Alta Velocidad » Archivo » El eje Sevilla-Málaga

El eje Sevilla-Málaga

Ignacio Martínez | 2 de julio de 2012 a las 9:25

Ahora que después de 60 años está a punto de fenecer el eje París-Bonn o más modernamente París-Berlín, el presidente interino del PP regional quiere instaurar un eje Sevilla-Málaga sobre el que construir Andalucía. Ya le digo yo a Zoido que a otros se nos ha ocurrido la brillante idea antes que a él y no funciona. El alcalde de Sevilla ha estrenado su forzado liderazgo del PP andaluz en territorio comanche. Málaga mira con recelo que Sevilla sea la madre de todas las capitales. Y aquí ha dicho que hay que llevarse bien y no perderse en discusiones estériles. Toreo de salón.

Un buen amigo me recuerda que Andalucía no existe porque no existen los andaluces. Existen los granaínos, gaditanos, malagueños, sevillanos, cordobeses, onubenses, jiennenses y almerienses. Cada uno de su padre y de su madre, muy orgulloso de su historia y muy vigilante de lo que se haga en casa del vecino. Zoido pretende que la Junta debió impulsar ese eje Málaga-Sevilla, cuya existencia es fundamental para romper el tópico muro de la rivalidad entre sevillanos y malagueños. Si se ha molestado en leer los comentarios en las páginas web de los diarios del Grupo Joly, habrá visto que de tópico nada.

Me temo que el PP esté cometiendo el mismo error que con Teófila Martínez en 1999. No ya por poner a un alcalde de presidente regional, que Cádiz no levanta suspicacias, sino por urdir el nombramiento en un sanedrín. No se sabe quiénes, ni cuántos, ni dónde han decidido que Zoido sea el heredero del hiperliderazgo de Arenas. Sí se sabe que algunos presidentes provinciales se enteraron por la prensa de que habían hecho un comunicado conjunto incondicional. Desaprovecha la ocasión el PP andaluz de facilitar que surjan candidatos que se expresen y se midan. Conseguiría mucho foco y mucha credibilidad. Es una fórmula que a veces utiliza el PSOE. No siempre; en las municipales la caprichosa ejecutiva regional socialista no quiso convocar primarias.

Pero Zoido tiene otros problemas. La marca del PP se ha oxidado bastante, y no llegará a la próxima convocatoria electoral con tanto brillo como el 25 de marzo. Y luego, es el alcalde de Sevilla y eso no facilitará su tarea en la periferia regional. Llegó a la Alcaldía reclamando un estatuto especial para compensar a Sevilla de los inconvenientes de la capitalidad. Y ahora debe reciclar su discurso. La propuesta de eje Sevilla-Málaga ha levantado críticas en Granada, Sevilla y Málaga. Un triángulo esencial. Como el Huelva-Sevilla-Cadiz. Como el Málaga-Granada-Almería. Como el Córdoba-Sevilla-Málaga. Como el Jaén-Córdoba-Granada. Andalucía es poliédrica, pero se ha hecho muy tribal en 30 años de autonomía. Y esto no es culpa de nadie en concreto y de todos en general.

Zoido está en este campo en primero de básica. Y no debe fiarse del apoyo unánime e incondicional: Teófila también lo tuvo en la teoría y nunca lideró al partido de verdad.

Etiquetas: , , , ,

  • Fernando

    Se puede decir más alto, pero no más claro que lo has hecho tú.
    El sentimiento andaluz es una milonga. Nuestro territorio debe de quedar como era antes de 1833. Granada para la oriental, Sevilla para la occidental.

  • Realidad y no

    Málaga, la provincia de Málaga es irreversible, ya sólo tiene una postura, una meta, una ideología, una cara. Málaga es una provincia de España y todos estos avatares que nacen y mueren en el territorio de Andalucía se le quedan pequeños y casi no le afectan. Si además éstos vienen tiznados en negro zaíno desde la parcial Sevilla, pues ya me dirán las caras que se les quedan a los malagueños que han votado a mogollón al PP para quedar como la Chata. Somos tan leales como estúpidos. Tan nobles como timoratos. Tan buena gente como lelos. Sevilla, la Sevilla del PP y del PSOE, nos toma el pelo cada vez que le viene en ganas; nos temen, sí, pero nos anulan con una facilidad impensable. Aquí tuvimos un alcalde, el honorable de la Torre, que estuvo a punto de pasar a ser historia en los corazones de los malagueños pero, putta suerte, le tembló el pulso y se echó atrás cuando lo tuvo todo, tenía a toda la provincia detrás de él para imponer Málaga en esta región española. Nunca se han creído, ni él honorable De la Torre ni el novicio Bendodo, que Málaga ha debido liderar determinados parámetros en esta autonomía y ser tenida por líder en cuestiones fundamentales. Y si ellos no se lo creen ya me dirán. Ya no, Málaga ya no quiere seguir en este juego autonómico y menos haciendo eje con Sevilla. Es de ahí que el malagueño sueñe con un partido de Málaga libre de las endemoniadas ataduras sevillanas. Javier Fernández

