El AVE llega a Málaga

Ignacio Martínez | 23 de diciembre de 2007 a las 13:45

El primer AVE ha llegado a Málaga a las 12.33 de hoy, con diez minutos de adelanto. Buen augurio. Tras Córdoba y Sevilla, la capital de la Costa del Sol se incorpora a la red española de alta velocidad, que ya conecta Málaga con Valladolid y dentro de nada irá desde Sevilla a Barcelona. En Málaga han repicado las campanas de la catedral, ha habido recepción ministerial, con monolito inaugurado por el presidente Zapatero y la ministra Álvarez; habido fiesta municipal organizada por el Ayuntamiento, con el alcalde Francisco de la Torre al frente… Y todos contentos, como si fuese Navidad. La sensación es que se han adelantado los Reyes Magos.

Convivencia democrática

Ignacio Martínez | 22 de diciembre de 2007 a las 16:12

Muy interesantes los artículos de Arcadi Espada y de José Aguilar de hoy. Jiménez Losantos versus Vázquez Montalván y la querella de Manuel Chaves contra periodistas de ‘El Mundo’. La disidencia, la discrepancia y el antagonismo, en dos historias que nada tienen que ver entre sí. “O no”, como diría Rajoy. No se lo pierdan.

Etiquetas: , ,

¡Qué pena de Betis!

Ignacio Martínez | 21 de diciembre de 2007 a las 11:42

Lopera no puede llegar más bajo. ¡Qué vergüenza! La policía tiene que defender a los accionistas de matones presentes en la asamblea ilegalmente. Amenazas de muerte. Hemos abandonado el fútbol y ya estamos en el Juzgado de guardia. ¿Cuál es el siguiente paso? Qué pena de secuestro de uno de los equipos más queridos de España. ¿Qué hacemos con este hombre?  

Etiquetas: ,

400 millones de europeos sin fronteras

Ignacio Martínez | 21 de diciembre de 2007 a las 3:39

Hoy se amplía el espacio Schengen a ocho países del Este y Malta, lo que significa que hay un territorio de 3,6 millones de kilómetros cuadrados y 400 millones de habitantes sin frontera interior. De los 27 miembros de la UE, sólo se ha denegado la entrada de Bulgaria, Rumanía y Chipre. El Reino Unido e Irlanda no han querido entrar. Este pequeño pueblo luxemburgués, a orillas del río Mosa, hace una triple frontera curiosa: en ese punto se encuentran el Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), Alemania y Francia. El día en que una banda de albanokosovares ha asaltado la casa y medio matado a José Luis Moreno, se abren más las fronteras de la UE. Es un buen tema para el debate, ¿no les parece? Cuando llegué a Bruselas, en 1988, las bandas más temidas en los bajos fondos de la capital de Europa eran las de marroquíes. Hasta que llegaron los kosovares y los marroquíes les cogieron miedo. Ahora, la Unión Europea promueve que Kosovo se independice de Serbia. A cambio, promete la integración de ambos en la UE. No estoy nada seguro de que sea una buena idea. Schengen da muchas facilidades a los ciudadanos de bien. Pero, desgraciadamente, también al crimen organizado.   

Elecciones generales

Ignacio Martínez | 21 de diciembre de 2007 a las 3:13

Es la historia de una muerte anunciada: el 9 de marzo habrá elecciones generales, con lo que cualquier otra convocatoria a las urnas quedará solapada. Dicen que también habrá andaluzas. No me lo creo. No hay andaluzas desde que Chaves ganó, por primera vez en 1990. Si acaso sí que las hubo en 1994, con motivo de unas europeas, en las que se votó también al Parlamento de Andalucía y los socialistas estuvieron en un tris de perder (45 PSOE, 41 PP, 20 IU, 3 PA). Esos riesgos se han evitado en 1996, 2000, 2004 y 2008, escondiendo las elecciones andaluzas debajo de las generales. La pareja Zapatero Chaves repite la jugada de 2004. Ellos ganan votos en las generales y participación en las autonómicas. Y los demás nos quedamos sin debate andaluz y sin saber a cuánta gente, de verdad, le interesa tanto la autonomía como para ir a votar en unos comicios regionales puros y duros. ¿Llegaría al 40 por ciento la participación? Pues a pesar de todo, deberían ser en solitario, como en el País Vasco, en Cataluña o en Galicia, las otras comunidades del 151. ¿Hace bien Chaves? Claro, que la unión hace la fuerza: en Cataluña les puede ir de cine…

Urbanismo

Ignacio Martínez | 20 de diciembre de 2007 a las 16:32

20 de diciembre

Muchas gracias a los amigos que han celebrado la aparición de este blog. También agradezco los comentarios contrarios a mi posición sobre la política urbanística de la Junta. Qué se le va a hacer, está muy bien la disidencia. Quienes critican lo que existe hoy día, deben recordar lo que teníamos antes (la barra libre de Gil y sus imitadores de todas las tendencias políticas) e imaginar lo que tendríamos ahora de no haber sido por la política de Concha Gutiérrez. El primero que se metiera en el fangal que era el planeamiento urbano iba a resbalar y comparto la idea de que se han cometido errores. Ya lo decía en mi artículo de ayer: está claro que primero se debió hacer el plan de ordenación territorial de Andalucía (POTA), después los planes subregionales y finalmente los PGOU; y los límites del 30 y el 40 por ciento no debieron ser tan estrictos, para no tener que recular. Hay otras cuestiones, como el monocultivo de determinados arquitectos, que también son criticables. Pero con todo eso, aplaudo el valor de la consejera en meterle mano al urbanismo y en intentar aplicar normas y sentido común. Nos queda mucho por mejorar, pero no tengo duda de que estos ocho últimos años han permitido una mejora de la situación anterior. Sin ir más lejos, Encarna Maldonado publica hoy en Málaga hoy una interesante información según la cual Gadafi, el boticario, va a dejar de construir unas 2.000 viviendas en la Costa del Sol gracias a las limitaciones del denigrado POTA. En fin, nadie ni nada es perfecto.

