Elogios fúnebres

Ignacio Martínez | 31 de enero de 2011 a las 22:01

La crisis se ha llevado por delante a una parte de la mitad del sistema financiero español, que representaban las cajas de ahorro, a casi todo el sector inmobiliario, a no pocos medios de comunicación. A muchas pequeñas, medianas y grandes empresas, y con ellas a cientos de miles de puestos de trabajo. También ha derribado el prestigio de un ingenuo presidente del Gobierno que no vio venir el tsunami en 2007, que minimizó la trascendencia del final de ciclo económico, y al final esperó que fuera breve y pasara pronto. Por mucho que ahora esté haciendo lo que hay que hacer, con las reformas más importantes desde los Pactos de La Moncloa de 1977, según dijo ayer en Zaragoza. Cómo han cambiado las cosas: hace tres años y medio, en septiembre de 2007, nada de esto hacía falta, porque España jugaba la Champions de la economía mundial, era el equipo que más partidos ganaba, el más goleador y el menos goleado. La intensidad y el rigor reformista debieron llegar en el inicio de esta legislatura.

Ese retraso le ha costado a Zapatero su crédito y su retiro, dado por seguro en el interior de su partido, hasta el punto que los elogios desmedidos que le dedicaron ayer Blanco y Chaves en la capital aragonesa parecían más propios de un funeral. Blanco no ha conocido un socialista mejor y Chaves anda confundido ante su grandeza. El mejor Zapatero ha llegado desahuciado a la hora de la verdad. Ahora se trata de encontrar un sustituto. O, mejor dicho, de entronizar a Rubalcaba. Candidato que teme el PP. Por eso le atacan con saña desde hace semanas. Existe una teoría sobre la eventual candidatura del ministro principal del Gobierno, según la cual Rubalcaba es bueno para empatar. Esto nos lleva a un ejemplo futbolístico: el milagro de Estambul. En la final de la Champions de 2005, el Liverpool iba perdiendo por 3-0 contra el Milan en la primera parte, consiguió empatar antes del final y ganar en los penaltis.

Todos los oradores de Zaragoza subrayaron los elogios a Zapatero, incluido el presidente Griñán. Así que ZP sale de orillas del Ebro despedido entre ovaciones. En su discurso destacó los tres grandes objetivos que salen de esta convención: austeridad, reformas y cohesión social. En la austeridad no han osado incluir la apuesta de Felipe González por eliminar las diputaciones. El ex presidente considera que sus servicios se solapan con los de las autonomías. Lo de Zaragoza este fin de semana ha tenido, como la convención del PP siete días antes en Sevilla, mucho de marketing y poco contenido.

La crisis se ha llevado muchas cosas por delante, pero el duopolio que se reparte el poder en España sigue gozando de muy buena salud. Se llevan fatal el PP y el PSOE, la lealtad institucional entre ambos es muy complicada, pero los españoles les siguen dando casi todo el poder a uno o a otro. Hasta ahí no ha llegado la crisis. Todavía.

  • mancar

    Ignacio, los analistas políticos (y tú eres de los buenos) seguís hablando, como siempre, de los cromos. Me acuerdo de mi infancia donde cambiábamos los que nos sobraban por los que nos faltaban. Al final, lográbamos completar nuestra obra maestra: el álbum completo. ¡La Felicidad, así, con mayúsculas, conseguida!
    El problema y la solución hoy, en la verdad de los tiempos que nos van a tocar vivir, no es el cambiar los cromos (algo absolutamente necesario) sino darnos cuenta que otra temporada ha empezado y nuestros cromos ya no nos sirven para tener todas las plantillas que juegan la Liga. ¿Nadie quiere darse cuenta o ya no hay intelectuales que analicen que no podemos seguir con el mismo pensamiento y la misma ropa de años pasados, coleccionando los mismos jugadores y equipos que ya no juegan en Primera esta temporada?
    Los análisis políticos no deben quedarse en los cromos, sino en la temporada de Liga que ya ha empezado en el Mundo.
    En Andalucía, además, no tenemos ni para álbumes. De ahí que tengamos la obligación de hablar ya que la cultura y la sociedad occidentales están subiendo a su patíbulo, a no ser que sepamos quitarnos la venda de nuestros ojos y desembarazarnos de nuestras ligaduras y del acompañamiento de nuestro verdugo. El problema no es Zapatero (que también), el problema no es del todo del “progresismo” y el PSOE (el “motor” y el mentor mental de tantas personas y conductas de nuestra tierra tan bien acomodadas vitalmente por el socialismo español), y sus funestas consecuencias históricas (están fuera de la actualidad y ésta nos ha desnudado) para que sigamos hablando de los cromos. Y no es el único problema (aunque sí el mayor) porque en el otro lado, el PP y sus alrededores aunque tienen mejor visión de las cosas, les falta imaginación, profundidad de análisis y, sobre todo, determinación para “cambiar el modelo vital de nuestros conciudadanos”. El problema del que, de pronto, se encuentra sin ropa en la calle no es su desnudez, el problema es no saber quién y cuándo lo han desnudado.
    Hablemos de eso, de la desnudez absoluta e integral de las mentes actuales, que ni saben quién ni el cuándo, esperando, eso sí, que todo vuelva a ser como ayer. Por desgracia, el tiempo es lo único que no podemos repetir ni copiar, y su corriente se lleva por delante al camarón que se duerma o quiera dormitar su verdad. La verdad del tiempo actual.
    Andalucía está perdiendo el tiempo y la verdad coleccionando cromos para un álbum que ya no está operativo (permítame la licencia informática).

    Un saludo, Don Ignacio.

  • ferran

    Desengañense,,,,A España estas situaciones ya le vienen de casta. De estar en un momento de la historia en donde en su Imperio no se ponia el Sol, fue de decadencia en decadencia mientras los otros vecinos europeos avanzaban…avanzaban y con Filipinas y Cuba se culmino el desastre y se mostro la cruel realidad. Este pais despues de muchos sufrimientos e iniciada una transicion con el fin de la Dictadura franquista, la democracia ,la entrada en la UE y los inmensos fondos europeos de ayuda, debia haber sabido organizar su futuro. Tiempo perdido. Otra vez con la crueldad de la globalizacion ,nos enteramos que volvemos a estar en decadencia, y que no podemos competir con los pobres por ser muy caros ni con los ricos porque no disponemos de lo propio para ser un pais rico. Hemos perdido de nuevo el tiempo y de nuevo la vision de una decadencia de la que nadie sabe como la superaremos. Solos en la globalizacion mientras la Merkel nos tiene que supervisar los deberes.

    Y para rematar esta nefasta vision, tenemos dos nefastos partidos – el infame bipartidismo – empeñados en sus guerras particulares mientras el pais se va algarete…¿Alguien sabe como acabara esto??