Bipartidismo desvencijado

Ignacio Martínez | 23 de octubre de 2012 a las 21:10

Suenan tambores de guerra en el PSOE. El perfecto bipartidismo español se está desvencijando por el flanco izquierdo a inusitada velocidad. Con un resultado que no ofrece tranquilidad: fragmentación, radicalidad, auge independentista. El hundimiento electoral de los socialistas en Galicia y el País Vasco ha puesto nerviosa a la tropa. Odón Elorza, ex alcalde de San Sebastián, pide una catarsis. El diccionario dice que eso significa purificación, eliminación, expulsión. La ex ministra Trujillo precisa el objetivo. Espera la dimisión de Rubalcaba.
Adelantándose a la debacle electoral, el PSOE andaluz ya organizó un acto hace una semana en Sevilla con el jefe de los socialistas valencianos, Ximo Puig, para mandarle un recado al secretario federal: hace falta una oposición más profunda, con más ritmo y con una respuesta más ágil a los problemas. Total, que dos de las federaciones con más porte en el partido estaban suspendiendo a Rubalcaba antes de que las urnas lanzaran su veredicto.
El descrédito socialista es muy superior al deterioro del Gobierno. Y además no encuentra resistencia en su bajada. Griñán y su joven guardia pretoriana pretenden marcar el paso a la desorientada familia socialdemócrata española. Han lanzado la idea de un Estado federal, como si fuese el bálsamo de Fierabrás. Pero el asunto central no es cómo de federal sea del Estado, sino cómo de asimétrica resulte su configuración y financiación. Entretanto, el resultado vasco debilita en extremo la idea de Rubalcaba de que Patxi López pudiese sustituirle en el próximo cartel electoral. Y en sentido contrario, Griñán ha aumentado sus posibilidades después de la noche de ayer.
Por lo demás, las elecciones del domingo nos dejan un triunfo personal muy claro de Feijóo en Galicia, que ha evitado coincidir con Rajoy en los mítines y ha soslayado las siglas de su partido. Los liderazgos han sido rentables en la cita gallega, porque el otro triunfador, Beiras, sin dinero ni publicidad institucional, ha sacado nueve diputados. A quienes atribuyen las penalidades del PA a la falta de medios hay que recordarles que una idea y un líder son más importantes. En Euskadi han triunfado las marcas. El PNV sólo pierde 16.000 votos con la irrupción de Bildu y saca tantos diputados como PSOE y PP juntos. Es un partido menos conservador que los populares, menos izquierdista que los socialistas, menos radical en su soberanismo que batasunos y amigos. Está en el centro del patio y tiene toda la experiencia en el manejo del Gobierno vasco. Y Bildu es ya una marca registrada, con una cuarta parte de los votos vascos. Nada menos. Será una buena noticia si se acaban creyendo que la democracia es el camino. Pero todavía les falta mucho trecho que andar.
Mario Conde ha fracasado en su enésimo intento de blanquear su historial con un proyecto político. Con 15.700 votos y el 1,1% del electorado naufraga otro propósito de crear un partido a la derecha del PP. De momento el populismo gana enteros sólo por el flanco izquierdo del extinto bipartidismo.

Etiquetas: , , ,

Y además, un poco de urbanidad

Ignacio Martínez | 22 de octubre de 2012 a las 10:51

La gente vota mayormente por intereses. Así que hay que convenir que el PP en Galicia y el PNV en el País Vasco representan mejor que el resto de partidos el provecho que gallegos y vascos esperan sacar de las elecciones de ayer. Pero también hay quien vota por ideales. Desde los más nobles hasta los más cobardes. Ejemplo de estos últimos son los seis matones que fueron a echarle encima a Patxi López unas pancartas a favor de los presos de ETA, pero se insolentaban cuando los guardaespaldas les empujaban para separarlos.
El resumen que se extrae de las palabras de los provocadores no es un lance de mala educación; es un retrato en miniatura de la amenaza permanente que se ha vivido en Euskadi durante décadas. Dicho por quienes se creen en propiedad de la verdad absoluta, por quienes no es que piensen que sus ideas son las mejores, sino las únicas correctas: “No me pongas la mano encima. Te aviso; la primera vez. ¡La gente que esté armada no puede estar en el colegio. Aquí no se puede ir con pistola, fuera! Se os ve la piel. ¡Que no me pegues hostia!”. Pidiendo guerra, vamos. La providencia nos libre de quienes no tienen dudas, de los iluminados, de los fundamentalistas, cualesquiera que sean sus ideales, sus creencias.

