Archivos para el tag ‘África’

Tú no eres de los nuestros

Ignacio Martínez | 29 de marzo de 2010 a las 11:23

El Gobierno y el Partido Socialista han concedido gran importancia a la quinta cumbre de Mujeres por un mundo mejor España-África celebrada en Valencia este fin de semana. En la clausura, el presidente del Gobierno ha dicho que la igualdad es una de las claves para un mundo mejor. La igualdad de género. Porque Zapatero, campeón de múltiples causas sociales, no incluye en ese catálogo a otras fuerzas políticas. No se comporta igual si actúa en territorio hostil o bajo jurisdicción socialista. En la apertura de esta cumbre, presidida por la reina Sofía, la alcaldesa de Valencia se quejó de que no se hubiese invitado al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, el máximo representante del Estado en Valencia. Ya sabemos que está manchado por el caso Gürtel, que era amiguito del alma de uno de los capos de la trama corrupta y demás, pero no está imputado y sigue siendo la máxima autoridad en su región.

Se le respondió a Rita Barberá que se trataba de un encuentro de mujeres, y la alcaldesa de Valencia preguntó por qué iba el presidente del Gobierno a la clausura. La contestación de La Moncloa fue que anteriores cumbres en Mozambique, Liberia o Níger también las clausuraron sus presidentes. Argumento que está muy bien, pero tiene dos agujeros notables. Los presidentes de esas naciones africanas son jefes de Estado y su equivalente en España es el rey Juan Carlos. Y en esos países, como se sabe, no hay comunidades autónomas, con sus poderes y representación política. Si este encuentro lo hubiese organizado Bibiana Aído en Andalucía, habría invitado al presidente Griñán. Seguro. Y habría hecho muy bien. Luego en Valencia se ha cometido un desliz.

El asunto recuerda otras peripecias más cercanas. La deslealtad institucional es una práctica extendida. A una amiga que trabajaba en una empresa pública de la Junta le encargaron la organización de una conferencia en Jaén, cuando el alcalde era del PP. Le pusieron sólo una salvedad: que el alcalde no fuese por allí. Y se trataba de un encuentro científico y tecnológico, no de género. Y en Málaga, la ministra de Fomento Magdalena Álvarez inauguró durante su mandato un tercer carril en la ronda este de la ciudad sin invitar al alcalde popular, pero no se olvidó de la secretaria del PSOE y los diputados de su partido.

Pero también hay muchos casos y graves de tú-no-eres-de-los-nuestros en la acera contraria. Camps, sin ir más lejos, ha tenido durante meses a Leire Pajín sin escaño en el Senado, en representación de la comunidad autónoma valenciana. Era su pequeña venganza personal por verse implicado en el caso Gürtel. Y la semana pasada, el ex ministro de Aznar Jaime Mayor Oreja afirmó que ETA y el Gobierno son aliados potenciales. Una declaración que coincide infelizmente con los más duros de la banda, que sostienen que hay que seguir matando porque el Gobierno volverá a negociar. El presidente del PP vasco, Basagoiti, ha desautorizado a Mayor, pero Rajoy se ha evitado ese mal trago.

Ahí siguen PSOE y PP. Sin enterarse de que este tipo de sectarismos atenta contra los intereses generales. De todos y todas.

ETA: Presos dobles

Ignacio Martínez | 11 de enero de 2010 a las 13:44

A simple vista, los terroristas siempre ganan. Quieren aterrorizar a la población, hacer propaganda de su causa. Y consiguen su propósito; nos atemorizan y hablamos de ellos. El joven nigeriano Aldulmutallab, que tiene cara de ingenuo, ha provocado que se movilice un ejército de policías y agentes de seguridad en los aeropuertos de todo el mundo, por el cinturón de explosivos que intentó hacer estallar en un vuelo a Detroit. Se ha declarado inocente, lo que significa que no es un ingenuo; intenta un arreglo con las autoridades americanas, a cambio de información sobre sus cómplices de Al Qaeda. Los presos de ETA tienen más difícil dejarlo. Siempre pierden. Son prisioneros dobles; del Estado y de la banda, que no les deja acogerse a beneficios penitenciarios. La dirección etarra acaba de expulsar de la organización a cinco de sus presos, por aceptar trabajar en un economato carcelario o salir unos días de permiso. Y este es el trato pacífico: a Yoyes la asesinaron en 1986 delante de su hijo de tres años por dejar la militancia.

