Archivos para el tag ‘Anguita’

Se echa de menos al PSA

Ignacio Martínez | 5 de diciembre de 2012 a las 10:27

Se echa de menos a los andalucistas en la política andaluza. En el Parlamento regional, más aburrido que nunca, dedicado en cuerpo y alma a la defensa o ataque al Gobierno central. El cuarto actor de la vida parlamentaria desde 1982 a 2008 parecía destinado a mayores gestas en los 70, cuando marcaba el paso a los demás. Tanto, que Julio Anguita lo reconocía en este diario en marzo: “No tengo empacho en decir que el PSA nos hizo andalucistas”. Pero Escuredo, un presidente carismático, embarcó al PSOE en una empresa de la que recelaba al principio y de la que se benefició electoralmente después. Y los andalucistas se quedaron sin bandera.

En 1977 eran un partido extraparlamentario. Pero fueron los primeros en pedir una manifestación pública pro autonomía, que después fue convocada por la asamblea de parlamentarios. Un año después, el 4 de diciembre de 1978, cuando se firmó el pacto autonómico de Antequera, en el que se pedía “la autonomía más eficaz”, volvieron a reclamar que no fuese la más eficaz sino la máxima que reconocía la Constitución. En fin, como resultado de todo eso, en 1979 sacaron cinco diputados en el Congreso. Los errores en el proceso para desbloquear el resultado del referéndum del 28 de febrero de 1980, con un pacto mal escenificado de Rojas Marcos con Suárez, les dejaron malparados y ya no recuperaron aquella pujanza.

Treinta y cinco años después de la manifestación de 1977, el malagueño Manuel José García Caparrós impunemente asesinado entonces (ya habría cumplido los 54), va a ser reconocido por la Junta como hijo predilecto de Andalucía, y ya casi nadie se acuerda del partido animador de la autonomía andaluza en sus inicios. El más perdurable de los jefes del Partido Comunista en Andalucía, Felipe Alcaraz, lamentaba esto último ayer en un tuit: “Es injusto que no aparezca el PSA a la hora de rememorar el 4D”.
El 4 de diciembre es objeto de nostalgia y de una cierta usurpación. Los socialistas se quedaron con el filón electoral que suponía la nueva administración, que no han compartido nunca, ni en los ocho años de cómoda cohabitación con los andalucistas, ni en el actual bipartito en el que los herederos de Alcaraz tienen poco peso, como ha puesto de manifiesto el resultado de la comisión de investigación de los ERE. Alejandro Rojas Marcos, el líder andalucista, cree que Andalucía está hoy día peor posicionada que en los 70.

Su partido también está peor, a pesar de sus 500 concejales, ausente del Congreso y el Parlamento andaluz. Víctima de sus errores, desde luego, aunque los defectos se suelen perdonar con más facilidad a los partidos grandes. Pero Rojas Marcos, que es un optimista histórico, cree que puede revivir. Sostiene que es el único partido de España que ha continuado tras un desastre electoral. En su caso de varios. No sobrevivieron ni el PSOE de Tierno, ni los doce otros miembros de la Federación de Partidos Socialistas de la transición; ni siquiera el PCE, que se inventó IU…  En cualquier caso, su falta de empuje actual le ha sentado muy mal al conjunto de la región. Sin animador, nos quedamos desanimados.

Un poquito de por favor

Ignacio Martínez | 13 de diciembre de 2008 a las 16:04

 

Los políticos no se cortan. El último en entrar en escena ha sido el fundador de Alianza Popular y presidente de honor del PP. Ha insinuado que habría que colgar a los nacionalistas por sus partes pudendas. Le han dicho de todo menos bonito. Con razón. Fraga acaba de cumplir 86 años y está en el Senado por elección, aunque más bien parece un senador vitalicio. Tuvo un papel decisivo en el período constitucional, que es de agradecer, pero le ha llegado la hora de irse, después de pedir disculpas. Siete años de ministro de Franco, siete meses de vicepresidente y ministro de Gobernación con Arias Navarro entre 1975 y 76, quince años de presidente de Galicia, es lo más señalado de su currículo. Su declaración vino después de la del dirigente de ERC Tardà, que con su ‘muera el Borbón’ puso el listón muy alto. Después de la del alcalde socialista de Getafe, Pedro Castro, que calificó de “tontos de los cojones” a los votantes del PP.

Aznar dijo que le miráramos a los labios, que había armas de destrucción masiva en Iraq. Felipe González también ha participado en el espectáculo en más de una ocasión, como cuando dijo que Aznar y Anguita eran la misma mierda. En fin, he leído el otro día que en la serie ‘Aquí no hay quien viva’, fue el actor que hacía de portero, el cordobés Fernando Tejero, quien inventó la frase que le hizo célebre: “un poquito de por favor”. Los políticos también necesitan algún personaje que se salga del guión y les llame la atención. A todos los citados que están en activo les debería haber costado un disgusto su salida de tono. Disgusto en forma de dimisión.

Como a los parlamentarios vascos. No quieren que pase por Euskadi la Vuelta ciclista a España, pero no les importa que pase el Tour de Francia. Catetos. A los nacionalistas no hay que colgarlos de ningún sitio. Pero habría que regalarles un cheque-tren. Un poquito de por favor…