Ha votado menos gente que otras veces tanto en Galicia como en el País Vasco, pero quizá se deba más al mal tiempo que al desánimo. Y eso que aquí los gobernantes nos han dicho tantas veces que hacen recortes y más recortes porque no tienen más remedio, que no queda otra, que el personal se ha desencantado. Y al fatalismo político sigue el egoísmo particular, sea independentismo catalán o la evasión de impuestos de cada hijo de vecinos. Aunque suben los tributos, cada vez se recauda menos. No sólo por el hundimiento del consumo interno, también porque como las circunstancias han empeorado para todo el mundo, el contribuyente se siente menos obligado con los demás.
Y si no hablamos de responsabilidades directas, hay muchas cosas que se pueden hacer por nuestros conciudadanos que no suponen un gran esfuerzo y les harían la vida más fácil. No son sólo grandes asuntos, que están muy bien, como la solidaridad con los menos favorecidos, sean inmigrantes sin papeles o parados de toda condición, que al menos necesitan asistencia sanitaria, educación para sus hijos y subsidios de subsistencia. También hay multitud de pequeños detalles que ayudan mucho a sobrellevar el día a día. Hay quien los practica: una sonrisa, evitar molestar a vecinos con un ruido excesivo, no tirar papeles al suelo o escupir, ser puntuales, no circular en contramano, saltarse semáforos o aparcar en segunda fila…
Sumemos a los ideales e intereses un poco de urbanidad, de buena educación, como si el futuro estuviese en nuestras manos. Además, es gratis.

Los colores de Merkel

Ignacio Martínez | 21 de octubre de 2012 a las 13:53

El color de las chaquetas de la señora Merkel da para la literatura fácil. Pero un servidor no se sustrae a la tentación, con su elección de esta semana. El jueves gastó el morado para reunirse en privado con Rajoy en Bucarest, a la defensiva. El viernes un color tierra para decirle a Francia, Italia y España con los pies en el suelo que no habrá ayuda directa a los bancos que no se contabilice como déficit de los estados. El viernes, victoriosa, empleó el verde. Una web de diseño ha reunido fotos de la jefa teutona y no tiene menos de 30 chaquetas similares de dos, tres o cuatro botones, de todos los colores. Un paisano suyo, nacido también en Hamburgo, el diseñador Karl Lagerfeld, entrevistado en febrero por una revista alemana, recomendó a la canciller utilizar “pantalones mejor cortados, blusas y chaquetas abiertas”. A Lagerfeld no le parece que vista mal, pero insiste en que su ropa no está bien cortada y que el acabado es mejorable.
Merkel usa el apellido de su primer marido, aunque está divorciada y casada con otro. Nació en Hamburgo, pero se educó en la República Democrática Alemana porque su padre, que era pastor luterano, se fue con su familia para ejercer a un destino al norte de Berlín. A pesar de ser luterana, divorciada y proceder del Este, Merkel se hizo con rapidez con los mandos de la potente Democracia Cristiana alemana, tradicionalmente gobernada por hombres católicos del Oeste, como Kohl. La padrina, como la califica un reciente libro sobre su vida, supo callar, no llamar la atención y aprovechar su oportunidad cuando se retiró el canciller de la reunificación en cuyos últimos gobiernos participó como ministra.
Viste de manera sencilla y sus chaquetas son casi un uniforme. Para su mentalidad prusiana de la RDA, su único desliz pequeño burgués en el atuendo se lo permitió en 2008 al asistir a la ópera de Oslo con un espectacular escote. Desde entonces no sale de su concepto blazer y pasa por toda la gama desde el verde al morado, como si fuese un nazareno tránsfuga de Almogía o de Alhaurín. Pero lo que no cambia es su idea de meter en cintura a la gastosa, católica y sureña tropa de países pobres de la UE. Nos quiere poner una chaqueta de fuerza. Y nos van a salir todos los colores.