La banda terrorista vasca anda asfixiada por el cerco legal y policial internacional. Y tocada por la sentencia de Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que en junio dictaminó que la disolución de Batasuna por parte del Gobierno español no sólo era legal, sino también una necesidad social imperiosa. El entorno de ETA esperaba un apoyo a sus chicos que ocupaban puestos en las instituciones y se encontraron con una condena en toda regla. Así que los jefes etarras no saben cómo meter en cintura a los cuarenta disidentes que tienen entre rejas. Aunque a veces lo consiguen. Otegi escribió una carta a un preso de la banda en la que decía que quien se resiste a dejar la violencia o no está en sus cabales o trabaja para el enemigo. Pero tras las presiones recibidas, ha desmentido que escribiera semejante cosa.

Se ha informado que hay 750 etarras en las prisiones de España y Francia. Son cien más que hace dos años. Entonces, de los 486 presos en cárceles españolas, 114 estaban en Andalucía, muy repartidos entre las cárceles de El Puerto, Albolote, Almería, Huelva, Jaén, Algeciras, Córdoba y Málaga. La cifra no para de crecer, el sábado cogieron a cuatro más en Francia y Portugal. Y el ministro del Interior ha aprovechado para mandarles un recadito: que cuando vayan a un zulo o por carretera la Policía o la Guardia Civil les estará esperando, y así hasta que esto acabe.

Es un consuelo. Aunque el terrorista siempre gane en el corto plazo: la selección de Togo se ha retirado de la Copa África de fútbol después de que el autobús que la transportaba a Angola fuera atacado por una guerrilla separatista, que mató a tres miembros de la expedición. Los criminales han conseguido poner el enclave de Cabinda en el mapa y estarán encantados los muy canallas.

El olivar: daño colateral de la crisis

Ignacio Martínez | 27 de mayo de 2009 a las 8:16

Los olivareros andan preocupados por los bajos precios de su aceite. Y asustados de cómo se pondrán en la próxima campaña, que puede batir todas las marcas de producción de la historia. Algo de culpa tienen los interesados. Si al lince ibérico le llaman funcionario por el dinero que se destina a su cría en cautividad, no sé que tendríamos que decir del olivar, que ha sido desde la entrada de España en la Comunidad Europea, y en particular desde 1998, la niña bonita de las ayudas europeas. Parte de los 38,4 millones de euros que se han destinado al programa del lince desde el año 2000 son fondos europeos de protección al medio ambiente. Pero el olivar juega en otra liga. De hecho juega en la NBA de las subvenciones regionales. Más de la cuarta parte del cheque anual de Bruselas que viene a Andalucía por todos los conceptos, es para el aceite de oliva: 750 millones de euros.

El sistema de ayudas de 1998 se estableció para árboles plantados por anterioridad. Pero este era un buen negocio y los olivos nuevos han proliferado en Andalucía como por arte de magia. Además, con todos los adelantos técnicos, riego por goteo, sistema superintensivo… Ahora ya hay un pago único al olivar, basado en los rendimientos históricos, pero la producción casi se ha duplicado en estos 12 años.

La crisis tiene una fuerte influencia en esta coyuntura del olivar. Han desaparecido muchos medianos intermediarios que cumplían una misión en el mercado y se ha concentrado la demanda en pocas manos. Casi la mitad de la producción mundial la compran entre cuatro grandes industrias. Y los diez grandes pueden haber comprado este año 1,2 millones de toneladas, una cantidad para la que se necesitan 350 o 400 proveedores. Hablamos de la necesidad de fusiones entre las cajas de ahorro, para en otros sectores es más urgente ganar dimensión.

