Alta Velocidad » Archivo » Yo no he sido

Yo no he sido

Ignacio Martínez | 26 de septiembre de 2012 a las 19:57

Chaves dijo que se había enterado por la prensa. Griñán dijo que fue la Junta la que denunció inicialmente. Chaves dijo “yo no he sido”. Griñán dijo “yo no estaba”. Ambos, como escrito por el mismo guionista, el mismo sin duda, dijeron que el asunto les había causado dolor y que pedían disculpas. Las comparecencias en la primera comisión de investigación en 17 años en el Parlamento andaluz terminan con una intervención ilustrativa, la del interventor, y decenas de ellas elusivas. El principal mensaje que han oído en la comisión, lo resumió ayer la más destacada de sus miembros, la diputada cordobesa Alba Doblas: “Yo no he sido”. Frase que cabe atribuir también a los dos comparecientes de lujo de ayer.
Desgraciadamente, no nos hemos enterado de mucho nuevo. En los alrededores del eterno partido gobernante dicen convencidos que el procedimiento de los ERE era legal. Y abrazados a esa idea, todo el mundo evita darse por aludido de las quince alarmas lanzadas por la intervención sobre lo endeble del procedimiento. Era un problema del vecino, en frase infeliz lanzada ayer por el actual presidente. Se dieron ayudas discrecionales, sin publicidad, sin transparencia, en ocasiones a personas a las que no correspondía. A veces a empresas que no lo necesitaban, que no lo solicitaron, que no existían. Una consejería decidía el gasto, otra lo pagaba. Con comisiones escandalosas a intermediarios con las aseguradoras. Pero nadie parece culpable.
Capítulo aparte merece la técnica de interrogatorio elegida por los diputados de la comisión. El consejero de Agricultura inventó en el último Pleno del Parlamento un término para definir la pregunta de uno de sus interpelantes: el micromitin. Consiste en hacer una arenga, en vez de preguntar. La arenga ha sido constante en boca de todos los diputados de la comisión de investigación. En esa tarea han perdido mucho del escaso tiempo que tenían. Unan las respuestas kilométricas y evasivas de los Griñán, Chaves y compañía, y llegaremos a la conclusión de que en la próxima comisión habrá que afinar un poco. Por un lado, reducir la hora y media de libre albedrío de los comparecientes. Por otro aumentar el tiempo para las preguntas. Y, finalmente, ¡que haya preguntas!, por favor, no micromítines.
La sesión de ayer dejó algunas perlas. Dijo Doblas que el PSOE tuvo en las pasadas elecciones regionales el peor resultado de su historia. Griñán no se pudo contener, y en cuanto pudo matizó: el segundo peor resultado, después del de 1994. Un tiempo en el que él no estaba, añade un servidor. La corrupción con los ERE hay que atribuirla a muchos factores. Este cronista se reafirma en que nunca habría pasado si no llega a sobrar el dinero, como sobraba, y si hubiese habido tres, dos o al menos una alternancia en el poder en Andalucía. Perpetuarse en el gobierno incita al relajo y a la ausencia de responsabilidad.

Etiquetas: ,

  • Javier Carlos

    Lo que más sangrante me parece Sr. Martínez, y es verdad que todo lo que dices sabemos que es como la cabeza.. en fin.. de alguien, grande y gorda las verdades. Lo que me parece más insultante es que crean que somos idiotas. Así, IDIOTAS. Y que mientan, manipulen, tergiversen, desvíen o .. vete a saben qué verbo, para no decir con esa poca vergüenza que tienen, SÍ, ESTO HA PASADO Y PRESENTO MI DIMISIÓN POR INEPTO, y que lo investigue políticamente un gabinete independiente, independientemente de la juez, que va por su vía. Que ha habido gente creyente de un proyecto ilusionante y ahora, como huérfanos estamos asqueados de sus mentiras y corrupción. Asqueados de sus Ilmos Cargos que no llegan ni a la altura del pobrecico que se encarga de desatascar las alcantarillas. Uff, más dignos son. Asqueados de sus desvíos que si los de enfrente, que si yo soy mejor, que si los del PP, que si que si.. Es de eso de lo que tiene que estar la gente cansada. No, de la democracia. No abrazando el caos y la pancarta fácil. NO, CONTRA ELLOS, LOS CORRUPTOS.

  • Juan Lopez Bonet

    Recapacitemos: ¿Por qué pudo ocurrir lo que se comenta? ¿En base a qué un Sr en una oficina determinada y poseedor de un cargo determinado decide que su “posición” (laboral o politica o las dos)
    le permite buscar, encontrar y emplear “agujeros legales” por los que colarse con el fin de “ayudar” (palabra conflictiva en este caso)a un conocido, amigo, vecino, copartidario de… a que su dia a dia mejore sustancialmente en lo referente a la parte económica?
    En si no parece hacer más que lo mismo que los abuelos con sus nietos “parados” o “cagos”. Pero la “responsabilidad intrinseca a su cargo” es la que le mueve a hacerlo. Creo yo. No el afán de ayudar, sino la prepotencia del “poderhacer” porque estoy donde estoy. Eso es lo más preocupante. Eso. El permitirse realizar acciones delictivas a sabiendas que lo son. Porque seguro lo sabían. Los que lo hicieron. Quizás “los demás” tenian “otras cosas que hacer” Asi por lo menos parece haber ocurrido.