Etiquetas:

Rehenes de los políticos

Ignacio Martínez | 20 de octubre de 2012 a las 10:26

El embajador de España en Londres, Federico Trillo, ha vetado a una andaluza como secretaria general de la Cámara de Comercio española en Gran Bretaña. La almeriense Belén Amat Martín fue elegida por una junta directiva de 22 miembros entre los que están delegados de algunas de las más importantes empresas y bufetes de abogados nacionales, además de un representante comercial de la embajada. Se la nombró en las mismas circunstancias que a su antecesora o que a la actual secretaria de la Cámara de Nueva York. Y el voto fue por unanimidad. No importa.
No importa que la Cámara sea una entidad de derecho privado; se ordenó a la Abogacía del Estado buscar elementos del derecho administrativo aplicables. Y claro que los encontró. El caso es que a Trillo no le complacía que la directora en Londres de Extenda, la agencia de promoción exterior de Andalucía, pasara a ser la secretaria de la Cámara de Comercio en el Reino Unido. No se fiaba de su filiación. El asunto ha sido calificado de “conflicto político” por los interlocutores con la Embajada. Finalmente se ha revocado el nombramiento. En las semanas que ha durado la batalla del embajador por eliminar el riesgo de que una andaluza en ese puesto pudiese perjudicar al resto de los españoles, los interlocutores de la Cámara han tenido que oír que Extenda es un organismo no constitucional. Tiene bemoles. Una sociedad mercantil de derecho público andaluz, creada con las competencias que otorga a la Junta el Estatuto de Autonomía, no es considerada constitucional por un ex ministro y señalado dirigente del partido del Gobierno. Ignoro si en el PP son conscientes, pero con estrategias y argumentos así es como se cargan las multitudinarias Diadas independentistas.
No es un caso aislado ni privativo del ministro del Yakolev e ideólogo de las coberturas jurídicas de los casos Naseiro y Gürtel en Valencia. Entre sus adversarios también encontramos actuaciones delirantes. En julio supimos en Málaga que la dirección socialista había confeccionado una lista con 174 nombres, en la que estaban todos los puestos de libre designación que podía cubrir el nuevo Gobierno andaluz. Habían terminado los congresos regional y provincial del PSOE y ya se sabía quién se había portado bien o lo contrario. En las fichas aparecía la afiliación o no al PSOE y el índice de lealtad a los jefes del partido de cada persona. De todas las delegaciones de la Junta, sólo en una la secretaria general de la Consejería era de fiar aún no siendo afiliada. Tiene bemoles.
Que el PP y el PSOE conviertan sus enfrentamientos en guerras es lamentable. Pero las bajas no son sólo de sus militantes/soldados. Lo peor es cuando en sus combates toman como rehenes a técnicos o profesionales civiles. Como en esto de Londres o en aquello de Málaga.

Etiquetas: ,

Trillo veta a la secretaria de la Cámara de Comercio en Londres porque venía de la Junta

