Alta Velocidad » Archivo » Error, humor y secesión

Error, humor y secesión

Ignacio Martínez | 30 de octubre de 2011 a las 14:28

Una broma desafortunada de Peces-Barba, dicha en Cádiz en un congreso de abogados, ha levantado una santa indignación en Cataluña, en donde le han dicho al ponente socialista de la Constitución de todo menos bonito. Sorprende, sin embargo, que los catalanes tengan tanta facilidad para darnos lecciones a los demás, como quien no quiere la cosa, y tan poca cintura para probar su propia medicina. Mas y Duran en el plazo de pocos días han hecho bromas muy serias sobre lo analfabetos y vagos que somos los andaluces. Porque no otra cosa son las alusiones a que no se entiende el habla de los niños sevillanos y malagueños, y que los jornaleros que cobran el PER están todo el día en el bar del pueblo, rascándose la barriga.

Peces hizo una broma que creyó intrascendente, pero no lo era, sobre los intentos de secesión de Portugal y Cataluña en 1640, y se preguntó si nos habría ido mejor con Portugal y sin Cataluña. Lo que no pasa de ser una boutade. Podría haber mezclado también la conspiración independentista de Andalucía, urdida por el duque de Medina Sidonia y el marqués de Ayamonte, que es de la misma época, y haber jugado con los tres territorios, a ver cuál descartaba.

Más inoportuna es la alusión a que esta vez no será necesario bombardear Barcelona. Un colega catalán la vincula con el general Espartero cuando dijo en 1842 que para gobernar España había que bombardear Barcelona cada cincuenta años. Peces-Barba ha pedido disculpas, sin éxito. La santa indignación no se da por satisfecha. Ataque inadmisible a la dignidad de Cataluña, enorme hijo de puta y barbaridad intolerable, es la reacción de CiU, Esquerra y el PSC ante el desliz. Poco seny y mucha impostura, como ven.

¿Este es el listón para los próximos incidentes? Esta semana, el Parlamento andaluz ha calificado de insulto al pueblo andaluz la frase de Duran sobre el PER, en un debate en el que PSOE y PP se pelearon de manera ridícula para dirimir quién defendía mejor a Andalucía. Como empecemos a echarnos en cara unos a otros los tópicos acumulados durante siglos, podemos acabar como en la antigua Yugoslavia, todos contra todos. Habría que gastar un poco más de sentido del humor. Sin ánimo de señalar, ¡es gratis!

Los comentarios están cerrados.