Se han plantado muchos olivos estos años, pero todavía más en el extranjero que en España, en el norte de África, Portugal, Sudamérica. Y para los momentos de excedentes tiene que existir un sistema de almacenamiento automático que las autoridades y el sector privado deberían afinar. El mecanismo comunitario que se va a poner en marcha estos días ya está levantando los precios antes de entrar en vigor.

Es una pena que en un producto en el que Andalucía es el líder mundial se estén pasando apuros. La región debería ser ya sinónimo de calidad y prepararse para liderar la comercialización mundial. La crisis ha tenido otro daño colateral: ha impuesto las marcas blancas, cosa que también ha abaratado los precios en origen. Pero las marcas propias de prestigio deben tener un sitio en el nuevo modelo productivo del que tanto se habla tanto estos días. Aquí tienen un tema estupendo para hablar en esta campaña electoral. No todo va a ser la guerra de Iraq, el paro, el caso Gürtel y los trajes de Camps.

El Papa, contra el muro de Israel

Ignacio Martínez | 15 de mayo de 2009 a las 1:18

 

Sumergidos en la frenética actualidad nacional, económica, política o futbolística, no le estamos dando en España la importancia que merece al viaje del Papa a Israel. He criticado a Benedicto XVI cuando ha pretendido pontificar sobre temas científicos para justificar sus posiciones morales, como su diatriba contra el preservativo en África. Y ya se sabe que en temas científicos el Santo Padre no es infalible. Tampoco la Iglesia Católica tiene una hoja de servicios muy impecable en la materia. Pero en asuntos diplomáticos son maestros. Y en este viaje del Papa, difícil como pocos, el Vaticano no ha escatimado esfuerzos y detalles, con acierto.

Vaya por delante, para quien no lo sepa, que la Iglesia Católica se opone radicalmente a la aspiración sionista de que Jerusalén sea la capital única e indivisible del Estado de Israel. Esto es así por varios motivos, entre los que están sus propios intereses. De hecho, en este viaje el Papa ha pedido a los cristianos que no abandonen aquel territorio. La doctrina vaticana en la materia es que la ciudad santa de las tres grandes religiones monoteístas no debe estar en las manos exclusivas de una de ellas. Ni en manos fundamentalistas, añado yo, de mi cosecha. Este principio ha granjeado a los palestinos el favor de la jerarquía católica desde mitad del siglo XX. Claude Cheysson, experto arabista y ministro de Exteriores en los primeros gobiernos de Mitterrand en los 80, siempre ha sostenido que el principal obstáculo para la aspiración de Israel de quedarse con todo Jerusalén es la influencia de la Iglesia católica.

El Papa ha estado valiente y diplomático en intervenciones difíciles. Se ha referido al Holocausto como una atrocidad que avergonzó a la humanidad y que nunca debe repetirse. Para curar las heridas provocadas por la rehabilitación de un obispo que negó el Holocausto, Benedicto XVI visitó el memorial Yad Vashem para honrar a las víctimas de los nazis y reunirse con supervivientes de los campos de concentración. Como no es posible contentar a todo el mundo, ha habido quien ha considerado estos gestos insuficientes o fríos, dada la condición de alemán del Pontífice, que estuviera con 16 años enrolado en la fuerza auxiliar aérea al final de la Segunda Guerra Mundial o por la pretendida indiferencia entonces de Pío XII hacia la tragedia judía.

Pero vistos desde aquí, los gestos del Papa han sido muy oportunos. Ha condenado la destrucción de Gaza y el bloqueo que sigue padeciendo; ha abogado por la creación de un Estado palestino y ha pedido la paz en lugares sagrados de judíos, cristianos, y musulmanes. Eso sí, también ha criticado duramente en varias ocasiones la construcción del muro, que en su opinión intenta empujar a musulmanes y cristianos a abandonar aquella tierra. Ya ven que la diplomacia vaticana no da puntada sin hilo.