Ignacio Martínez | 19 de octubre de 2012 a las 9:15

Un tenso conflicto administrativo en Londres, entre el embajador de España y la Cámara de Comercio en Gran Bretaña, ha puesto de manifiesto hasta que punto la desconfianza política marca las relaciones entre el Gobierno y las comunidades autónomas. En este caso, el recelo se produce de manera particular contra Andalucía. Federico Trillo ha forzado a la Cámara para que cese a su secretaria general recién nombrada, la andaluza Belén Amat Martín, entre otros motivos por su anterior puesto como directora de la oficina de Extenda en el Reino Unido.
El hecho de haber representado a la agencia andaluza de promoción exterior ha sido uno de los tres argumentos que ha utilizado la Embajada para torpedear este nombramiento. Los representantes de la embajada en las negociaciones con los directivos de la Cámara han llegado a calificar a Extenda como un organismo “no constitucional” y a sugerir que Amat podría tener una colisión de intereses en el desempeño de su cargo. En concreto “podría tener más inclinación a ayudar a empresas andaluzas, con las que trabajaba antes en Extenda, que a las del resto de España”.

Amat trabajaba desde 2006 en la oficina de Extenda en Londres, que se encuentra alquilada en la sede de la Cámara. Antes había trabajado en la agencia catalana de promoción exterior y en el ICEX, el Instituto Español de Comercio Exterior, dependiente del Ministerio de Economía. Su elección como secretaria general de la Cámara se produjo el 6 de septiembre por unanimidad de la junta directiva. Esta institución representa 335 empresas nacionales de primer orden, como BBVA, Santander, Iberdrola, Ferrovial, Mapfre, Seat, Banco de Sabadell o Unicaja y a los grandes bufetes nacionales de abogados.
Con la destitución de Amat termina un conflicto planteado entre embajador de España y las empresas presentes en la Cámara que ha durado varias semanas y ha generado mucha tensión. Fuentes de alguna de las empresas señalan que las presiones han continuado hasta la reunión del lunes en la que se decidió la destitución de Amat por un voto dividido en la directiva. Un informe de la embajada aducía varias razones para oponerse a este nombramiento, que podrían resumirse en tres: 1. Había vicios jurídicos, porque Amat formaba parte de la junta directiva de la Cámara y un miembro de la dirección no puede participar en concursos convocados por la institución. 2. Hubo trato de favor y el concurso se adjudicó sin méritos objetivos. Y 3. Podría existir un conflicto de intereses porque Amat diera trato da favor a las empresas andaluzas para las que había trabajado antes.

Varios interlocutores con la Embajada en estas últimas semanas han calificado este incidente de “conflicto político”. El prestigioso despacho de Cuatrecasas hizo un informe jurídico por encargo de la Cámara de Comercio en el que desmontaba los inconvenientes que la Abogacía del Estado había establecido para dar cobertura a la negativa del embajador a aceptar el nombramiento de la Cámara. Por ejemplo, que la incompatibilidad de los miembros de la junta es para ser contratadas sus empresas por la institución, pero es perfectamente legal que dejen sus empresas para trabajar para la Cámara, como ocurrió con la anterior secretaria, Silvia Estivil, o ocurre con la actual secretaria de la Cámara de Nueva York, Gemma Cortijo.
Consultados todos estos extremos con la Embajada, su consejero de Información, se limitó a contestar por mail lo siguiente:  “Esta Embajada vela por la observancia de la legislación vigente en los procesos de selección del personal que presta servicios en los organismos y entidades en el exterior tuteladas por la Administración. Y es la observancia de la Ley 3/1993 de Cámaras de Comercio lo que intenta promover en el proceso de selección y contratación del nuevo secretario general de la Cámara Oficial de Comercio de España en Gran Bretaña. Esta Embajada no tiene ningún otro comentario que hacer en relación con este asunto”.

Parados con red

Ignacio Martínez | 17 de octubre de 2012 a las 13:07

El Gobierno andaluz decidió ayer atender los requerimientos de 1.300 antiguos trabajadores de una serie de grandes empresas andaluzas y garantizarles unas prestaciones que en los próximos 14 años sumarán 225 millones de euros. Es una obligación de las autoridades atender a las personas que se quedan sin empleo, darles formación, buscarles una alternativa laboral y, si se puede, hasta pagarles una prejubilación. Lo que llama la atención es que los colectivos subsidiados en esta ocasión tienen perfiles coincidentes: provienen de grandes empresas con alta sindicación entre sus obreros y han realizado acciones de protesta con amplia repercusión sobre los ciudadanos: Astilleros de Sevilla, Boliden, Delphi, Santana.

