo zorro se ha enterado de que va la Mediática. Rubalcaba es el hombre soñado por las estenopistas del Congreso.

Maneja con precisión un vocabulario extenso, en el que hay mucho ahorro de imágenes y metáforas. Iconoclasta, la eficacia de su discurso reposa en la seguridad sintáctica. Apenas gesticula, pero acostumbra repetir un gesto peculiar: primero se frota las manos, como un cardenal sixtino, y después subraya las ideas con las puntas de los dedos juntadas hacia abajo, como si colocase huevos de codorniz en una hilera de cestos.

¿Puntos críticos? De la comparecencia de ayer, señalaría dos. El primero, leve: estaba tan satisfecho de ponerse a prueba, que en algún pasaje rozó la sobreactuación. El segundo, de mayor recorrido. Rubalcaba ejerció el primer día de hermeneuta del presidente. Fijó el significado que deben tener sus palabras sobre el ocaso de ETA. Fue una afilada corrección: le dijo a Zapatero, el Pacificador, hasta dónde puede llegar su verbo voluntarioso si no quiere embarcarse en otro fracaso. Y ahí dibujó una parábola que va de la vicepresidencia plenipotenciaria a la figura oriental del Gran Visir.

Etiquetas:

  • Pep

    Querido Ignacio, sigo como un sabueso el rastro con olor a tinta del visir badalonés desde los tiempos de su corresponsalía en Roma.Lo leí ayer, soberbio ejercicio de excelencia profesional para paladares sensibles.

    Una anécdota, el sábado estuve en Madrid. Mis primeros pasos se encaminaron hacia el número 26 de la Plaza Mayor.Allí reside un viejo amigo de Enric que, sin duda, tú conoces bien. El toro “Segador”, conspicuo filósofo del Madrid abrasivo y de la España renuente e inmovilista.

    No cedió al diálogo con extraños sin Juliana. Unas fotos, un par de cañas con mi andaluza princesa y apresurado éxodo por la calle Lechuga tras profanar el Arco de Cuchilleros.

    Un abrazo.

  • ferran

    Esto de la ETA es un tema recurrente y parece que Rubalcaba lo utiliza de permanente muletilla. Ya dijo Carod Rovira – el malvado – que “ETA era un “Chollo”, como lo pueden ser el futbol y antes los toros.Genera pasiones y hay que tener entretenido al personal. ¿Que prioridades de violencia tiene la sociedad españolas para combatir?. La semana pasada nos han asesinado un joyero en Barcelona y esta una empleada de banco en Cambrils. Todo esto como cima de un grandioso iceberg en donde se esta desarrollando toda una violencia creciente en la sociedad española y en donde esta sociedad esta pidiendo leyes mas severas para contener una violencia desbocada y creciente…..¿Y que dice el Sr.Rubalcaba?. Pues que nuestros indices son mas bajos que en Europa y que el problema es ETA y que hay que seguir aplicando “leyes de partidos” y similares, mientras las leyes del codigo penal para el resto de delincuencia ya bastan.

    Naturalmewnte el Sr.Rubacalva pertenece a un partido progre fuera de la realidad que nos va a seguir vendiendo su producto e ideologia, hasta que el cuerpo aguante…..El cuerpo electoral !Naturalmente!

  • Carmen

    Decir que ETA es un chollo es una barbaridad, lo diga quien lo diga, ya sea Carod o nuestro Ferran. Provocaciones aparte, querido Ferran hay una diferencia enorme, extraordinaria, entre el crimen organizado y todos los demás delitos posibles de toda clase de delincuentes. Con el crimen organizado hay sectores de la sociedad, territorios, personas determinadas abonadas a ser víctimas del abuso, la extorsión, la amenaza, que pueden ser en cualquier momento heridas o muertas. Y eso es horrendo. Y el terrorismo es una parte más del crimen organizado, por mucho que tenga excusas pseudo políticas.

  • RF

    Don Ignacio, sé que lo que le comento no es políticamente correcto. Mejor así.

    Es tan bueno el artículo de su colega don Enric Juliana que parece una traducción perfecta de un texto en inglés del New York Times o del primo hermano, el Washington Post.

  • ferran

    “hay una diferencia enorme, extraordinaria, entre el crimen organizado y todos los demás delitos posibles de toda clase de delincuentes”…..!Nos dice Dña Carmen.

    Francisco Forgione ex Presidente de la comision parlamentaria italiana anti mafia acaba de denunciar que España es el “Paraiso de los capos”, que actuan una treintena de clanes de la Camorra y la ¨Ndrangheta y que mas de 50 Km de la Costa del Sol, se han edificado con dinero procedente de las mafias italianas…¿Que le parece Dña Carmen lo del crimen organizado que tenemos al lado de nuestra casa?…Y los sicarios – colombiano en este caso – que vienen a Barcelona a asesinar a un empresario por encargo. Lo de los joyeros y empleadas de banca ya es algo intrascendente que al Estado poco preocupa.

    El crimen organizado que habita con nosotros, parece no importa porque sus fechorias de crimenes, extorsiones, chantajes, robos…Etc los cometen lejos de nuestro entorno, y parece no afecta a nuestra conciencia, ni preocupa al “personal” ni al Estado. Es un italiano el que lo tiene que denunciar.

    En este panorama de suma y sigue de la violencia, el “bombardeo” sobre ETA es constante. En orden de prioridades parece existen motivos mas preocupantes, pero el “crimen organizado” lo tiene Vd al lado de casa

    Hay que entender lo de “chollo”. Naturalmente nadie quiere ni justifica a ETA, pero cuando sirve como cortina para tapar otras violencias. Para acusar a partidos democraticos de apoyo a ETA. De 5000 personas vinculadas a temas de suguridad que viven a costa del tema ETA…Etc. Cuando esto ocurre y tenemos monotema las 24 horas del dia y el crimen organizado funciona a placer a nuestro lado, nos preguntamos si lo prioritario es ETA.ETA es violencia pero tambien es secesion y politica. Quizas ahi esta la diferencia, la prioridad y el problema

    El que tiene el poder mediatico informa y forma la opinion, que es lo que ocurre