Innovación contra la crisis

Ignacio Martínez | 10 de mayo de 2009 a las 9:27

Hoy publico en los nueve periódicos del Grupo Joly un diálogo entre dos ingenieros que están permanentemente en circulación por el mundo. Christian Morales, de origen salmantino, es vicepresidente para Europa, Oriente Medio y África de Intel, el líder mundial de microprocesadores. Felipe Romera es el director del Parque Tecnológico de Andalucía, con sede en Málaga, presidente de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía y presidente de la APTE, la asociación nacional de parques. Para quiénes tengan mucho interés en la materia también está colgada en las páginas de este blog la versión íntegra de ese diálogo.

Felipe Romera nació en Soria en 1954 y Christian Morales en Penaparda (Salamanca) en 1955. Romera se hizo la carrera de ingeniero de telecomunicaciones en Madrid y Morales, que emigró con su familia a Francia con menos de dos años, se graduó como ingenieros electrónico en la Escuela de París. Romera trabajó en Suecia para Ericsson y para los japoneses de Fujitsu en Málaga. Morales entró en Intel en 1980 y ha ocupado cargos en la compañía en París, Madrid, Sao Paulo, San Francisco y Hong Kong, antes de convertirse en vicepresidente para Europa, Oriente Medio y África del líder mundial de microprocesadores, que facturó el año pasado 27.000 millones de euros.

Ambos se conocieron en 1980, cuando Intel se convirtió en el soporte técnico y comercial de un proyecto, precursor de Internet, que el equipo de Romera desarrolló para Telefónica en Secoinsa y Fujitsu. Christian Morales vive hoy en Munich, donde está la sede central de Intel para Europa. Allí llegó desde su periplo mundial, que comenzó en una aldea de Salamanca donde sus padres tenían dos hectáreas de terreno, dos vacas y dos o tres animales más. En 1957 emigraron al centro de Francia, donde trabajaron de leñadores, buscando un futuro mejor. Felipe Romera dirige desde 1990 el Parque Tecnológico de Andalucía, con sede en Málaga, y desde 1998 es el presidente de la APTE, la asociación nacional española de parques tecnológicos. Desde 2005 es el preisdente de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía. Forma parte también de los consejos asesores de Telefónica e Iberdrola en la región.

El encuentro se produjo la semana pasada, con motivo de una visita del vicepresidente de Intel a Málaga, para dar una conferencia coloquio en el Foro Mediterráneo.

Los condones salvan vidas

Ignacio Martínez | 20 de marzo de 2009 a las 8:56

Es posible que entre los años 2315 y 2368 haya un Papa que admita que los preservativos son una buena cosa. Pero faltan de tres a tres siglos y medio para que eso ocurra. De momento, los periodistas que acompañan a Benedicto XVI en su actual viaje por África llegaron el martes a la capital de Camerún, con un titular brindado por el Papa nada más despegar el avión de Roma: “Los preservativos aumentan los problemas del sida”. Su teoría es que los condones ayudan a difundir una enfermedad incurable que padecen 36 millones de personas en el mundo. La frase pretendía dar la vuelta al mundo. Y vive Dios que lo ha hecho. Con escaso éxito de crítica y público. Gobiernos europeos de todo signo han criticado duramente al Papa. El ex primer ministro francés Juppé lo llama “autista”; la ministra belga de Salud, “retrógrado”, y el Gobierno alemán “irresponsable”.

De hecho Joseph Ratzinger es un sabio teólogo y la más alta autoridad de la Iglesia Católica, uno de cuyos dogmas es que el Papa es infalible cuando se pronuncia sobre cuestiones de fe y moral. Es curioso que este dogma se adoptó en 1870, coincidiendo con la pérdida del último baluarte romano de los antiguos estados pontificios. Menos poder terrenal, más poder espiritual. De la definición de infalibilidad se desprende que cuando el Pontífice habla de otras cosas puede errar como cualquier mortal. Es el caso que nos ocupa. El sabio teólogo e infalible hombre de Dios, hay que suponer que es un lego en el conocimiento científico o práctico de los preservativos.

