Alta Velocidad » Archivo » Comunistas en la Junta

Comunistas en la Junta

Ignacio Martínez | 29 de abril de 2012 a las 9:23

Cuando Mitterrand ganó las elecciones presidenciales francesas en 1981 disolvió la Asamblea Nacional y convocó elecciones de las que salió una mayoría socialista y comunista. Y su primer ministro, Pierre Mauroy, formó un gabinete con cuatro ministros comunistas. Un exotismo francés en la Europa de la época. El muro de Berlín estaba en pie y en el Partido Comunista de la URSS todavía reinaba Breznev. A Gorbachov le quedaban cuatro años y otros dos secretarios generales del PCUS para entrar en escena. Mitterrand tenía 64 años, Griñán tiene ahora 65. Un año más y un comunista menos en su gabinete. Un exotismo en la Europa de hoy. Un melón por calar.

El Gobierno andaluz que se estrena esta semana tendrá que hacer acopio de prudencia y pragmatismo. Y ya verán los de IU que el empleo público no sólo no soluciona todos los males, sino que en muchas ocasiones los proporciona. El gabinete se enfrentará a una situación que empeora por días. Las últimas señales de alarma las proporciona Analistas Económicos de Andalucía, el servicio de estudios de Unicaja, que corrige a la baja su previsión del PIB andaluz para 2012. En este momento vislumbra un descenso del 2,5%, arrastrado por el pésimo comportamiento de la construcción, que sigue en regresión, y el malo de industria y agricultura. Sólo los servicios se portan mejor que la media, con una bajada del 1,2%.

Estos malos augurios tendrán consecuencias inmediatas en los presupuestos de la Junta redactados con una previsión de crecimiento del producto regional bruto del 1%. Esa diferencia del 3,5% va a significar un ajuste en las cuentas públicas de la comunidad autónoma de casi un 10%. El anuncio del presidente Griñán de que habrá que recortar 2.600 millones de euros se ha quedado corto ya. El efecto de estas medidas sobre la acción de gobierno va a ser enorme. Y su impacto sobre el territorio será desigual. Analistas señala que las economías de Córdoba, Málaga y Granada sufrirán menos, y las de Huelva y Almería, más.

Los comunistas franceses del 81 fueron titulares de Transportes, Sanidad, Función Pública y Formación Profesional. Ninguna de las que tendrán aquí. Aunque las comparaciones son odiosas.

  • hartodetodo

    En la Andalucía de hoy, después de 35 años de gobiernos socialistas, uno de cada tres andaluces está en paro, otro vive directa o indirectamente de los fondos públicos (como funcionario o empleado de cualquiera de las administraciones, empleado de alguna empresa publica, etc………) y el otro trabaja en el sector privado para mantener a los dos anteriores; simplemente insostenible. Una bicicleta con dos sentados en la barra y uno dando pedales normalmente se cae al suelo o el ciclista revienta, no hay tercera opción.
    Un trabajador del sector privado no puede cargar sobre sus espaldas a otros dos más las cargas familiares que le corresponda.
    Esto se mantenía artificialmente con las transferencias que llegaban de otras comunidades como Cataluña, Madrid, Valencia, Baleares ….. y las que llegaban de Europa. Pero no parece que estén por la labor de seguir aportando fondos que solo sirven para pagar gastos corrientes hasta el infinito y más allá. Basta con no ser ciego para ver que están hasta el gorro de tirar dinero a la basura porque la paz social en Andalucía, simplemente ni les va ni les viene ………
    La entrada de IU todos nos tememos que solo sirva para tratar de ampliar el mastodontico sector publico andaluz. Ya lo único que cabe es pretender que el trabajador del sector privado mantenga a tres trabajadores sobre su espalda y a su familia. Seria el milagro andaluz ………….
    Saludos.

  • Peregrino