Los antiguos mineros de Boliden se han encerrado en la catedral de Sevilla, en la Consejería o se han encadenado a las verjas del Parlamento para que la Junta resolviese su precaria situación (sic) y cumpliese unos acuerdos de recolocación. Con la misma reivindicación, los de Delphi han frecuentado el puente de Carranza en Cádiz, los de Santana eran habituales de las carreteras de Jaén, y los de Astilleros alguna mañana han sido capaces de bloquear las entradas a Sevilla. La pregunta es cuánta gente se queda en el paro y por no tener la misma capacidad de movilización no consiguen que les saquen de su precaria situación, les garanticen una recolocación o les aseguren una prejubilación. La mayoría son trabajadores que van al desempleo y a la precariedad sin red.

Ayer en TVE salió un veterano obrero de Linares, muy preocupado por el futuro de sus hijos y sus nietos. En todas partes hay gente preocupada por el futuro de hijos y nietos. Pero no debería haber dos clases de despedidos de empresas en crisis: los que consiguen sacarle los dineros a las autoridades y los que se tienen que aguantar con su suerte, porque no hay fondos para todos. No es justa esta impresión de que hay dos clases de parados.

La política industrial de la Junta de Andalucía en estos 30 años reclama un examen parlamentario. Un pleno extraordinario en el que deberíamos saber qué ayudas se han dado y con qué rentabilidad. Por ejemplo, cuánto dinero ha enterrado el contribuyente en Linares para mantener en pie una fábrica cuyos productos no se defendían en el mercado? El Gobierno andaluz jamás ha contestado a esta pregunta. Hay quien sostiene que la política de incentivos a las empresas en dificultades acaban adocenándolas. Y defienden que se ayude a las mejores, para que aumenten su competitividad y abran nuevos mercados. Quienes esto propugnan tienen la convicción de que de esta manera se crea más empleo y se reduce la precariedad. El acuerdo de ayer del Gobierno regional intenta liquidar situaciones enquistadas. Una mala herencia, que no debería repetirse. No por cambiar de política social, sino por tener otra política industrial.

 

 

EL Gobierno andaluz decidió ayer atender los requerimientos de 1.300 antiguos trabajadores de una serie de grandes empresas andaluzas y garantizarles unas prestaciones que en los próximos 14 años sumarán 225 millones de euros. Es una obligación de las autoridades atender a las personas que se quedan sin empleo, darles formación, buscarles una alternativa laboral y, si se puede, hasta pagarles una prejubilación. Lo que llama la atención es que los colectivos subsidiados en esta ocasión tienen perfiles coincidentes: provienen de grandes empresas con alta sindicación entre sus obreros y han realizado acciones de protesta con amplia repercusión sobre los ciudadanos: Astilleros de Sevilla, Boliden, Delphi, Santana.

Los antiguos mineros de Boliden se han encerrado en la catedral de Sevilla, en la Consejería o se han encadenado a las verjas del Parlamento para que la Junta resolviese su precaria situación (sic) y cumpliese unos acuerdos de recolocación. Con la misma reivindicación, los de Delphi han frecuentado el puente de Carranza en Cádiz, los de Santana eran habituales de las carreteras de Jaén, y los de Astilleros alguna mañana han sido capaces de bloquear las entradas a Sevilla. La pregunta es cuánta gente se queda en el paro y por no tener la misma capacidad de movilización no consiguen que les saquen de su precaria situación, les garanticen una recolocación o les aseguren una prejubilación. La mayoría son trabajadores que van al paro y a la precariedad sin red.

Ayer en TVE salió un veterano obrero de Linares, muy preocupado por el futuro de sus hijos y sus nietos. En todas partes hay gente preocupada por el futuro de hijos y nietos. Pero no debería haber dos clases de despedidos de empresas en crisis: los que consiguen sacarle los dineros a las autoridades y los que se tienen que aguantar con su suerte, porque no hay fondos para todos. No es justa esta impresión de que hay dos clases de parados.