Es un pronunciamiento peligroso. Ocho de cada diez muertos por sida en el mundo ocurren en África, donde está de visita Benedicto XVI. En ese continente las mujeres son sistemáticamente violadas por hombres que se desentienden de contagiarles la enfermedad, de dejarlas embarazadas o de los hijos que puedan alumbrar. La condena del preservativo no va a parar los abusos, sino que agravará sus consecuencias. “Los condones salvan vidas”, dicen dos ministros alemanes. El control de la natalidad en determinadas áreas del planeta sería esencial para millones de pobres del mundo. Cargarles de hijos es condenarles al atraso y la miseria. España ha anunciado el envío de un millón de preservativos a África.

En este campo, la jerarquía eclesiástica sigue una tradición de resistencia a la ciencia y el progreso. A Galileo Galiei lo condenó la Inquisición en 1633 por sostener la herética teoría de que la Tierra giraba sobre sí misma y alrededor del sol. Fue condenado a cadena perpetua, conmutada por el Papa Urbano VIII. Hubo que esperar a 1939 para que Pío XII calificara al antiguo hereje como “el más audaz héroe de la investigación”. Y todavía pasó medio siglo hasta que Juan Pablo II pidiese perdón en 1992 por el error del siglo XVII. Esperemos que no haya que aguardar tres siglos para que la Iglesia ayude a proteger la vida de los más desfavorecidos con métodos razonables, baratos y útiles.

Ratzinger se equivoca gravemente

Ignacio Martínez | 19 de marzo de 2009 a las 11:59

El doctor Ratzinger es un un hombre sabio, temeroso de Dios y la más alta autoridad de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Es dogma que el papa es infalible cuando se pronuncia sobre la fe. Se desprende de este criterio sobre la infalibilidad que cuando habla de otras cosas puede errar como cualquier mortal. Es el caso que nos ocupa. El Papa Benedicto XVI ha dicho que el uso del preservativo sirve para propagar el sida. Ignoro el conocimiento científico en la materia del Santo Padre; debe ser tan nulo como su conocimiento práctico. O sea, que el hombre sabio y santo no tiene ni idea de lo que está hablando. Y se equivoca gravemente. Y perjudica a segmento indefensos de la población, como las mujeres africanas. Los gobiernos de toda Europa se le han echado encima, conservadores, socialistas y democristianos. Está a la altura de antecesores notables. Mañana escribiré sobre la materia.

La moda del zapato protesta

Ignacio Martínez | 31 de diciembre de 2008 a las 11:13

 

 El zapato se ha convertido en la última moda del género de protesta desde que un periodista iraquí le lanzó los suyos a George Bush el 14 de diciembre en una conferencia de prensa en Bagdad. El domingo, en una manifestación en Madrid ante la Embajada de Israel, cientos de personas gritaban “esta embajada está ensangrentada” por el feroz ataque a la franja de Gaza, mientras niños a hombros de sus padres blandían sus zapatos, sin arrojarlos contra el edificio. El día antes, en un pueblo de Barcelona, la secretaria de Vivienda de la Generalitat esquivó con soltura un zapato arrojado por una indignada ciudadana descontenta porque en su barrio, que se hunde cada año unos centímetros, hay ayudas para unos vecinos y para otros no. Una semana antes, un periodista ucraniano, de origen ruso, que trabaja en un canal de televisión, arrojó su bota contra un sociólogo que daba una conferencia a favor de la integración en la OTAN. Ya ven, una moda en toda regla.

La protesta con zapato más famosa de la historia la protagonizó el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Nikita Kruschev, en la asamblea general de Naciones Unidas, en octubre de 1960. El delegado de Filipinas intervino para pedir la libertad para los países de Europa del Este que estaban bajo el yugo soviético. Era su respuesta a una propuesta sobre descolonización del líder de la URSS. Kruschev, indignado, empezó a golpear el pupitre con su zapato y a llamar a gritos “tonto” y “lacayo del imperialismo norteamericano” a Lorenzo Sumulong. Era la época de la guerra fría, la coexistencia pacífica obligada por la cantidad de armas de destrucción masiva de las que disponían Estados Unidos y la Unión Soviética. Años duros. Bajo el gobierno de Kruschev, en los años siguientes se construyó el Muro de Berlín y se produjo el incidente de los misiles de Cuba.

