Fracaso de la Masía socialista

Ignacio Martínez | 3 de octubre de 2011 a las 10:50

La Conferencia Política del PSOE que se ha celebrado en Madrid quería reivindicar valores. Podría haber estudiado el caso de Ronda: urbanismo, prevaricación, cohecho, malversación, blanqueo y tráfico de influencias. Caso que se presenta como de unos tránsfugas andalucistas, que todo el mundo dice que no eran de fiar, ¡aunque todos les cortejaban! Sobre la culpabilidad de los implicados hay que esperar a que la Justicia se pronuncie. Pero uno de los cuatro concejales socialistas detenidos es secretario local desde hace más de siete años. Así que para establecer responsabilidades hay suficiente material.

Pongamos el foco en el jefe socialista de Ronda. Francisco Cañestro es un joven profesional, sin oficio. Primero le contrataron en los 90 para que abriera la puerta de la Casa del Pueblo, cuando su partido tenía mayoría absoluta en el Ayuntamiento y ningún concejal se ocupaba de esos menesteres. Además de la puerta, atendió el teléfono, tomó recados, hizo gestiones y se hizo popular en la sede. También le colocaron en un garaje. Manejó las juventudes y llegó a secretario provincial de la cosa. Exigió un empleo en el Patronato de Recaudación Provincial y le hicieron varios contratos temporales como auxiliar administrativo, de resulta de los cuales ahora es fijo en la Diputación. Sin oposición.

Al secretario provincial Heredia y a su hombre de confianza Conejo el runrún interno les reclama que den la cara, como padrinos de la operación de Ronda. Una estrategia que tuvo tres fases, igualmente reprobables. 1. Robarle al PA un grupo municipal entero; el más numeroso del Consistorio. 2. Integrar a los nuevos compañeros en un amplio comité local de 40 miembros. 3. Incumpliendo el pacto antitransfuguismo, investir a Marín Lara como nuevo campeón del socialismo rondeño y candidato a la Alcaldía. Para perderla.

La maraña no queda ahí. La ministra-candidata Trinidad Jiménez, aunque nacida en Málaga, hizo honor a su condición de cunera con escasa noción de la realidad regional cuando afirmó que el caso de Ronda era un asunto coyuntural. No. Su partido consintió que Barrientos gobernara cuatro años Estepona con el mismo primer teniente de alcalde de Gil Marín. Los dos acabaron en la cárcel. Su partido aupó a la Alcaldía de Manilva a otro de los lugartenientes de Gil, que también fue a la cárcel. Su partido tenía una jefa en Marbella que está acusada de corrupción en compañía de la banda principal del gilismo. No. La falta de valores de Ronda es estructural.

Y encima, al PSOE le ha salido mala la cosecha de su Masía. En vez de Messis, Fábregas y Piqués, le han salido Heredias, Conejos y Cañestros. A Heredia, sin ir más lejos, su nulo liderazgo social lo deja en manos de estos Cañestros de turno. Pide celeridad a la Justicia, pero podría aplicarse la rapidez a sí mismo: ya hace casi una semana que detuvieron a sus amigos de Ronda y todavía no ha dimitido.

Los comentarios están cerrados.