La política industrial de la Junta de Andalucía en estos 30 años reclama un examen parlamentario. Un pleno extraordinario en el que deberíamos saber qué ayudas se han dado y con qué rentabilidad. Por ejemplo, cuánto dinero ha enterrado el contribuyente en Linares para mantener en pie una fábrica cuyos productos no se defendían en el mercado? El Gobierno andaluz jamás ha contestado a esta pregunta. Hay quien sostiene que la política de incentivos a las empresas en dificultades acaban adocenándolas. Y defienden que se ayude a las mejores, para que aumenten su competitividad y abran nuevos mercados. Quienes esto propugnan tienen la convicción de que de esta manera se crea más empleo y se reduce la precariedad. El acuerdo de ayer del Gobierno regional intenta liquidar situaciones enquistadas. Una mala herencia, que no debería repetirse. No por cambiar de política social, sino por tener otra política industrial.

Un héroe de película

Ignacio Martínez | 16 de octubre de 2012 a las 11:18

Necesitábamos que una proeza global nos sacara del pesimismo y llegó Baumgartner al rescate. En un momento delicado, un héroe de película. Al principio es un hombre que sube en una cápsula espacial sobre el desierto de Nuevo México, tirado por un globo de helio hecho con una tela delgadísima. El vehículo pesa poco, como un automóvil de turismo mediano, y sube a la velocidad de un carro tirado por caballos: a unos 15 kilómetros por hora. La proeza que va a protagonizar este tipo bien parecido y aparentemente tranquilo es equivalente a la hazaña tecnológica de la retransmisión. Decenas de millones de personas siguen cada paso de la operación en directo desde todo el mundo. Le vemos durante el ascenso de dos horas y media hasta los 39 kilómetros de altura. Lleva traje de astronauta y tiene en la base de tierra toda una brigada de seguimiento de técnicos y científicos al más puro estilo Cabo Cañaveral; incluido quien ostenta desde hace 50 años el récord de salto de altura, un coronel del Ejército norteamericano retirado.
Nuestro héroe es austríaco y tiene un nombre difícil de pronunciar, con siete consonantes y cuatro vocales solamente. Hay casos peores. Un antiguo compatriota suyo, musculoso personaje convertido en actor americano, emparentado con los Kennedy y dedicado a la política, le supera en este campo: Schwarzenegger tiene diez consonantes y sólo cuatro vocales. La subida está tan excelentemente realizada, que bien parece una grabación de estudio. Si hubo quien se tomó como un montaje la llegada a la Luna, con mucha más razón podría ahora pensar que esta puesta en escena en color, alta definición y cámaras por doquier es una farsa. Pero no.
El héroe vestido de astronauta se lanza al vacío y se le disparan las pulsaciones a los millones de espectadores que siguen su aventura en directo. Fascinados y angustiados ven que cae como el hombre bala más rápido del mundo, a más de 1.300 kilómetros por hora. El primer ser humano que rompe la barrera del sonido sin medios mecánicos. Un hito histórico. Subió a paso de carro y bajó superando al Concorde. Sin aire, sin resistencia, no paró de acelerar durante cuatro minutos. Incluidas unas volteretas en el aire que dieron emoción al descenso. La imagen se difunde con un retraso de 20 segundos para dar tiempo a las 150 cadenas de televisión para cortar la retransmisión en caso de catástrofe. Sólo en Youtube hay en ese momento siete millones de espectadores conectados.

Nos encantan los héroes. Los necesitamos en tiempos de zozobra. Ya tenemos uno nuevo, que durará décadas, Felix Baumgartner. Surge el año en que se muere Neil Armstrong; otro nombre récord, por cierto, con sus siete consonantes y sólo dos vocales.