Arenas, centrista

Ignacio Martínez | 19 de diciembre de 2007 a las 11:05

Javier Arenas estuvo cercano, moderado y optimista anoche en el programa de TVE ‘Tengo una pregunta para usted’. La verdad es que empezó brillante, en el primer tercio de la emisión, fue de más a menos y acabó con signos de cansancio. Al final, en la retransmisión de Radio Nacional, explicó que tenía un fuerte dolor de espalda, para el que no había querido tomar ninguna medicina que le impidiera estar en plena forma mental. Se mostró muy familiar, habló de su madre, de su esposa, de sus tres hijos, de sus dos hipotecas, de la muerte de su hermano, del accidente de uno de sus hijos, de la afición de otro por la pesca, de las recomendaciones que le hace su hija, de su condición de usuario de podólogos… Se mostró muy centrista, tanto que recordaba mucho sus tiempos de la UCD, y poco la imagen del PP en estos últimos cuatro años. Propuso consensos en materia de pensiones, educación, sanidad y vivienda. Y lanzó los cinco grandes ejes de su programa. Uno me gusta: limitación del ejercicio de la Presidencia de la Junta a dos mandatos y no coincidencia de elecciones generales y autonómicas. Otro me inquieta: dijo que quiere “restablecer la disciplina urbanística”. Justamente uno de los principales logros de este Gobierno regional que ahora termina mandato es que ha establecido un orden en este sector y aplicado un sentido común del que escribo en mi artículo   de hoy. No quiero pensar que este restablecer sea volver a la barra libre, anterior a que la consejera Concha Gutiérrez decidiera, por primera vez en la historia de la Junta, de que además de titular de la cartera de Obras Públicas y Transportes, lo era también de Urbanismo. Los tiempos de Gil no deben volver. Y los de sus imitadores tienen que acabar.  

Chaves, centralista

Ignacio Martínez | 19 de diciembre de 2007 a las 11:05

Esta mañana, en el programa de Juan Ramón Lucas de Radio Nacional el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ha defendido su peculiar criterio sobre las elecciones autonómicas andaluzas, que considera un despilfarro celebrar separadas de las generales. Ha insistido en un argumento que ya expuso hace un mes en una rueda de prensa en Almería: que como todo lo que es bueno para Andalucía es bueno para España y al revés, no importa que coincidan. Según él, el debate andaluz no desaparece. Esto ya se conocía como doctrina presidencial. Pero hoy ha dado un paso más y ha repetido una idea lanzada no hace mucho por la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar: todas las elecciones deberían ser el mismo día. Propone un auténtico big bang, al que podrían añadirse también las elecciones a presidentes de comunidades de vecinos, peñas recreativas, clubes deportivos y agrupaciones de Carnaval. Fuera de bromas, la coindidencia electoral se produce porque le conviene al PSOE en su estrategia nacional. Para ahorrar de verdad, de verdad, podemos acabar con las diputaciones y hasta con buena parte de la administración regional. Sería más barato que unas elecciones

Un cobarde protegido

Ignacio Martínez | 17 de diciembre de 2007 a las 22:02

La justicia militar ha tratado de dulce a un capitán del Ejército Juan Miguel Camarón Aparicio. Este sujeto abusó sexualmente de 28 mujeres aspirantes a soldado, de las que era instructor con el grado de teniente, entre octubre y diciembre de 2003 en la Academia de Logística de Calatayud (Zaragoza). Aunque la pena global suma 17 años, cuatro meses y un día, sólo cumplirá tres años justos, porque el código penal militar establece que el tiempo máximo de cumplimiento no puede exceder del triple de la pena más grave. Resulta muy sospechoso: con un día más, habrían expulsado del Ejército a un acosador múltiple que deshonra su uniforme. Pero este cobarde ha contado con complicidades activas o pasivas para no perder su empleo en las Fuerzas Armadas. O sea, que le vamos a tener que pagar el sueldo de nuestro bolsillo. Me sorprende que un Gobierno tan meapilas en materia feminista no haya puesto más empeño en la condena de semejante comportamiento. No soy precisamente del club de fans de José María Aznar, pero si esto llega a pasar durante su Gobierno le habríamos puesto todos como los trapos. Y las autoridades, desde luego que tienen responsabilidades. A pesar de la gravedad de los hechos, el capitán no fue arrestado, ni se animó a sus víctimas a ejercer la acusación: sólo han comparecido como testigos, aunque algunas de ellas abandonaron su intento de entrar en el Ejército como consecuencia de estos hechos. Esta historia la cogen en Hollywood y hacen una película en la que no dejan títere con cabeza y además las víctimas se llevan unos millones de dólares de indemnización. Pero aquí, la vida real es al revés: el fiscal no se aseguró de conseguir una condena que garantizara su expulsión, y un abogado del Estado defendió al indigno militar para ahorrar al Estado unos miles de euros de multa como responsable civil subsidiario. Digo yo que si era tan bravo, que se hubiese defendido él solito con su poderosa testuz.