En estos tiempos modernos ha habido guerras calientes en Europa, África, Oriente Medio. La última de Iraq se hizo con el pretexto de que había armas de destrucción masiva en el país gobernado por Sadam Hussein. O, mejor dicho, se pudo hacer porque se sabía que no las había y el agredido no podía utilizarlas contra el agresor. Así se inició en marzo de 2003 una guerra que en casi seis años ha causado más de 700.000 muertos iraquíes y más de dos millones de refugiados. Cuando el periodista iraquí Al Zaidi lanzó sus zapatos a Bush estaba incumpliendo con su deber profesional y al mismo tiempo estaba haciendo un buen negocio personal. Negocio extensible al fabricante de zapatos, un turco que ya ha recibido pedidos de 300.000 pares. El modelo se llamaba código 271. No era el Colt 45 de los viejos pistoleros del Oeste, sino un vulgar código 271, lo más parecido a un arma de destrucción masiva encontrado por el presidente Bush en Iraq. Un arma moderna para la protesta masiva.

Violencia en Navidad

Ignacio Martínez | 27 de diciembre de 2008 a las 14:13

 

Es Navidad. Un golpe de estado en Guinea Conakry ha puesto en el poder a otro dictador, el joven capitán Musa Dadis Camara, que sustituye de facto al general Lasana Conté, muerto a los 74 años después de 24 al frente del país. Guinea Conakry está en la panza de África, debajo de Mauritania, Senegal y Guinea Bissau, y antes de Sierra Leona, Liberia y Costa del Marfil, esta dejada de la mano de dios. Países cantera de inmigración ilegal hacia Canarias. Guinea Conakry está en el puesto 113 del mundo en PIB per cápita: 33 veces menos que España. 

Es Navidad. Israel vuelve a bombardear Gaza. En teoría son edificios de Hamas. Pero están en zonas residenciales, con lo que también sufren las consecuencias vecinos y familiares. En la práctica es atacar población civil indefensa. 120 muertos. El terrorismo de Hamas es condenable. El que un Estado ‘democrático’ se comporte como los terroristas es doblemente condenable.

Es Navidad. La CIA está dispuesta a lo que sea con tal de ganar amigos en Afganistán: desde construir escuelas a regalar viagra a los señores tribales locales. Esta es la parte divertida de una guerra que se está perdiendo.

 

[caption id=”attachment_863″ align=”aligncenter” width=”400″ caption=”El ataque del sábado 27 de diciembre de Israel contra Gaza ha causado más de 270 muertosEl ataque del sábado 27 de diciembre de Israel contra Gaza ha causado más de 270 muertos

”Guinea

Juntos podemos

Ignacio Martínez | 25 de diciembre de 2008 a las 14:40

 

El discurso de Navidad del Rey podría resumirse en una frase del estilo del ‘Yes, we can’ del presidente Obama. Juntos podemos. Dijo en realidad “juntos podremos”, cuando hablaba de la crisis económica y financiera y ofrecía una receta que suena al “sangre, sudor y lágrimas” de Churchill. Don Juan Carlos sostiene que hace falta realismo, rigor, ética y mucho esfuerzo. Habría que añadir que las fuerzas políticas deben olvidarse de su deporte favorito: el sectarismo partidista. El Rey también lo subraya cuando pide consenso y coordinación en la acción exterior, para abrir mercados a nuestros productos. Y no olvida parte alguna del mundo: Europa, Estados Unidos, Iberoamérica, el Meditarráneo, África, Asia.

Se puede, tirando del carro en la misma dirección. Habla el Rey de una España moderna, unida, solidaria y diversa. Lo único cierto es lo último; porque no creo que este país sea todavía moderno y desde luego el juego cada vez más fuerte de las autonomías está hipotecando la unidad y solidaridad interior. Su pasaje sobre ETA es impecable: “Nuestros derechos y libertades no pueden ser violados o amenazados por los profesionales del terror”.

A los nacionalistas vascos y catalanes no les ha gustado el discurso. Tampoco al nuevo jefe de Izquierda Unida. A mi, sí.