Etiquetas:

La patata, comida refugio

Ignacio Martínez | 15 de octubre de 2012 a las 9:48

Leo que el consumo de patata ha aumentado enormemente en España desde que empezó la crisis. Como dice una amiga mía, normal. Sigue siendo un alimento muy completo y barato. Y gusta. Hay que recordar que en los locos años 2000 bajó mucho el consumo. Era esa época en la que nos creíamos ricos y vivíamos muy deprisa. Así que este tradicional alimento de pobres empezó a declinar, víctima de la comida fuera de casa o precocinada. De hecho, la patata cuando la trajeron los españoles de América a mediados del siglo XVI era despreciada por el personal. Fue en Sevilla para atender a los enfermos de un hospital cuando se empezó a cultivar durante las hambrunas del año 1571 y años siguientes. Aunque enseguida se popularizó el tubérculo; antes de final de siglo era conocido en todo el país y en Alemania, Italia, Polonia o Rusia.
En muchos sitios ha sido el centro de la alimentación. Y su falta ha hundido a países. Por ejemplo, a mediados del siglo XIX en Irlanda, que entonces tenía ocho millones de habitantes, una plaga de la patata provocó una hambruna feroz, con un millón de muertos y oleadas de emigrantes a Estados Unidos o Australia. Su población se redujo a casi la mitad entre 1845 y 1849. Y en la URSS los campesinos tenían minúsculos terrenos adjudicados por el Estado en los que cultivar para su autoconsumo, en los que el producto rey era la patata.
Ahora que se impone el low cost por doquier, la patata ha vuelto a recuperar el consumo de antes de la burbuja inmobiliaria y más. La crisis ha hecho bueno aquel dicho del diseñador de moda Karl Lagerfeld, “me gusta lo barato, me gusta lo caro, lo intermedio no me interesa”. Por el lado de arriba, mientras se despeñaba la venta de automóviles de turismo en España en estos años, la compra de Porsches no ha parado de aumentar. Y en el segmento de la gente corriente y moliente, el auge de Mercadona no se explica sin su combinación de calidad y precio gracias a las marcas blancas, acrecentada por la decisión cuando llegó la crisis de retirar muchas marcas registradas de sus estanterías para abaratar el precio medio de un carro de compra.
Esto ya lo sabíamos, pero ahora resulta que estamos volviendo también a lo tradicional, barato y creativo. Las patatas son muy nutritivas, tienen agua, almidón, fibra, vitaminas, calcio, potasio y no sé cuántas cosas más. Se pueden guisar, asar, freír o saltear. Sirven de acompañamiento o como elemento central de ensaladas, purés, cremas y sopas. Y puestas a tener utilidad para la vida diaria, su almidón es un componente básico para cartones, bolsas de papel y hasta para el papel prensa. Si está usted leyendo este artículo en un periódico, quién sabe si tiene entre sus manos un derivado de patata. La comida refugio da para mucho.

