Alta Velocidad » Archivo » Si yo tuviera un avión

Si yo tuviera un avión

Ignacio Martínez | 24 de noviembre de 2010 a las 12:29

Como aquella canción de los Sirex en los 60, si yo tuviera una escoba, o como la anterior de Pete Seeger si yo tuviera un martillo, un amigo me explica que si tuviera un avión bombardearía Corea del Norte con bocadillos de jamón y en unos días acabaría con la dinastía comunista que gobierna ese país desde hace 62 años. Añade a la munición unas antenas parabólicas para que los receptores vieran un poquito de mundo. De momento, el régimen comunista coreano lo que hace es presumir de su capacidad nuclear y atacar una isla del Sur.

Los Sirex, por cierto, lo primero que barrían era el dinero, al que atribuían la causa y el motivo de tanto desespero. Que se lo digan a los irlandeses. En un sólo una década, pasaron de país de la cohesión a encabezar la clasificación europea de PIB per cápita. En 1992 se dotó la primera partida de fondos de cohesión para los más pobres, llamados jocosamente pigs (cerdos). A saber, Portugal, Irlanda, Grecia y España (Spain). Y en 2002, sólo Luxemburgo, un territorio con menos habitantes que la ciudad de Málaga, tenía un producto bruto por habitante mayor que el de los irlandeses.  

Parecía un modelo perfecto de desarrollo: a diferencia de Andalucía, habían gastado poco dinero en infraestructuras, y apostaron por la formación y la investigación. La afluencia de capitales extranjeros por su bajo impuesto de sociedades y su condición de único país de habla inglesa del euro, hicieron el resto. Al milagro contribuyó que podía considerarse el estado número 51 de EEUU, en donde viven no menos de 35 millones de personas de origen irlandés. Tanto, que 16 presidentes americanos tenían ancestros en la isla, entre ellos, muchos de los últimos: Kennedy, Reagan, los Bush, Clinton y hasta el propio Obama, por parte de madre. Pero de modelo perfecto, nada. La burbuja inmobiliaria se ha comido las finanzas nacionales. Los irlandeses no pueden pagar sus hipotecas sólo con su tradicional bed&breakfast.

Los bombardeos pacíficos no son sólo producto de la imaginación. En el momento de la Marcha Verde en 1975, cuando el rey Hassan II lanzó contra la frontera española a unos 300.000 marroquíes desarmados, a algún oficial del Ejército español se le ocurrió que se les podía bombardear con agua durante la noche: con el frío del desierto, saldrían corriendo para el norte. Como se sabe, nada se hizo. Y 35 años después, el Sahara español sigue bajo dominio marroquí, aunque no bajo su soberanía.

Pete Seeger añoraba tener el martillo de la justicia, la campana de la libertad y la canción del amor entre hermanos y hermanas. Esa canción es de finales de los 40, época en la que Kim Il Sung se hizo con el poder en Corea del Norte. Hasta hoy, porque 16 años después de su muerte sigue siendo el presidente de su país. Una dictadura sin justicia, libertad o amor. Si yo tuviera un avión, bombardearía la Corea norteña con toneladas de sentido común.

  • M

    El Sahara es Español. Conviene levantar un Tribunal Popular para juzgar la política de los 35 años del Estado español en esa materia. No es cuestión baladí. Los españoles nos jugamos nuestro futuro: Crédito Internacional; Financiero; Economía; Soberanía sobre todos los territorios. Sólo el Pueblo puede liquidarse así mismo, no el Administrador. Pedimos Justicia y Reparación. Se ha dado ALTA TRAICIÓN, consistente en: (a) Dejación de Funciones; (b) Cesión de Territorio Soberano; (c) Abandono de Ingentes e Inagotables Recursos Estratégicos y Empobrecimiento; (d) División Territorial; Adandono de Ciudadanos; (e) Indefensión y Exterminio; (f) Establecimiento de Modelo Descomponedor para demás territorios; (g) Conspiración con Potencias Extranjeras… 251110 Asturias Actualidad MiguelLopezGaspar@gmail.com

  • Pep

    Querido Ignacio, quizá el comentario anterior, de alguna manera, te da una respuesta contundente en cuanto a ver las cosas de distinta manera, refiriéndome a tu último post acerca del articulo “Andaluces y catalanes”. Tiempo habrá de comentarlo.

    El argumento de “M”, que yo respeto, me habla de sucesos, pertenencias y proclamas que se encuentran en las antípodas de mi pensamiento.Es más, ni las contemplo. Ya sé que las cosas son según el cristal con que se miran, pero apostamos por el futuro o por el inmovilismo. Y con tu último articulo, efectivamente, nos redireccionas a un señor que dice la suya, me parece normal, pero para él.No me sirve, no me vale. En Intereconomía los encontrarás a puñados, recalcitrantes ellos.

    Un abrazo.

  • ferran

    Lo del antiguo Sahara español, vuelve a poner a España enfrente de sus contridicciones. España cedio la administracion – que no soberania – a Marruecos, en tanto se celebrara un referendum con supervision de la ONU para definir la voluntad de la ex colonia. La historia que siguio ya la conocemos, mientras nuestro Rey define al Rey de Marruecos como “hermano”. Mientras Marruecos ha hecho caso omiso de los compromisos a los que estaba obligado y emprende una campaña de violencia contra el Pueblo sahauri. En este panorama España se inhibe de este estado de violencia ,con el argumento que “no conoce bien la situacion”..!Y sigue sin condenar nada!.

    El sarcasmo de todo esto es que impide y condiciona a un partido politico que quiere participar con las reglas democraticas a conseguir el poder, con el argumento que no condena la “violencia”. De manera que la condena de la “violencia” tiene diferentes interpretaciones. Es la ley del embudo. Es el doble lenguaje para confundir