Alta Velocidad » Archivo » Gana España, pierde Griñán

Gana España, pierde Griñán

Ignacio Martínez | 5 de febrero de 2012 a las 13:48

Gana España porque el de Rubalcaba es el triunfo de un hombre de Estado, con experiencia, sentido de la responsabilidad y autoridad. El PP tiene un interlocutor que no debe aprender el oficio. En el Canal 24 horas Eduardo Sanmartín dijo ayer que era “la victoria de la política sobre la mercadotecnia”. Comparto el criterio. Asistimos a un discurso del ganador y un mitin de la perdedora. Vimos hablar a Rubalcaba, que argumentó sus ideas sin leer, y oímos gritar a Chacón eslóganes muy bien traídos, sacados de un guión.

Por lo demás, en cuanto al temario, los dos hablaron de las mismas cosas. Pero una se limitaba a enunciarlas desgañitándose, hasta el punto que en su Twitter Juan Manuel Marqués anotó que “parecía Evita Chacón”. Y el otro, las explicaba con pausa y detalle.

Probablemente Chacón entró en la sala ganadora y salió perdedora. Tenía el triunfo en la mano, facilitado por la casi unanimidad de los delegados catalanes y la distorsión del voto andaluz que había provocado la presión del dúo Griñán-Díaz. Una presión calificada de ilícita, inmoral e ilegal por el secretario de Sevilla, pero le faltaba otra i: inútil. El secretario general del PSOE andaluz sale pues derrotado en toda la línea.

Si José Antonio Griñán tenía antes del congreso una escasa autoridad sobre su partido, hoy su liderazgo cotiza bajo mínimos. Sus maniobras a favor de Chacón han sido condenadas en público por destacados dirigentes, pero con palabras mucho más gruesas en privado por los líderes históricos. Apostó por la perdedora, pensando sólo en el cartel electoral. Pero la distancia entre los contendientes era excesiva.

Para definir a Carme Chacón, tomo prestadas unas palabras de Ernest Maragall, que destaca su innegable capacidad de seducción, sin que se sepa qué proyecto político tiene. La define como “una mujer ambiciosa, que compite en el mercado de las ideas sin dejar claro cuáles son propias, y cuántas son adquiridas o alquiladas”. Y sobre sus discursos sostiene Maragall que le pone un aparente entusiasmo, tan visible como artificial. De acuerdo. Pero Griñán y su corte de consejeros pensaban que componía mejor para la foto electoral del 25-M. Simpleza y torpeza se llama eso.

Etiquetas: , ,

  • CBE

    Bueno, si el PSOE cree que volver a creer en la mano derecha de ZP que nos ha llevado a la situación del país en éstos momentos es lo adecuado… seguirán sacando resultados lamentables. Como EX votante del PSOE, Chacón me hacía dudar en el voto; con Rubalcaba es cierto que no dudaré, no dudaré en NO VOTARLE. Sigan así,con políticos hacinados y antiguos y no dejen pasar a nuevas ideas que, a lo mejor,sirven para que el votante se ilusione.

  • Visionario

    Dime el numero del cupon para no comprarlo…lo has clavado hijo…Ignacio de mi vida…salir perdedor es que te designen presidente del partido?…eres un crack…dedicate a plantar rabanos en vez de hacer prediccines y cuasi periodismo…lo dicho..un crack

  • SOCIALISTA

    Y este es el futuro del psoe, la llevamos clara. y si alguno de la direccion termina en el talego. Como se investigue a fondo a Gaspar, este termina co Cadena Perpetua. La que le espera al Partido el futuro es negro, negro, negro.

  • por sus obras los conoseremos

    en cadiz, no damos un duro por zarria,ese contra mas lejos mejor, lo mismo pasa con grñan, pero por no ser un presidente de toda andalucia, vamos que no lo conosemos, nada mas que, por lo que no a echo , en cuanto a cadiz se refiere, ademas que ya va siendo hora de un gran cambio 30 años es mucho tiempo para no aser nada, en cadiz vamos en diputacion , el pesoe, tiene que sanear a base de bien, o habra pp ,para rato,

  • maximo

    muy buen articulo. A Visionario le diria que se ha nombrado a griñan, unico que apoyaba a Chacón para no debilitarle más de cara a Andalucia, pero esta claro que los que apoyaron a chacon, leire pajin, zerolo, tomás, etc, van a desaparecer en estos 4 años. Era malo rubalcaba y mala era Chacón. Mi conclusión es que el psoe no ha aprendido la lección