  • José Abad

    La articulación interna de la autonomía andaluza hace tiempo que hizo aguas. Ninguna comunidad, de las sedicentes ‘históricas’ -y ahora ‘nacionalidades históricas’, presenta mayor división interna que Andalucía. Este hecho es atribuible, más que a la ausencia de adoctrinamiento nacionalista, al descreimiento de los habitantes de cada provincia, que no se sienten representados por el gobierno de Sevilla.

    Yo lo lamento como andaluz que soy. De existir mayor consciencia andaluza, aumentaría nuestra capacidad de decisión y nuestra presencia en España estaría a la altura de nuestro peso poblacional. Pero que no sea así no es culpa de los andaluces, sino de los sucesivos gobiernos autonómicos, que no han sabido embarcarnos en un proyecto común. Es lamentable que el PP, como única posible alternativa, haya reproducido los mismos vicios centralistas del PSOE.

  • bobastro

    el pp de malaga ha traicionado a sus votantes malagueños, malaga ha sido el granero de votos del pp en andalucia durante años, ha ganado las elecciones municipales, autonomas, y generales, tiene la diputacion de malaga, y ponen a un nacionalista sevillano (solo hay que oirlo, su partido no ha ganado ni las autonomas, en las generales fue la unica provincia de españa donde gano el psoe, y los ayuntamientos de la provincia son claramente del psoe, este sr que no gana en su casa va ha ganar en el resto de andalucia, perdonenme que lo dude, y encima sus primeras declaraciones gratuitas, es un eje centralista de sevilla- malaga que para lo unico que sirve es para igualar el odio (por decirlo de alguna manera) que existe hacia sevilla, con malaga, es decir lo primero una puñalada hacia malaga, y jaen granada, almeria, desde malaga no queremos ser centralistas, queremos simplemente que no nos roben desde la junta, no vale compartir el botin, solo queremos ser una provincia mas de españa, antes nos llevavamos mejor sin autonomia andaluza.

  • PEPE

    SI SE PUEDE UNO APUNTAR EN ALGUN SITIO PARA NO DEPENDER DE SEVILLA, POR FAVOR, PONGANME EN LA LISTA. LO DICE UN GRANADINO QUE LE ENCANTA SIERRA NEVADA DE SEVILLA Y LA ALHAMBRA SEVILLANA.ME REPATEA EL CENTRALISMO DE MADRID CON EL RESTO DE ESPAÑA, PERO EL DE SEVILLA CON ANDALUCIA ES PATETICO. HABLANDO DE AHORRAR POR LA CRISIS, SI CERRAMOS CANAL SUR (LA MEJOR TV DE SEVILLA), O QUE LA PAGUEN LOS SEVILLANOS, NOS AHORRARIAMOS MUCHO.

  • scéptika

    La que suscribe ha vivido un mínimo de diez años en tres provincias andaluzas. Una de ellas, Málaga. Y no es tan provincia unitaria, sr. Fernández. Está la Costa -si me apura, la occidental, Málaga capital y la oriental-, la Axarquía, la campiña y la sierra. ¿O es casualidad que Unicaja naciera de Ronda, Antequera y la capital?

    En Málaga y alrededores los tifossi lo son del Madrid y del Barça (pronunciese Barza) y en segundo lugar, tal vez del Málaga. Málaga capital es casi tan ombliguista como Sevilla capital y hay un diario que no voy a nombrar que colabora a diario en ello. Gobiernen galgos o podencos.

    El problema andaluz como tal, lo es del PP. El PSOE no tiene tantos inconvenientes, porque gracias sobre todo al Gaspi, se creó una entente provincial con un reparto que puede gustar unas veces más y otras menos. Pero furula. 30 años lo demuestran.

    Eso sí, un almeriense y un huelvano tienen poquito en común. Como un jaenero y un gadita. Pero es lo que hay.

  • Jose Luis Dominguez

    Estoy de acuerdo con todas las protestas contra el centralismo autonómico, porque son situaciones reales. Aún así, pongo un gran PERO.