Etiquetas: , , ,

Irlanda mejora, Portugal parado y Grecia a la deriva

Ignacio Martínez | 14 de octubre de 2012 a las 12:44

La impresión en las oficinas de vigilancia es que poco a poco se mete la mano en la bañera y se ve que la temperatura del agua en Irlanda mejora. Tiene menores tipos de interés que España o Italia. Sus problemas eran el financiero y el inmobiliario. Pero tiene una economía muy distinta a la de los otros países intervenidos: abierta, flexible y con gran proyección exterior en sectores punta como telecomunicaciones, servicios o tecnologías de la información. Es además el único país de habla inglesa en la zona euro y tiene una fiscalidad exageradamente benigna con las empresas extranjeras. Los problemas de Portugal son de otra índole, con una caída crónica de la productividad en los últimas décadas y un sector público bastante sobre sobredimensionado, que no tiene un papel positivo en su economía nacional y asfixia a la competencia en varios sectores. El problema del déficit no es tan agudo como en España. Su problema es la competitividad de su economía. Su coyuntura tiene luces y sombras. Lo más positivo es que suben las exportaciones y lo más negativo es que el consumo ha caído demasiado. Hay una cierta sensación en Bruselas de que la receta de los recortes ha sido más dura de lo debido y se le ha dado una prórroga de un año a su plan de ajuste y déficit casi sin pedirlo. En el Ecofín de esta semana Alemania y Finlandia estuvieron de acuerdo y nadie puso objeción alguna. El rescate tuvo un amplio apoyo político del Gobierno, la oposición y el principal sindicato, aunque ahora se hayan desatado tensiones y se haya complicado la situación en el Parlamento. Lo peor es la quiebra de los ingresos por la caída del consumo interno y el paro, que supone un problema social creciente. Grecia es el epicentro de la crisis. Reúne todos los problemas: estadísticas oficiales falsas, fraude fiscal generalizado, una deuda del 160% del PIB, no quedan capitales que evadir, un sector público hipertrofiado y un sistema de ajuste de salarios ajeno a la productividad. Se han creado nuevas agencias estadística y tributaria con ayuda exterior de la UE y países miembros. Es como si se estuviese creando un Estado de nueva planta, reformando desde el control de fronteras hasta la sanidad. Se piensa que no saldrá del marasmo antes de 10 o 15 años.

Etiquetas: , ,

La UE tiene tres cumbres en dos meses. La primera, el jueves

Ignacio Martínez | 14 de octubre de 2012 a las 12:35

La primera cita del maratón de cumbres europeas es jueves y viernes de esta semana. Hay que poner en pie el consenso perdido sobre la unión bancaria, asunto que había generado mucha ilusión en el Gobierno español, pero que Alemania y sus socios más allegados en la Eurozona fían a dos años vista. La Comisión Europea comparte ese criterio. Sin embargo, este no va a ser el único tema fuerte de la reunión: el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, se ha soltado con una propuesta orientada al crecimiento y la creación de empleo. Plantea crear unos incentivos financieros temporales, limitados y focalizados para paliar el impacto de los ajustes.
Mientras no se pongan en marcha sus medidas, este documento elaborado en colaboración con el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi, el presidente del Eurogrupo Jean Claude Juncker, y el presidente de la Comisión Europea Durao Barroso, es una contribución teórica hacia la genuina unión económica y monetaria. La propuesta incluye también la confección de un presupuesto común en toda la zona euro, y otras ideas que suenan a fantasía: un Tesoro común en la eurozona y la emisión de eurobonos, que inicialmente serían a corto plazo y condicionados.
Van Rompuy también intervino esta semana en la apertura de los Open Days y se mostró muy preocupado por la ola de depresión que recorre Europa. “Basta de negativismo -dijo-, de miedo, hace falta un discurso esperanzador, alentador”. Veremos al final de la semana qué ocurre con su proposición. Lo cierto es que la situación de la economía en el conjunto de la UE es de recesión moderada, sin perspectivas de mejora antes de un año. Y con situaciones muy dispares, como un crecimiento del 3% en Polonia y una recesión profunda en Grecia del 5 o el 6% del PIB. La deuda acumulada en la zona euro ha pasado del 60 al 90% del PIB en tres años. En el mundo, la situación es un reflejo de la europea: China, acostumbrada a crecimientos de dos dígitos, sólo aumentará su PIB este año un 7,5%.
El rescate español se da por hecho, pero aparte de las reticencias de Alemania a aceptarlo hay otro problema interno. En Bruselas no se fían de que España vaya a cumplir con el déficit marcado para este año. De hecho, el FMI hace unos días publicó un informe en el que hasta 2017, con tres años de retraso, no conseguiría España bajar del 3% de  déficit. El 7 de noviembre conoceremos las propias previsiones de la Comisión Europea, en su barómetro de otoño. Esa fecha será clave para la solicitud de rescate español. Con las nuevas normas, un déficit excesivo puede suponer sanciones de hasta el 0,2% del PIB.
Pero antes, los líderes de la Unión se verán las caras el jueves.

Etiquetas: , ,