    Estas personas que ponen el grito en el cielo ¿no ven nunca el centralismo de MADRID a nivel nacional, que curiosamente, multiplica por 1.000 al autonómico que pueda ejercerse a favor de Sevilla?
    Porque Madrid devora, económicamente, informativamente, políticamente, culturalmente, la inmensa mayoría de los recursos de España.

    Luchemos contra el centralismo, pero contra TODOS. que si no, la cosa deviene en puro fanatismo.

  • Antonio Moreno

    Soy castellano de nacimiento, pero andaluz de adopción, por vivir en Andalucia desde los 15 años y, ya se sabe, “somos no de donde nacemos sino de donde “pacemos”. He vivido entre Cadiz y Sevilla, por ello estoy de acuerdo con “scéptica”. Si en Málaga existen diversas comarcas, no digamos en Cádiz y en Sevilla. La de Algeciras, La Línea, los Barrios, Tarifa es una; Cádiz con S.Fernando otra y la tercera el Marco de Jerez. Hasta existen dos diócesis eclesiásticas en una sola provincia civil. En Sevilla pasa lo mismo: la sierra norte es diversa a la sierra sur y ambas diferentes a la capital y al valle. Creo que, tanto en Andalucia como en otras partes de España, las comarcas tienen sus características propias. Pero esta variedad de identidades (como de cantes en el flamenco y lenguas a nivel nacional)es enriquecedor si existe un denominador común mas amplio. Y creo que este denominador común sí existe en Andalucía, sobre todo dentro del contexto autonómico nacional. Somos andaluces y orgullosos de serlo, diversos de los gallegos, asturianos, vascos, catalanes, castellanos, pero no hasta el punto de romper lo común de lo español, como se observa en otras “nacionalidades”. Hay que huir del “rasero” de la igualdad ramplona que, a veces, se nos quiere imponer recordando viejos ideales de “unidad”. Lo que habremos de evitar es que, tanto a nivel nacional como andaluz, las identidades internas de almerienses, granadinos, malagueños, cordobes etc., no se transformen en demonios internos que nos devoren y nos hagan “reinos de taifas”, que, como se sabe, nacieron en nuestro Alándalus.

  • Que error más grande

    Perdone señor Moreno; pero Almeria, Granada y Málaga, son tres provincias que vienen del Reino de Granada y que nunca han pertenecido a Andalucia hasta la noche triste del referéndum del 81 donde Almeria dijo no, las dos primeras son bastante parecidas, junto a la parte Oriental de la provincia de Málaga, la más dinámica y poblada de las tres, que ha visto por segunda vez en el siglo XX parado su desarrollo por causas que no dependen de ella. a principio de siglo cuando era la provincia más industrial de España, junto a Barcelona y al final cuando tuvimos la desgracia de entrar en la Junta andaluza, que bien que lo estamos pagando, menos mal, que por lo menos hemos salvado Unicaja. Así que si volviésemos a Andalucia Oriental, desde luego como mínimo seria bien recibida, por la mayoría de la población, aunque cada día cala más una autonomía Uniprovincial entre los Costasoleños, la vergüenza del desvío del Corredor Mediterraneo, ha resuelto, nuestras dudas, El PP y el PSOE derrotan para el mismo lado, necesitamos nuestro propio partido, desarrollar nuestras propias ideas, o usted no ve el Canal Sur.

  • Jotaeme

    Menoscabar a la ciudad de Sevilla con argumentos aldeanos es una práctica cainita y estéril. Tanto como negar hechos obvios tales como que hace mil años, que ya ha llovido, la ciudad era la capital de Castilla, que es tanto como decir cuatro quintas partes de la península, y mantuvo su posición de ciudad puntera en el mundo conocido desde el siglo XVI hasta al menos mediados del XVIII. Se puede criticar pero con argumentos más frescos, pro favor. Acotación para quien la precise: no soy sevillano.

  • scéptika

    Tampoco nací en Sevilla. Ni en su provincia. Pero la última frase de Qué error más grande es definitiva.

    Hay que ver el Canal Sur desde fuera, o mejor desde lejos de Sevilla, para comprobar cuánto y hasta dónde le sirve para mirarse su ombligo. Aquella petición de capitalidad ventajosa obviaba que la hostelería y el comercio -ahí está el cinturón de hipermercados- sevillanos gozan de una boyantía especial gracias a miles de funcionarios con sueldo fijo que los alimentan.

    Es un plagio de ínfima calidad. A mil pies por debajo de don Manuel. Pero ahí va:

    Sevilla, señorona y egoísta.
    Huelva arrinconada.
    Córdoba califal.
    Ensimismado Jaén.
    Cádiz, del mar Señorita,
    Málaga cosmopolita.
    Más Granada nazarita.
    Y Almería.